aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Alberto Aziz Nassif

Amparos, multas y votos

Profesor e investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS).

Ha escrito libros y numero ...

Más de Alberto Aziz Nassif



ARTÍCULOS ANTERIORES


    Ver más artículos

    07 de octubre de 2008

    Muchas felicidades a Miguel Ángel Granados Chapa

    Esta semana que pasó, inició formalmente el proceso electoral de 2009. Pero, al mismo tiempo, sucedieron tres acontecimientos importantes para la vida política del país: la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre los amparos en materia electoral; la aplicación de una serie de multas que impuso el Instituto Federal Electoral (IFE) a los partidos políticos por acciones que tuvieron lugar entre 2005 y 2006; y el resultado de las elecciones locales en el estado de Guerrero.

    La SCJN ha establecido, en votación dividida de seis a cuatro, que a raíz de los amparos en contra de la reforma electoral de ahora en adelante pueden proceder amparos en contra de una reforma constitucional, como un mecanismo de defensa de los ciudadanos. Sin embargo, tres días después, la mayoría de la Corte resolvió que: “Los jueces federales que atenderán estos casos (…) se limiten sólo a verificar si el proceso legislativo que se siguió en el caso de la reforma electoral fue el correcto” (EL UNIVERSAL, 2/X/08).

    La Corte no entró al fondo del amparo en contra de la reforma constitucional en materia electoral; simplemente estableció el criterio para que el juez primero de distrito en materia administrativa de Jalisco de curso recabe informes, haga las audiencias correspondientes, reciba los alegatos y, en su caso, dicte una sentencia. El fondo del asunto, que ya hemos comentado en este espacio, confunde la libertad de comercio, contratación de tiempo en medios, con la libertad de expresión.

    Así, mientras la Corte establecía criterios sobre el amparo y la reforma electoral, en el sur de la ciudad de México el Consejo General del IFE impuso multas a los partidos políticos que han generado malestar y polémica.

    Prácticamente todos los multados se han inconformado contra las sanciones y han dicho que apelarán ante el Tribunal Electoral. El fondo del problema de estas multas son los recursos que los mismos partidos interpusieron, unos en contra de otros, a raíz del proceso electoral de 2006.

    El fundamento de las sanciones es la interpretación del Cofipe en su artículo 38-I, a y b, sobre la obligación de los partidos de conducirse dentro de cauces legales y abstenerse de recurrir a la violencia. Las demandas apuntan a los actores que abusaron de su cargo, como el propio Presidente de la República; al plantón postelectoral en la ciudad de México; al debate sobre si se quiso impedir el sexto informe de Fox o la toma de posesión de Calderón.

    A diferencia de otras multas, en esta ocasión se ha generado una polémica que se centra en preguntas del siguiente tipo: ¿se aplicó la ley o se abusó de la facultad sancionatoria? ¿El IFE cumplió con su deber o sobreactuó y se pasó de la raya? ¿Se está penalizado la protesta social, como fue el caso del plantón postelectoral en el DF? ¿Se privilegia y tutela el derecho de tránsito en detrimento del derecho de manifestación? Cuando se lee el artículo 38 del Cofipe inmediatamente surge la posibilidad de diversas interpretaciones. Una buena parte de las multas tuvo una visión demasiado letrista y no se sabe cómo se establecieron los montos: al PRD, 57 millones de pesos; al PAN, sólo 38, y al PRI, únicamente 9 millones de pesos. ¿Por qué?

    Al mismo tiempo, las primeras señales de lo que puede ser 2009 ya empezaron a formar una tendencia. Una encuesta reciente ubica —que entre agosto y octubre— el PRI sigue al alza y pasa de 40% a 44%, el PAN baja de 40% a 34% y el PRD sigue en un distante tercer lugar, a pesar de que sube ligeramente de 16% a 19% (EL UNIVERSAL, 6/X/2008).

    De la misma forma, las elecciones locales en Guerrero muestran que el PRI gana los municipios más importantes como Acapulco y logra empatar en el Congreso local, mientras el PRD pierde, se divide y baja en sus bastiones electorales. En los próximos meses veremos a qué conclusión llegan los tres expedientes: amparos, multas y votos…

    Investigador del CIESAS



    ARTÍCULO ANTERIOR
    Editorial EL UNIVERSAL Un Hoy No Circula más justo


    PUBLICIDAD.