aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Entrevista. "Rusia se levanta, ya no es la de hace 20 años"

Eduardo Mora Tavares| El Universal
Lunes 31 de marzo de 2014
<b>Entrevista.</b>

ARGUMENTO. El diplomático muestra imágenes de las protestas en Kiev que causaron la caída del presidente ucraniano Viktor Yanukovich en febrero pasado. (Foto: )

Eduard Malayán, embajador de Rusia en México. La estratégica península del Mar Negro ha sido parte de Rusia desde 1783, asegura el diplomático

Un diplomático experimentado, de 67 años, que lo mismo trató con el presidente estadounidense Richard Nixon en los 70s que con el secretario de Estado de EU, James Baker, tras el colapso del comunismo en Europa, en los años 90, Eduard Malayán, embajador de Rusia en México, dice con firmeza, comentando los sucesos de Ucrania y Crimea, que su país recuperó su condición de superpotencia. “Rusia ya no es lo que era hace 20 años... Rusia se está levantando”, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL.

En seguida, una síntesis de la conversación:

¿Cuál es el valor de Crimea para Rusia?

Empecemos por el hecho de que Crimea es parte de Rusia desde 1783. Cuando se habla de si Crimea pertenece a un país u otro, aclaremos el hecho que 22 siglos atrás, era parte de Grecia. Luego, en los tiempos medievales la invadió el imperio otomano. Hubo varias guerras y Crimea se rindió a Rusia. Allí quedó la sangre de millones de rusos. Los rusos también dejaron su sangre en la Guerra de Crimea (1853-1856) y la Segunda Guerra Mundial... En 1954, Nikita Jruschev regaló Crimea a Ucrania para conmemorar la unión de Ucrania a Rusia. Hay que recordar que todo era la gran familia de la Unión Soviética.

¿Por qué lo hizo Jruschev?

Hay tres versiones. La primera es que Jruschev siendo ucraniano hizo un regalo a su patria chica. La segunda es que la organización del Partido Comunista en Ucrania era la más grande de toda la URSS y Jruschev que apenas llegaba al poder, tras la muerte de Stalin, tenía que reafirmar sus posiciones y necesitaba el respaldo del Partido Comunista ucraniano. Una tercera versión es que Jruschev había sido líder del partido en Ucrania en los años 30 de represión y él había sido uno de los autores de la iniciativa de estas represiones en Ucrania... Se sabe de su carta a Stalin donde pedía permiso para matar a 25 mil personas.

¿Qué va a pasar con las minorías de Crimea?

Primero, Crimea tendrá su propio parlamento. Se ha creado un distrito federal separado de Crimea. Allí el presidente ruso ofreció que haya tres idiomas oficiales: ruso, ucraniano y tártaro. Segundo, ofreció medidas que amplían dramáticamente la autonomía. En cuanto a los ucranianos que viven ahora en Crimea, se les ofreció hacerse ciudadanos rusos; a los militares se les ofreció seguir sirviendo en el ejército ruso, y si no quieren pueden seguir viviendo en Crimea o volver a Ucrania.

Los acontecimientos en Ucrania han creado la mayor crisis internacional entre Estados Unidos, Europa y Rusia desde los tiempos de la Guerra Fría. ¿Por qué ocurrió? Occidente dice que la anexión de Crimea fue bajo la presión militar y es ilegal.

En primer lugar, nuestras tropas estaban en Crimea según el convenio con las autoridades ucranianas. En Crimea ha estado la base naval del Mar Negro y es el único puerto cálido, que no se congela (de Rusia). Las autoridades ucranianas se daban cuenta de ello y nos dejaban tener allí nuestras tropas, más todavía se había acordado tener allí 20 mil soldados, pero siempre había menos, ahora había allí 16 mil soldados... En segundo lugar, si hablamos de los principios del derecho internacional... nuestras acciones están absolutamente apegadas al derecho internacional.

¿Cuál era la preocupación de Rusia con respecto a la cercanía de Ucrania con la UE?

Primero, la elección de Ucrania de estar con Europa, es una decisión de la gente y lo tiene que mostrar en mayo, cuando tengan lugar las elecciones (presidenciales)... Pero nosotros estamos por la neutralidad de Ucrania, desde el punto de vista militar y político.

En cuanto a sus relaciones económicas, estamos totalmente convencidos de que se pueden disparar ellos mismos, porque la mayor parte de su economía está orientada al mercado ruso, sobre todo de la parte industrial del sureste de Ucrania. Tarde o temprano, las relaciones económicas se van a ver afectadas. Sin hablar de que ellos viven de nuestro gas y petróleo.

