aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




José Fernández Santillán

Bobbio en Brasil

Recibió el título de doctor en Historia de las Ideas Políticas por la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Turín (1983); se ...

Más de José Fernández Santillán



ARTÍCULOS ANTERIORES


    Ver más artículos

    14 de agosto de 2007

    Los brasileños tienen una idea distinta de la que tenemos los mexicanos respecto de la relación entre el dinero y la cultura. Hicieron lo que aquí parecería descabellado: en marzo de 2005 crearon el Centro de Estudios Norberto Bobbio dentro de la bolsa de valores (Bovespa).

    Eso es algo que suena, efectivamente, extraño para una mentalidad como la nuestra, acostumbrada a ver, por un lado, la cultura política como un espacio reservado para los debates académicos o, en el mejor de los casos, como una propuesta de transformación utópica; por otro, estamos habituados a concebir el mercado de capitales como un campo de especulación bursátil frecuentado exclusivamente por las empresas más consolidadas. Para nosotros, el estudio de los clásicos de la política y la dinámica financiera son dos mundos aparte; para los brasileños, en contraste, no es así.

    Resulta que Raymundo Magliano Filho, presidente del Consejo de Administración de Bovespa, está encabezando lo que él mismo llama una “revolución silenciosa”, consistente en fortalecer la economía mediante el estudio de la buena literatura politológica y la inclusión social.

    En el caso de la bolsa de valores, la iniciativa, ya en acto, es la de transformarla de una institución elitista a una institución popular poniendo a disposición de amplios sectores sociales formas de inversión asequibles a su capacidad adquisitiva. Esto le ha inyectado una fuerza inusitada a la bolsa brasileña. Esa es una de las claves de la creciente pujanza de la economía de esa nación amazónica que la ha situado, junto con la india, la rusa y la china, en el cuadro de las potencias emergentes.

    Pero, ¿qué tiene que ver Norberto Bobbio en todo esto? El propio Magliano lo explicó en un seminario realizado el pasado jueves 9 de agosto en la sede del Centro de Estudios Norberto Bobbio, en Sao Paolo. Ese seminario llevó por título “La democracia en el mundo contemporáneo”. En él participamos Celso Lafer, Michelangelo Bovero, Tercio Sampaio y un servidor.

    Al inicio del evento, Magliano tomó la palabra para afirmar que siempre será provechoso tomar en cuenta las lecciones de un filósofo de la política para orientar la actividad empresarial y vincularla con las energías sociales aletargadas. Agregó que de este pensador turinés tomó la idea de hacer visible, transparente y accesible a Bovespa; poner de relieve la función pública del mercado de capitales y fomentar la inclusión económica y política. Esta fórmula ha dado pie a un fenómeno impresionante: la bolsa de valores de Brasil es la única en el mundo que tiene un representante sindical en su Consejo de Administración; los individuos que antes veían como enemigas a la empresas hoy las ven como propias y están atentos a su buen funcionamiento. Mujeres y hombres de a pie están trayendo a sus amigos y conocidos al mercado bursátil y están formando redes ciudadanas de inversión. En lugar de obedecer al pensamiento estratégico y egoísta, están impulsando la alianza y la cooperación. Y esto está sucediendo en el corazón de la economía de mercado del país más importante de Iberoamérica.

    Aunque en México tengamos una perspectiva empresarial muy diferente, deberíamos poner mayor atención en este ejemplo.

    [email protected]

    Académico del ITESM-CCM



    ARTÍCULO ANTERIOR
    Editorial EL UNIVERSAL Un Hoy No Circula más justo


    PUBLICIDAD.