aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Alberto Aziz Nassif

La política de nunca acabar

Profesor e investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS).

Ha escrito libros y numero ...

Más de Alberto Aziz Nassif



ARTÍCULOS ANTERIORES


    Ver más artículos

    18 de noviembre de 2008

    No hay duda de que la política del país es una maquinaria que todos los días tiene alguna novedad y, al mismo tiempo, todos los días nos damos cuenta de que estamos ante una historia parecida. Cambian las circunstancias y se agregan nuevas caras, pero básicamente estamos ante una trama que cambia poco.

    Después de la tragedia del avionazo que privó de la vida a funcionarios y ciudadanos, hubo unos días de luto, pero el nombramiento del nuevo secretario de Gobernación, panista de cepa, estableció la continuidad de las relaciones políticas. Así, mientras todo apunta a que no hay datos para suponer que se trató de un atentado, las investigaciones señalan hacia la falta de pericia de los pilotos. El dictamen definitivo tardará meses, y cuando arribe, ya será historia.

    Más tardó en llegar Fernando Gómez Mont a Bucareli que los maestros de la CNTE en hacer su acto de protesta. Los problemas siguen a pesar de los actores. Con este relevo se ha vuelto a poner en la mesa de la discusión si la Secretaría de Gobernación tiene los instrumentos y facultades necesarias para cumplir con sus tareas: si debe de hacerse un reajuste o simplemente seguir como está, porque lo importante es el desempeño y las reglas son secundarias. De cualquier forma, la tarea de llevar adelante la política interna del país —Congreso, gobernadores, partidos políticos, medios, seguridad— y ser una especie de jefatura de gabinete son funciones que forman un rompecabezas difícil de armar con la actual estructura.

    Mientras el nuevo secretario se reacomoda en su responsabilidad, los diputados lograron aprobar el presupuesto para 2009, con la formación de una importante mayoría de 436 votos contra 44.

    El monto aprobado fue de 3 billones 45 mil millones de pesos, cualquier cosa que eso pueda significar. Hubo reasignación de algunas partidas, se ve una jerarquía que incrementó el dinero para Pemex, seguridad pública, PGR, Cisen y Comunicaciones y Transportes. Quedan dudas sobre cómo afectará la crisis internacional las finanzas internas; por lo pronto, se aprobó el precio del crudo a 70 dólares, el mismo día que la mezcla mexicana rondó los 40 dólares el barril. Sin embargo, Hacienda había blindado el precio mediante la compra de coberturas para mantener el precio, una acción preventiva acertada.

    La alegría de los consensos en la Cámara de Diputados, que recortó dinero al IFE y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, se empalmó con lo que ha sido noticia permanente: los conflictos y pleitos dentro de los partidos.

    El más estridente ha sido el PRD, que desde marzo pasado quedó marcado por una complicada elección interna. Ocho meses después, el Tribunal Electoral resolvió un dictamen que ha resultado veneno puro y otorgó el triunfo a Jesús Ortega; por supuesto, la otra parte no aceptó el veredicto judicial. Un partido que ha caminado en el filo de la fractura desde hace tiempo parece que llega finalmente a la separación, el FAP irá al 2009 sólo con Convergencia y el PT. Será un frente disminuido y colonizado por los que no ganaron la dirección del PRD. Tal vez el día de hoy se conozca la decisión de Encinas y el lopezobradorismo. Veremos otra vez a la izquierda fragmentada.

    En el PAN se han vuelto a hacer públicas sus divisiones con la muerte de Juan Camilo Mouriño; se ha reactivado la pugna entre el grupo calderonista y el misterioso Yunque. Los que parece que aprendieron de su último pleito, Madrazo-Gordillo, son los priístas, que siguen cosechando victorias electorales y cierran 2008 con una recuperación importante. Por ello, mientras sus adversarios se pelean y fracasan en la competencia electoral, los priístas hacen operativos electorales y cosechan votos buenos y malos. Regresa el pasado.

    Días intensos en la vida política prefiguran el cierre de un año terrible, no sólo por la crisis económica, sino por los saldos que ha dejado el crimen organizado, que ya genera situaciones de pánico colectivo, como el que se vive en el estado de Chihuahua, donde gobiernan la impunidad y el crimen organizado. Con novedades e inercias se escribe esta política de nunca acabar…

    Investigador del CIESAS



    ARTÍCULO ANTERIOR
    Editorial EL UNIVERSAL Un Hoy No Circula más justo


    PUBLICIDAD.