¿Por qué Rusia quiere que Ucrania sea neutral?

Cuando cayó el muro (de Berlín), se escucharon muchas promesas, primero que la OTAN se quedaría donde estaba, que no se construirían defensas antimisiles. Yo mismo estuve en las negociaciones cuando el secretario de Estado de EU, James Baker, estaba hablando de ello, y más todavía le podría decir que se negociaba que en Alemania no habría ningunas armas porque así se rompía el equilibrio militar y político, y pues claro que el acercamiento de la infraestructura militar de la OTAN no puede más que molestarnos. Porque la OTAN no es una casa de amistad o cultura. Es una organización militar.

¿El presidente Barack Obama describió a Rusia como una potencia regional, qué piensa de eso?

Yo lo dejo a su conciencia. Yo quisiera ser un poder regional teniendo el territorio más grande del mundo, situado a la vez en Asia y Europa, teniendo salida a los océanos del Norte y del Pacífico, teniendo el mismo potencial nuclear que el país que nos considera un poder regional... Muchas veces no se quiere aceptar la realidad y la realidad es que el mundo ahora no es bipolar, como había sido antes de 1991, y más todavía el mundo no es unipolar, como alguna gente quisiera verlo; el mundo es multipolar.

¿Rusia ha recuperado la condición de superpotencia?

Sí, yo podría confirmar sus palabras. Ya no es lo que era hace 20 años, ni desde el punto de vista político, ni de la economía, ni de la cultura. Rusia se está levantando, no quisiera decir que ya hemos resuelto todos los problemas, tampoco que la gente vive igualmente bien como en Estados Unidos o Suecia, pero nuestro país se está desarrollando de una manera muy activa, no hay ninguna duda de que la gente tiene una vida mejor... Ahora se habla de la popularidad del presidente Vladimir Putin. Expliquémoslo por los eventos de Crimea. El 91% de todo el país respalda lo que se ha hecho. ¿Quién en el mundo occidental tiene esta popularidad y por qué lo siguen eligiendo? Porque ven que es un líder que sabe qué hacer y a dónde llevar a su país.

Y una cosa más le voy a decir, una Rusia poderosa no es del agrado de todos. Nos hace falta una Rusia poderosa y si todo el mundo gana con ello, nosotros nos alegraremos. No hay un país en el mundo que pueda resolver solo los problemas globales. Seremos una potencia regional, pero ¿quién va a resolver el asunto de Siria, de Irán, quién va a ayudar a Occidente en el problema de Afganistán, quién va a resolver el problema de Corea del Norte?

¿Las sanciones que han impuesto Estados Unidos y la Unión Europea, qué impacto tienen en Rusia?

Las sanciones siempre son un arma de doble filo. Mantenemos el derecho de tomar sanciones en contra... No hay que olvidar que las sanciones golpean a las dos partes. Por eso hay que pensar muy bien qué tan lejos se quiere ir porque la economía mundial ya está en crisis.

¿Una Rusia poderosa de qué manera puede traer beneficios al mundo, a la comunidad mundial?

Cuando tú estás bien, tus amigos se sienten bien, y cuando tu casa está bien, todos están bien. Entenderá que podemos invertir más en otros países, podemos ampliar las relaciones culturales... Pero ser un país poderoso no quiere decir dominar, eso quiere decir respetar a los socios, si se ha dado cuenta, un boxeador fuerte nunca intenta machacar a su rival, noquearlo, él piensa y tiene su táctica, una dignidad, un señorío, esto es el poder, ser un miembro digno de la comunidad internacional.

¿A eso aspira Rusia?

Lo más importante es que se nos perciba así, se nos entienda así. Más todavía que las reglas sean iguales para todos, que no haya estándares dobles... Si me pregunta si es posible el restablecimiento de la URSS, si el presidente Putin busca ampliar al máximo las fronteras de la URSS, puedo decirle que no; esto ya es imposible. Sí hay cierta nostalgia de que todo fue distinto en la URSS, pero es un sentimiento normal, humano. Y no todos lo tenemos.

No hay vuelta atrás, pero ¿hay vuelta a la geopolítica zarista?

Primero, ante todo, no se debe poner en duda el lugar de Rusia en la arena mundial... El papel geopolítico de Rusia va a seguir así como ha sido siempre. Este papel geopolítico se determina por varios elementos, y estos son: el potencial militar, el económico, su posición geográfica, los logros en la cultura y la ciencia, y por algo tenemos una organización que se llama G-20. Allí están 20 países líderes del mundo, que determinan el panorama de hoy.



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0