aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“México debe ver ‘Presunto culpable’”

Carolina García| El Universal
Viernes 18 de febrero de 2011
Mxico debe ver Presunto culpable

DOCUMENTAL. Narra la historia de Antonio Zúñiga, un hombre preso por un crimen que no cometió. El filme se estrana hoy. (Foto: CORTESÍA Y ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Todo México tiene que ver esta cinta “porque es momento de generar un cambio desde la sociedad civil”, asegura Nicolás Vale, productor asociado de Presunto culpable, película que desnuda al sistema judicial mexicano a través del caso de Antonio Zúñiga Rodríguez, quien fue declarado culpable por un homicidio que no cometió

[email protected]

Todo México tiene que ver esta cinta “porque es momento de generar un cambio desde la sociedad civil”, asegura Nicolás Vale, productor asociado de Presunto culpable, película que desnuda al sistema judicial mexicano a través del caso de Antonio Zúñiga Rodríguez, quien fue declarado culpable por un homicidio que no cometió.

El documental, laureado en el Festival de Cine de Londres, en el Festival Internacional de cine de Morelia, en el Festival de Cine de Los Ángeles 2010, se estrena en las salas de cine del Distrito Federal, Guadalajara, Monterrey y otras ciudades del país.

Bajo el lema “En México, no basta ser inocente para ser libre” un grupo de abogados del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y los productores Martha Sosa, Yissel Ibarra y Nicolás Vale, promocionan el filme que relata los vicios y desperfectos del sistema judicial mexicano.

¿Cómo surgió la idea de “Presunto culpable”?

Inició como una investigación de Roberto Hernández y Layda Negrete como investigadores del CIDE; tenían 10 años recopilando datos sobre el sistema de justicia. En una de sus investigaciones hicieron una experimento, donde a través de videograbaciones a presos se dieron cuenta de que había un porcentaje significativo de inocentes o presuntos inocentes, lo difundieron y salió una persona de la cárcel. A partir de ahí muchos presos se dieron a la tarea de buscarlos. Uno en particular fue el caso de Antonio, quien buscó a Roberto y Layda para encontrar ayuda hasta que los encontró. Ellos se interesaron en el caso. En realidad estaba basado en una investigación y poco a poco se fue dando esto en un documental.

¿Qué revela “Presunto culpable” del sistema Judicial?

Que está podrido, que está fracturado, que es irracional. No, no pongas podrido está muy feo eso, que sí es cierto, pero... (ríe). Es una vergüenza.

¿Cree que esta cinta contribuirá con el sistema de justicia?

Por supuesto. Es el momento en que la sociedad civil tenga una acción decidida, pero sobre todo para que se cambien los procesos judiciales. Con este tema no queremos culpar a una persona en específico, no queremos culpar a un juez, magistrado o abogado, porque no se trata de una persona, se trata de todo un sistema.

Lo que es importante es cambiar los procedimientos, por ejemplo, que haya una policía que investigue realmente, que haya la participación del juez enfrente de la víctima, porque en el 96% de los casos, y este es un dato impactante de la película, las víctimas no ven a un juez. Además, la Policía Judicial no tiene ni procesos certeros ni metodología de investigación, y eso es lo que tenemos que exigir. También que se videograben todos los juicios.

¿Por qué cree que este detalle es fundamental para un juicio?

Porque de esa manera no hay posibilidad de que te hagan una trampa, de que te digan que las cosas son de una manera y no como realmente fueron. Que tu declaración esté registrada en un video y por otro lado porque la imagen también pudiera llegar a ser considerada en la toma de una decisión.

No podemos decir que es una prueba, pero como un elemento del juicio.

 

¿Qué fue lo más difícil para hacer esta cinta?

Esta película tiene estrella, ha sido una consecución de causalidades y cada paso que hemos dado se ha convertido en una sorpresa más. Lo más importante de esta película es que Toño tuviera el valor, el valor de Antonio Zúñiga Rodríguez por exponer su caso, por levantar la voz y decir ¡ya basta!, y esto es lo que hace de este proyecto algo extraordinario.

En el proceso de realización de la película, ¿hubo amenazas?

No me gustaría responder esta pregunta. No tengo los detalles. Yo en específico nunca tuve ninguna intimidación.

Antes de esta película, ¿estaba familiarizado con el proceso judicial como cineasta?

Pues Roberto y Layda son abogados penalistas, pero nosotros no, yo soy productor de cine y no tengo ninguna autoridad para hablar de esos temas legales.

Nosotros lo que hicimos fue darle la narrativa y encontrar los elementos para que esto se contara de una forma dramática... y por otro lado, encontrar los canales de difusión y armar el equipo para que la película se pueda ver.

¿Éste es un trabajo costoso?

Costoso de esfuerzo, de años de trabajo y de buscar recursos de fundaciones.

 

¿Tiene pensado seguir con esta temática o hará un género diferente?

Específicamente estoy haciendo proyectos con una temática clara, que es aliviar la pobreza. Es importante generar una conciencia sobre cómo vivimos en una iniquidad para tratar de cerrar esas brechas.

Lo más importante es que todos vayamos a ver la película. Todo México tiene que ver esta cinta porque es momento de generar un cambio desde la sociedad civil.

 



Ver más @Univ_espect
comentarios
0