aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ana María Salazar

¡Gol, gol, gol!

Especialista en temas relacionados con derecho internacional, seguridad nacional, cooperación antinarcóticos, reformas judiciales y conciliac ...

Más de Ana María Salazar



ARTÍCULOS ANTERIORES


    Ver más artículos

    18 de diciembre de 2009

    ¡Gol, gol, gol, goooool para el presidente Felipe Calderón! A punto de finalizar el partido y Calderón en una escapada metió un gol. Los demás actores políticos podrán argumentar lo que quieran, denigrar, cuestionar los motivos y tratar de disminuir la importancia de las diez propuestas presentadas por el Presidente, pero la realidad es que por fin se puso sobre la mesa de discusión cuáles deben de ser las reformas necesarias para buscar cambiar la dinámica de cómo se hace política en esta democracia en transición que es México.

    Puede haber muchas, pero muchas críticas del paquete de iniciativas de reforma política presentada, pero a estas alturas Calderón y el PAN tienen poco que perder (ya han perdido bastante), en cambio el PRI y el PRD tienen largas colas que les pueden pisar los ciudadanos hartos de tanta política irresponsable.

    La mayoría de los ciudadanos cree que hay demasiados legisladores, y que seguramente trabajan poco, ya que son pocos los resultados que pueden presumir. ¿Qué decir de la propuesta que busca aumentar el mínimo de votos de 2% a 4% para que un partido pueda conservar su registro. El solo hecho de presentar una propuesta que incluye la reducción de integrantes de las dos cámaras y el número de partidos es una propuesta brillante, en un año en el que los ciudadanos han tenido que trabajar más horas, han visto cómo incrementa el desempleo y caen los salarios. Aunque hay razones de índole democrática por las cuales se debería mantener el número actual de diputados y senadores, ¿qué político va a ser el valiente que defienda el statu quo sabiendo que corre riesgos que lo quieran linchar en la plaza pública? Gol para el presidente Calderón.

    El problema es que la forma en que se hace política en este momento y el rumbo que está tomando el país es simple y llanamente indefendible. Cualquier cambio, aunque sea un experimento, es mejor que dejar las cosas como están.

    Con el sólo presentar la propuesta, el presidente Calderón ya se anotó un punto a favor en un año en el que ha sido severamente criticado, ya que él y su partido, Acción Nacional, han perdido importantes espacios políticos en las elecciones de medio término. Esta propuesta hace lo que no pudo hacer el PAN u otros estrategas políticos con malicia en la mente. Calderón en una primera instancia ha logrado crear importante divisiones en el PRI y en el PRD (bueno, este último ya estaba dividido) además de balconearlos como antidemocráticos y muy poco dispuestos a cambiar.

    Brillante y valiente de Felipe Calderón, quien ganó las elecciones presidenciales pasadas por menos de 1%, proponer una segunda vuelta para asegurar que quien gane lo haga con más de 50% de los votos. La reacción del ex candidato Andrés Manuel López Obrador es de risa loca, ya que calificó de “pura faramalla” esta propuesta. Lo triste es que una segunda vuelta en comicios para elegir primer mandatario casi garantiza que el ganador de la contienda no va a ser por márgenes tan estrechos. La posibilidad de una candidatura ciudadana también debería de interesarle al Peje, por si su relación con el PRD se sigue deteriorando.

    Los críticos de la propuesta de Calderón tienen razón cuando señalan que ésta busca acotar el poder de los legisladores y de los partidos y que no se toque el poder presidencial. El Senado amenazó con hacer una contrapropuesta que incluya la ratificación de los candidatos al gabinete, el juicio político y la aprobación del plan de desarrollo.

    ¿Debilitar más el presidencialismo? Calderón seguramente se está riendo y los posibles suspirantes para la candidatura del PRI y del PRD tienen que estar histéricos. Esta legislación no impacta a Calderón, sino al que quede como presidente en el 2012. Seguramente al mandatario no le quita el sueño y apoyará estas reformas.

    Y la ratificación del gabinete por el Senado es una muy buena idea, me recuerda este chiste que me envió un radioescucha:

    Al visitar Suiza, nuestro mandatario orgullosamente presenta a los secretarios de Seguridad Pública, Educación, Desarrollo Social y Economía. Llega el turno del presidente de Suiza, que comienza las presentaciones, el ministro de Economía, el ministro de Justicia, el ministro de Marina. Carcajeándose, Felipe Calderón dice: Disculpe, presidente, pero ¿para qué tienen un ministro de Marina si no delimitan con el mar?

    El presidente de Suiza le contestó a Felipe Calderón: Cuando su excelencia me presentó a sus secretarios de Seguridad, Educación, Desarrollo Social y Economía,.. ¡yo no me reí!...

    Sí, urge la ratificación de candidatos a miembros al gabinete.

    [email protected]

    Analista política



    ARTÍCULO ANTERIOR
    Editorial EL UNIVERSAL Un Hoy No Circula más justo


    PUBLICIDAD.