aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Editorial EL UNIVERSAL

La rebelión azul

Inspiración en el interés público, responsabilidad, búsqueda de la verdad, de permanente justicia y del cumplimiento de los derechos humano ...





EDITORIALES ANTERIORES

    Escucha al autor

    21 de julio de 2009

    Resulta superficial afirmar que todos los partidos en México son iguales. Las evidencias, sin embargo, advierten que detrás de esa consigna hay algo de verdad. Ya lo dijo en estas páginas Leonardo Curzio: el PRI, que gobernó el país durante 70 años, ha demostrado que el resto de los institutos políticos tienen una naturaleza similar a la del tricolor. Ese es hoy su principal triunfo cultural.

    Bajo esa perspectiva vale la pena observar la rebelión que se vive dentro del PAN. Ayer, un grupo integrado por dirigentes como Santiago Creel, Javier Corral, Ricardo García Cervantes, Gerardo Priego y Manuel Espino manifestó su descontento con lo que consideran una intervención inaceptable, desde los Pinos, en el proceso para designar al nuevo líder del panismo.

    Dada la supuesta tradición democrática del blanquiazul, sorprende que en él surja un frente contra el verticalismo presidencial; recuerda aquellos que en su momento encabezaron disidentes priístas. El hecho cobra notoriedad porque se trata del segundo en un lapso muy breve. Hace muy poco que este partido eligió a Germán Martínez Cázares sin que hubiera candidato opositor que contrariara los deseos del jefe del Ejecutivo.

    De nuevo, un hombre cercano tan cercano a Felipe Calderón como César Nava, su ex secretario particular, entra sin competidores a este proceso sucesorio. Argumenta la disidencia panista que no existen las condiciones políticas para contender en equidad contra Nava; una razón que ya habíamos escuchado antes, desde el PRI, pero que ahora se escucha entre las filas panistas.

    ¿Será que detrás del Revolucionario Institucional había una cultura autoritaria capaz de permear al partido en el gobierno, sin importar su nombre o sus principios? Así parece. Sólo falta que en el proceso para elegir al próximo candidato presidencial panista volvamos a observar esta misma circunstancia.



    EDITORIAL ANTERIOR
    Editorial EL UNIVERSAL Un Hoy No Circula más justo


    PUBLICIDAD.