aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Delirio por Rihanna

J. Fabián Arellano M.| El Universal
Jueves 15 de noviembre de 2012

La cantante inició anoche en México un tour 777 en Plaza Condesa donde se desatara en una euforia colectiva sus seguidores. Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

Sólo un top negro y un short hasta las rodillas del mismo color en el esbelto cuerpo de Rihanna bastaron para que diera inicio al espectáculo. Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

"Coulda been the one" y "Birthday cake" marcaron el inicio de una esperada velada para la que mil 700 asistentes tuvieron que esperar poco más de hora y media para verla cantar. Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

Los fieles de la artista de 24 años correspondieron a la locura brincando y cantando en un spanglish que poco importó para el eufórico momento. Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

La intérprete de "Umbrella" se mostró contenta por el buen arranque de su gira y al interpretar "Talk that talk" se despojó de unas gafas oscuras que, junto a una bata de boxeador, completaban el atuendo que eligió para su presentación. Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

El show de 70 minutos estuvo conformado por 25 canciones, entre ellas dos de su nuevo disco: "Diamonds" y "Fresh Off The Runway" y sus éxitos. Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

Al finalizar el concierto de la Ciudad de México, la cantante tomaría un vuelo con destino a Toronto, donde cumplirá la segunda fecha en siete días que planeó para continuar en Estocolmo, París, Berlín, Londres y concluir en Nueva York el próximo 20 de noviembre, día en que lanza su nueva producción. Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

Delirio por Rihanna

COREOGRAFÍA. La intérprete realizó sensuales pasos de baile que provocaron la euforia de sus fans en el Plaza Condesa. (Foto: AGUSTÍN SALINAS EL UNIVERSAL )

La cantante inició anoche en México un tour de siete días y siete países

josue.arellano@eluniversal.com.mx 

Sólo un top negro y un short hasta las rodillas del mismo color en el esbelto cuerpo de Rihanna bastaron para que la gritería en el Foro Plaza Condesa se desatara en una euforia colectiva que marcó el inicio del tour 777 de la polémica cantante.

Una “R” en azul metálico al fondo del escenario brilló con intensidad a las 22:33 horas. El show estaba por comenzar y el delirio ya era total.

“¡Vamos, México! Yo sé que ustedes aman esta canción”, dijo la intérprete de “Umbrella” antes de “Talk that talk” , tema con el que se despojó de unas gafas oscuras que, junto a una bata de boxeador, completaban el atuendo que eligió para su presentación de anoche en la Ciudad de México.

“Coulda been the one” y “Birthday cake” marcaron el inicio de una esperada velada para la que mil 700 asistentes tuvieron que esperar poco más de hora y media para verla cantar.

“Ciudad de México, esto es la locura; éste es el primer show del 777 tour y es impresionante porque había pasado un largo tiempo después de mi primera vez aquí. La siguiente canción espero sea tan especial para ustedes como para mí”, anunció.

“Wait your turn”, “Man Down”, “Only girl” y “Disturbia” continuaron la presentación de la estrella del pop, quien en sus coreografías mostraba movimientos sensuales, tocando su cadera y sus entrepiernas.

Los fieles de la artista de 24 años correspondieron a la locura brincando y cantando en un spanglish que poco importó para el eufórico momento.

Entre los fans había travestis y mujeres que emulaban a su ídolo como pelucas magenta, platino y azul, siguiendo atentos coreografías que sus dos coristas marcaban.

Entre el público que se unió al delirio de la artista se encontraban Eiza González, Paty Cantú y Betty Monroe.

El show de 70 minutos estuvo conformado por 25 canciones, entre ellas dos de su nuevo disco: “Diamonds” y “Fresh Off The Runway” y sus éxitos.

Al finalizar el concierto de la Ciudad de México, la cantante originaria de Barbados tomaría un vuelo con destino a Toronto, donde cumplirá la segunda fecha en siete días, que planeó para continuar en Estocolmo, París, Berlín, Londres y concluir en Nueva York el próximo 20 de noviembre, día en que lanza su nueva producción Unapologetic.

Lo que sea por Rihanna

Para entrar al primer concierto del tour 777 de Rihanna, se necesitaba sólo una cosa: suerte. La fortuna fue lo que estuvo de lado de Yadhira Valladares, quien tuvo que esperar cuatro horas a las afueras del Foro Plaza Condesa para acceder al show de la ex novia de Chris Brown.

“Mi hermano es fan de ella y me dijo que iban a regalar boletos a quienes llegáramos temprano. Estamos desde las 2:00 de la tarde y hace una hora salieron a repartir pulseras”, comentó la joven que lucía una peluca con tonos morados y platinados.

Para Gamaliel Fernández, el proceso fue diferente. Llamó a la estación de radio Oye! hasta que el dedo le dolió, pero su esfuerzo valió la pena.

“Yo estuve en su tour hace tres años en el Palacio de los Deportes y no me podía perder este gran evento. La sigo desde que empezó y yo era un adolescente. Estoy emocionado porque al final de cuentas valió la pena estar cinco días pegado al teléfono y escuchando una estación que ni me gusta”.

Una larga fila de fans de la polémica cantante se extendía por toda la calle de Nuevo León, hasta Campeche, en la colonia Condesa, para tener acceso al show, limitado a menos de 2 mil personas y que marca el inicio de su gira con la que celebra siete años de carrera y con la que estrena su séptimo álbum de estudio.



Ver más @Univ_espect
comentarios
0