aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Sandra Lorenzano

Las pequeñas voces



ARTÍCULOS ANTERIORES


    Ver más artículos

    01 de enero de 2010

    La violencia creciente en todo el territorio nacional (con y sin narcotráfico de por medio), el retroceso en las legislaciones sobre salud reproductiva, los muertos cotidianos, los 6 millones de “nuevos pobres”, el aumento de la presión de la Iglesia católica sobre las políticas públicas, la corrupción a todos los niveles, los “bonos” estratosféricos de nuestros funcionarios, el calentamiento global y el fracaso de Copenhague, los débiles acuerdos migratorios, etcétera, etcétera. Lo sé, sobran los motivos para el enojo, el desasosiego, la angustia o la decepción en estas fechas. Estamos terminando un año difícil y nada indica que el próximo vaya a ser mejor, a pesar del optimismo de los mensajes oficiales, y de la melcocha navideña. Y sin embargo…

    Permítanme tomarme una “licencia poética” para iluminar aquéllo que no es fácil ver: ciertos espacios de cambio, de solidaridad, de creación que suelen pasar inadvertidos. Los resquicios por los cuales se cuela la resistencia. ¿Qué otra cosa si no resistencia son los relatos que las madres zapotecas cuentan a sus hijos por las noches? ¿Qué otra cosa si no resistencia son los versos completos que en español incorporan los poetas chicanos a sus textos? ¿Y la lucha contra los feminicidios de Juárez?

    Y tantos y tantos gestos con los que nos cruzamos de manera cotidiana, casi sin verlos. Hay quienes hablan de lo “contra-hegemónico”, yo prefiero —como el historiador de origen indio Ranajit Guha— hablar de “las pequeñas voces de la historia”: “Si la pequeña voz de la historia tiene audiencia, lo hará interrumpiendo el cuento de la versión dominante, quebrando su línea del relato y enredando el argumento”. Les propongo escuchar lo que nos dicen algunas de estas voces:

    La casa de los mil colores: se trata de un albergue en el que los indígenas provenientes de cualquier parte del país, que vienen a la ciudad de México a recibir atención médica especializada, pueden alojarse mientras dura su tratamiento.

    Centro Integral de Atención a la Mujer y sus Hij@s: fundado y dirigido por la periodista y activista social Lydia Cacho en Cancún, Quintana Roo, tiene como objetivo brindar apoyo interdisciplinario a mujeres y a sus hij@s víctimas de la violencia doméstica y/o sexual. En este Refugio reciben atención integral de forma gratuita, lo que incluye orientación legal, atención sicológica personalizada, capacitación para el trabajo, asistencia médica y todos los elementos necesarios para que las mujeres opten por una vida sin violencia.

    HIJOS (Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio) México: conformada fundamentalmente por hijos de desaparecidos, exiliados, asesinados y presos políticos de México y América Latina, esta agrupación lucha por la superviviencia de la memoria histórica.

    Nacida en Argentina en 1995, como un espacio donde pudieran discutirse preguntas y respuestas alrededor de la identidad, y luchar por la exigencia de justicia, con el paso de los años, surgieron organizaciones similares o hermanas en otros países del mundo, incluido México.

    Fortaleza de la Mujer Maya (Fomma): se trata de un centro comunitario y grupo teatral formado por mujeres mayas en Chiapas, que se centra en los derechos de las mujeres y los indígenas, alfabetización, supervivencia cultural y educación en español, tzeltal y tzotzil. Fomma utiliza el teatro como instrumento de educación y construcción de comunidad.

    ConArte: es una iniciativa civil que busca contribuir a la transformación de la educación básica en México y en ese sentido, al logro de la equidad, a través del impulso de estrategias nacionales e internacionales orientadas a fortalecer la educación por el arte en las escuelas públicas y, con ello, a abrir cauces al desarrollo de nuevas formas de inteligencia, pensamiento crítico, autoestima, creatividad e innovación entre nuestros niñ@s y jóvenes y especialmente, entre quienes tienen menores recursos y/o necesidades especiales.

    Fábrica de Artes y Oficios: el Faro de Oriente ubicado en una de las zonas más pobres y conflictivas de la ciudad de México, la delegación Iztapalapa ( con más de un millón 771 mil habitantes, 87% de ellos en condiciones de pobreza extrema), fue creado como una propuesta alternativa de intervención cultural. Su objetivo es brindar una oferta seria de promoción cultural y formación en disciplinas artísticas y artesanales a una población marginada física, económica y simbólicamente de los circuitos culturales convencionales.

    Esta mínima selección habla de espacios diferentes, de voces que, al tejer redes de solidaridad, van recuperando nociones que parecieran tan desgastadas como complicidades, ciudadanía, derechos, autonomía, participación… Sé que se cruzan en este tema diversos proyectos, distintas miradas, disciplinas e “in-disciplinas”, pero estar atenta a esas “pequeñas voces” es un reto que sólo podemos aspirar a cumplir a partir de los quiebres, de esos “argumentos enredados” que nos permiten seguir resistiendo.

    No tengo dudas de que cada uno de ustedes podrá sumar a éstas otras voces que nos ayuden a mirar desde una perspectiva diferente el comienzo del nuevo año.

    Escritora



    ARTÍCULO ANTERIOR
    Editorial EL UNIVERSAL Un Hoy No Circula más justo


    PUBLICIDAD.