aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Editorial EL UNIVERSAL

Estado sin funcionarios

Inspiración en el interés público, responsabilidad, búsqueda de la verdad, de permanente justicia y del cumplimiento de los derechos humano ...





EDITORIALES ANTERIORES

    Escucha al autor

    26 de abril de 2010

    Desde hace ya algún tiempo es común encontrar varios municipios del país sin jefes policiacos. Ser un guardián honesto en esas zonas es peligroso, así como también lo es aliarse con algún grupo criminal. Por eso es común ver que las autoridades de seguridad se hacen a un lado y optan por convertirse en funcionarios sin peso real. Lo preocupante ahora es que eso podría pasar con los políticos. El asesinato del dirigente estatal del PT en Guerrero, ocurrido ayer, parece una señal en ese sentido.

    Hace menos de un año, también en Guerrero, fue asesinado el perredista Armando Chavarría Barrera, presidente del Congreso del estado. Se le perfilaba como candidato a gobernador. Adolfo Espinoza Ojendis, dirigente del PRD en Copanatoyac, también en esa entidad, fue ejecutado hace tres meses. En ese contexto, junto con decenas de ejecutados cada día y periodistas amenazados de muerte, es que el estado tendrá elecciones para renovar la gubernatura el próximo año.

    El panorama no es más alentador en otras regiones como Chihuahua. En ocho municipios de esa entidad, por miedo al narcotráfico, nadie se presentó para registrarse como precandidato a presidente municipal por el PAN, según informó ese partido hace un par de semanas. El año pasado el alcalde de Ciudad Juárez, José Reyes Ferriz, tuvo que huir junto con su familia hacia Estados Unidos luego de recibir amenazas de muerte, las cuales regresaron apenas hace unos días.

    Michoacán, Tamaulipas, Nuevo León, Morelos, Durango, Sonora, Tabasco, Veracruz y Quintana Roo. En dichos estados son cada vez más los municipios sin autoridad, donde los narcotraficantes son quienes en verdad mandan.

    Bajo esas circunstancias, ¿quién, sin intereses directos con el crimen organizado, querrá jugarse la vida en la búsqueda de un cargo de elección popular? No es que no exista algún valiente honesto; sin embargo, cualquier profesionista medianamente honrado y con una familia lo pensará varias veces, sobre todo si sabe que no cuenta con apoyo estatal —por negligencia o complicidad— ni federal, porque la PGR bien lo podría acusar de “corrupto” sin tener las pruebas para ello.

    Hay una peor opción: la apuesta del alcalde de San Pedro Garza García, de crear guardias ilegales para garantizar la “paz” —probablemente ligadas al narco—, sólo entrega más poder a los delincuentes.

    De seguir así nos dirigiremos hacia una sociedad indefensa con políticos sin poder real o con narcos como los únicos sin riesgo de presentarse como candidatos. No debemos permitirlo.



    EDITORIAL ANTERIOR
    Editorial EL UNIVERSAL Un Hoy No Circula más justo


    PUBLICIDAD.