aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Renace para el metal

Por Natalia Cano| El Universal
Sábado 11 de agosto de 2007
LA BANDA METALERA HABLA DE SU REENCUENTRO, DESPUÉS DEL APARATOSO ACCIDENTE DEL QUE FUE VÍCTIMA

Los integrantes del grupo Agora adoptan esa actitud característica del pueblo mexicano: Se ríen de su propia desgracia. Con gran ironía, estos músicos aseveran que “traemos el metal en las venas”, y literalmente así es, sólo que para llegar a esa actitud sarcástica, el quinteto tuvo que superar las consecuencias de un accidente automovilístico que en definitiva les dejó una gran lección de vida.

Y es que el 10 de junio de 2006, Eduardo Contreras Nat (voz), Sergio Aguilar (guitarra), Daniel Villarreal (bajo), Héctor Barragán (teclados) y Eduardo Carrillo (batería) se dirigían a Chiapas, cuando de repente se convirtieron en víctimas de un aparatoso accidente, en el que estos jóvenes estuvieron a punto de perder la vida.

A casi un año de sucedido ese lamentable acontecimiento, Agora realizó anoche un emotivo concierto en el Hard Rock Live!, en la ciudad de México, para agradecer a todos su admiradores el cariño y la solidaridad prestada durante esos difíciles momentos.

“Parecía como si estuviéramos en una pesadilla. Me daba cuenta de la gravedad de la situación, y sólo esperaba que dentro de todo lo malo, saliéramos vivos”, relata Eduardo Contreras, en entrevista con “La Pared”, al recordar aquel día.

—¿ Es esta nueva etapa una especie de resurrección para Agora?

—Definitivamente, esto es el renacer de la banda. El parar un año, y retomar la promoción de nuestro segundo álbum, Zona del silencio, nos emociona mucho. Creo que aunque estuvimos alejados de los escenarios durante 10 meses, no nos mantuvimos alejados del todo, pues grabamos dos canciones para los tributos a Ángeles del Infierno y Kraken.

—¿Qué experiencia de vida te dejó este lamentable hecho?

—Aprendes a vivir cada minuto de tu vida, en mi caso, aprendí también a caminar, pues me rompí una rodilla, pero creo que sobre todo aprendí a valorar a mi familia, y a vivir con plenitud cada día.

—¿Qué pensaste en ese momento?

—En mi familia, afortunadamente pude hablar con ellos casi inmediatamente, eso me ayudó mucho a mantener la calma.

—Después del accidente que sufrió Agora, algunas agrupaciones de rock organizaron un concierto a beneficio de ustedes, esa fue una prueba de que el rock en México es solidario …

—Es algo increíble porque lo que pasa acá es que el público ha sido muy receptivo, la gente nos ha ayudado muchísimo.

“Hay personas que piensan que porque somos metaleros, somos malos. Encontramos gente que organizaba tocadas, aún sin conocernos, y eso lo agradecemos mucho. Pienso que el rock es solidario con cualquier causa”.

—¿Cómo fue el primer ensayo, después de 10 meses? ¿Hubo lágrimas?

—Fue muy emotivo, no nos acordábamos bien de las canciones, ¡había pasado tanto tiempo! Estuvimos muy cerca de las lágrimas, pero pensamos que ya habíamos llorado lo suficiente, y que entonces ese momento tenía que convertirse en alegría pura, y así lo hicimos.

—¿Cuál es el siguiente paso para la banda?

—Por ahora estamos concentrados en retomar la gira de promoción de nuestro segundo álbum Zona de...; también grabaremos un EP acústico que saldrá a fin de año. Queremos que este material (el EP) sea un puente entre Zona de silencio y el nuevo álbum.

Comentarios: natalia.cano@eluniversal.com.mx



Ver más @Univ_espect
comentarios
0