aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Entrevista. Policía española triunfa en las redes

Ana Anabitarte Corresponsal| El Universal
Martes 09 de septiembre de 2014
Un periodista es responsable de la estrategia en internet, que ha acercado a la institución a la gente

MADRID.— Carlos Fernández Guerra (Madrid, 1974) no es policía, ni viste como tal. Ni siquiera es funcionario ni ha aprobado ninguna oposición. Sin embargo, trabaja en la Policía Nacional española. Es el único miembro de la dependencia que no es un oficial policial.

Es periodista y responsable de estrategia en redes sociales (principalmente Twitter, Facebook y YouTube) en el gabinete de comunicación de la policía. Pero sobre todo, es el artífice de que la cuenta de Twitter @policia tenga casi un millón de seguidores y se haya convertido es la más seguida, por delante incluso del FBI estadounidense. Un caso de éxito que ha sido tomado como ejemplo en algunos países del mundo, adonde él mismo viaja para impartir conferencias.

En entrevista con EL UNIVERSAL Fernández Guerra cuenta el modelo de éxito que ha implantado. Dice que se basa en lograr cercanía con la gente, reconoce que lo más difícil es encontrar el lenguaje adecuado y asegura que la colaboración ciudadana a través de las redes sociales ha sido “impresionante y gracias a ella se han logrado numerosas detenciones”.

“En marzo del 2009 lancé la cuenta de @Policia. Yo era usuario de redes sociales y le veía potencial para la comunicación con periodistas e instituciones. Nos limitábamos a colgar fotos y notas de prensa. Pero a los 10 mil seguidores me di cuenta de que muchos no eran ni representantes de medios de comunicación ni de instituciones, así que decidí dirigirme a otro público. Pensé que debíamos ser útiles no sólo para los periodistas, sino también para la gente.

“Cambiamos el planteamiento, el enfoque, el tono, los objetivos, y gracias al apoyo del nuevo director de la policía que llegó en el 2012, ahora hemos llegado casi al millón de seguidores, superando al FBI. Somos la cuenta de seguridad más seguida en el mundo”, dice.

El objetivo es aportar información de servicio público, concienciación y prevención. Pero también mostrar la actividad de la Policía Nacional, reforzar los objetivos de comunicación, y la enorme vinculación con la gente. Y ser un canal de atención al internauta, potenciar la colaboración ciudadana, y aplicar la innovación para afrontar los retos de seguridad del futuro.

Uno de los cambios fue el lenguaje utilizado. “Nos dirigimos a un público muy joven, en su gran mayoría de entre 15 y 35 años, así que el lenguaje es más llamativo, más impactante. Muchas veces los policías me piden más rigor, más formalismo, pero los mensajes impactantes tienen más éxito, siempre con el objetivo de la prevención y la concienciación, y de ser útiles a la gente. Y muchas veces utilizando el sentido del humor”, dice.

Algunos de los mensajes en la red social son: “Si el whatsapp se ha caído ¡Respira! ¡No es el fin del mundo! ¡Podemos! Como contra los narcos: mientras, envía info a [email protected]”. “¡Los medicamentos no son caramelos! Más de la mitad de los que se venden en Internet son falsos! ¡No juegues al Candy Crush con tu salud! y “Desde tu primer amor, no permitas que te falte al respeto. DI NO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO, desde la adolescencia”.

Las cifras hablan por sí solas. Y también los éxitos policiales gracias a la colaboración ciudadana a través de las redes sociales que Fernández Guerra define como “impresionante”.

“No sólo tenemos muchos seguidores en Twitter. La colaboración ciudadana aportada por los usuarios a través de Facebook o de YouTube o enviando mensajes es enorme y de enorme valor para la Policía. En especial en cuestiones como el narcotráfico, la lucha contra la ciberdelincuencia y la pornografía infantil, los delitos contra la intimidad, la lucha contra la explotación sexual; la localización de varios fugitivos o delitos tan absurdos como la de un joven que exhibía su conducción criminal en redes sociales. De hecho muchas detenciones se han producido gracias a los ciudadanos. Incluso gracias a denuncias de ciudadanos se ha capturado a peligrosos narcotraficantes”, cuenta.

Un caso fue el de la detención de 29 personas que viajaban en un barco cargado con droga que llegaba al puerto de Barcelona. Se incautaron 277 kilos de cocaína que iban introducidas en pieles de vaca. Bastó un chivatazo a través de un correo para detener a toda la organización. Otras veces es a través de un correo electrónico a [email protected], como ocurrió hace apenas unos días, en que la policía incautó tres toneladas y media de hachís en un barco que se encontraba amarrado en un muelle ubicado en una turística playa de Cádiz (sur de España). Otro caso muy significativo fue el del accidente de tren en Santiago de Compostela (Galicia, norte de España) en el que murieron un centenar de personas. Gracias al llamado que hizo la Policía Nacional en redes sociales y en especial en Twitter se consiguió mucha sangre.

Fernández Guerra da datos como que en los dos últimos años se recibieron 16 mil correos electrónicos gracias a los cuales hubo 500 detenciones. “Educamos para que la gente denuncie, pero no a través de las redes sociales, sino a través de mensajes privados. Si han sufrido una violación, o un maltrato, o son testigos de algún acto delictivo. Y les contestamos a través de un mensaje privado”.



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0