aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Esteban Moctezuma Barragán

¿Cuál PRI regresaría?

Presidente Ejecutivo de Fundación Azteca. Presidente del Compromiso Social por la Calidad y Equidad Educativa. Secretario de Gobernación dura ...

Más de Esteban Moctezuma Barragán



ARTÍCULOS ANTERIORES


    Ver más artículos
    Escucha al autor

    05 de marzo de 2010

    Las encuestas sobre candidatos a la presidencia de la República, le otorgan, hoy, el triunfo electoral al Partido Revolucionario Institucional.

    Nos queda claro que no hay un solo PAN, sino que éste se encuentra en un proceso agudo de división y fractura; tampoco un monolítico PRD, caracterizado por estar compuesto por “tribus”; por ello, tampoco existe un PRI, sino fuertes corrientes que se disputan internamente el poder.

    En el sexenio de Miguel de la Madrid, empezó a surgir en el PRI—gobierno un importante grupo de personas calificadas, con visión internacional y una ideología moderna. La administración pública se eficientaba y aparecían nuevos mecanismos de rendición de cuentas.

    Por su parte, muchos de los priístas formados en los postulados de la Revolución Mexicana, se sintieron desplazados, abandonaron las filas del partido, crearon un frente democrático y se unieron a otras fuerzas de izquierda para construir el PRD.

    Ninguna generalización es buena, pero en contraste con los priístas que trabajaban en el PRI-gobierno, o aquellos que hacían política con visión de país y de Estado, algunos otros buscaban hacer una carrera personal al amparo del poder, por el poder, sin interesarse en contribuir al bienestar general y encontraron en el PRI-partido su refugio.

    Cuando Fox concibió la frase “Sacar al PRI de Los Pinos” y la transformó en su programa de acción, sucedieron dos cosas:

    La primera, es que se quedó sin programa para llenar seis años de gobierno porque no tenía otra meta que ganarle al PRI y eso ya estaba concluido.

    La segunda es que sacó al PRI-gobierno pero dejó vivo y fortalecido al PRI-partido. Vivo, porque respiraba frescos aires de libertad y financiamiento público desde la oposición, beneficiándose, paradójicamente, de una reforma electoral diseñada desde el PRI-gobierno. Fortalecido, porque se quedaba con todo el pastel, ya que la mayoría de los priístas que laboraban en el gobierno tuvieron que salir al mercado laboral a ganarse la vida.

    Ellos no podían permanecer haciendo política desde el partido, por carecer de recursos económicos para mantener a sus familias sin trabajar.

    La máxima hankista hizo estragos en este grupo de mexicanos que no habían querido vivir al amparo de la frase: “un político pobre es un pobre político”.

    De esta manera, Fox sacó al PRI de Los Pinos pero fortaleció al PRI–partido. Dio un contundente golpe a muy buenos cuadros políticos y fortaleció a la vieja guardia. Hirió al nuevo PRI y vitaminó al viejo PRI.

    Hoy, las preguntas relevantes para 110 millones de seres humanos son ¿qué PRI piensa el ciudadano que va a regresar a Los Pinos? ¿Al de Echeverría o al de Carlos Salinas? ¿Al de Zedillo o al de López Portillo? ¿Al de Miguel de la Madrid o al de Lázaro Cárdenas?

    Porque como dice la frase popular “Es lo mismo pero no es igual”

    El PRI en su interior, ¿está haciendo un ejercicio maduro de reflexión y compromiso político para modernizarse y democratizarse? ¿Puede renacer un fortalecido “Nuevo PRI”?

    Esto es más trascendente para México que centrar el análisis solamente en la selección de precandidatos. Lo de fondo hoy es preguntarse ¿Precandidatos para qué? ¿Precandidatos para llevar el país a dónde? ¿Precandidatos para cambiarnos cómo?

    La gran delantera del PRI se refiere al posicionamiento de su imagen. Es momento de que piense seriamente en fortalecer el posicionamiento de su mensaje.

    Hoy, el PRI tiene la oportunidad histórica de dejar en claro que no busca sólo el poder por el poder.

    Porque si el resultado de la elección del 2012 es el regreso del viejo PRI, en el pasado los mexicanos ya no cabemos.

    emoctezuma@tvazteca.com.mx

    Presidente Ejecutivo de Fundación Azteca



    ARTÍCULO ANTERIOR
    Editorial EL UNIVERSAL Un Hoy No Circula más justo


    PUBLICIDAD.