aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Lo que siempre quiso saber de Avándaro

Pepe Návar y Nayeli Durand| El Universal
Sábado 10 de septiembre de 2011
Lo que siempre quiso saber de Avndaro

CELEBRACIÓN. Hoy habrá un concierto conmemorativo en el Circo Volador. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Luis de Llano y Armando Molina, organizadores del evento, revelan secretos del festival Rock y ruedas

[email protected]

Para conmemorar el 40 aniversario del Festival de Rock de Avándaro con que se satanizó durante 15 años al rock mexicano, Armando Molina (el encargado de escoger a los grupos musicales participantes de aquel 11 de septiembre del 71), publicará el libro Lo que no se dijo y lo que no se había dicho de Avándaro, que promete ser mejor que el Nosotros, de Humberto Rubalcaba; el Yeah, Yeah, Yeah de varios autores, y el Avándaro, de Luis Carrión.

En el libro se cuenta cómo, por ejemplo, se repartió el dinero del presupuesto (40 mil pesos) que había para los grupos. En un principio iba a ser el pago para Javier Batiz y la Revolución de Emiliano Zapata (que, a la mera hora, quedaron fuera).

“De ahí —cuenta Armando Molina— primero se pensó en repatirlos entre cuatro grupos, pero al final el dinero quedó entre 12 bandas, de a tres mil cada una: Dug Dugs, Epílogo, La División del Norte, Tequila, Peace & Love, El Ritual, Bandido, Los Yaki, Tinta Blanca, El Amor y el Three Souls in my Mind.

Molina revela que, además, algunos grupos llegaron, tocaron y no cobraron: La Sociedad Anónima, Los Souls Masters, Zafiro, La Fachada de Piedra y La Ley de Herodes.

En el libro se cuentan otras anécdotas: la encuerada de Avándaro, el sorteo para ver quien abría y cerraba, los problemas de producción e iluminación (se quedaron por un rato con un foco de 60 watts en el escenario).

Para conmemorar los 40 años, hoy en el Circo Volador, Molina orquestará un homenaje a las estrellas del Festival, con músicos que estuvieron y otros que nunca llegaron, pero que lo intentaron.

Otro organizador del evento, Luis de Llano, tiene su propia visión de aquel día y revela, en entrevista, que el concierto fue totalmente ajeno a las manifestaciones políticas.

“Era increíble que cuando de repente los chavos sacaban alguna pancarta sobre problemas de 68 o el mismo 71, la gente no lo quería, la gente quería otra cosa, quería música”

En este contexto, el actual productor de telenovelas explica la trascendencia del evento: “Nosotros pensábamos que iba a ser una reunión de cinco o 10 mil personas máximo. Fue la primera vez que se reunían chavos de todas las clases sociales en un entorno en el que no hubo violencia, no hubo atracos ni violaciones.

“Y sobrevivieron durante tres días compartiendo en la lluvia y el fango; aquello fue un intento por tener una identidad”, asegura.

 

 



Ver más @Univ_espect
comentarios
0