aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




"Los traficantes eliminan bosques"

José Meléndez Corresponsal| El Universal
Martes 18 de marzo de 2014

SAN JOSÉ.— Un corredor del contrabando de drogas en el Caribe de Mesoamérica que se extiende de Panamá a la frontera de México con Texas, Estados Unidos, enfrenta el riesgo de convertirse en una versión actualizada del “salvaje oeste” por la acelerada penetración de las mafias del narcotráfico, que destruyen las remotas y grandes extensiones de bosque y alteran las rutinas de subsistencia de las comunidades indígenas, advirtió un conjunto de informes científicos revelados ayer en Costa Rica.

Los textos fueron elaborados por las organizaciones Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques y Programa Salvadoreño de Investigación sobre Desarrollo y Medio Ambiente (PRISMA), en asociación con universidades de EU y ONG de México y Centroamérica.

“En los últimos cinco años las bandas del crimen organizado han abierto nuevas rutas para el tráfico de drogas, en un corredor a lo largo del Parque Nacional Darién, en Panamá, y que llega hasta la ‘porosa’ frontera que separa a México de Texas, dejando en su camino un rastro de violencia, usurpación y daños en los bosques”, precisó el estudio.

Las tasas de deforestación en Honduras, Guatemala y Nicaragua “han estado entre las más altas” del mundo y se concentra en las tierras bajas del Caribe en el Corredor Biológico Mesoamericano, “una región de excepcional biodiversidad de importancia mundial”, subrayó el reporte.

“Los traficantes están eliminando los bosques para convertirlos en pistas de aterrizaje y establecer fincas y ranchos para agricultura y ganadería”, de acuerdo con una de las coautoras del informe Kendra McSweeney.

PRISMA aseguró que en Guatemala existen “tierras de nadie” en la zona de El Petén, fronteriza con México. En Panamá y en Colombia, jóvenes sin empleo de las etnias Emberá y Wounaan son reclutados por el narcotráfico.



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0