aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Carlos Monsiváis

Monumentos visitables

Carlos Monsiváis es ante todo un hombre observador. Escritor que toma el fenómeno social, cultural, popular o literario, y que, con rápido b ...

Más de Carlos Monsiváis



ARTÍCULOS ANTERIORES


    Ver más artículos

    20 de mayo de 2007

    N inguna sociedad prescinde de los catálogos de frases que exhiben su conocimiento de la realidad, o de la vida, o de lo que no quepa en los dos conceptos anteriores. En cada generación se vierte el deseo de emitir la expresión trepidante que gane la discusión o se transmita de inmediato a la posteridad, y si se quiere una verbigracia allí está Vicente Fox. Recuérdese que en 2002 afirmó textualmente: "El siglo XX fue un siglo perdido para México"... Pero socialmente hablando la primera etapa de frases "irrefutables" se da bajo la protección del melodrama fílmico.

    I

    Monumentos visitables (1955)

    Frases terminales:

    - Te he dado los mejores años de mi vida y algunos de mis mejores fines de semana.

    -Mi deseo siempre fue triunfar, esforzarme al máximo, y si no lo conseguí como quería es porque mi psicólogo jamás localizó donde estaba lo mejor de mi persona.

    -Te has burlado de mí a placer, has jugado con mis sentimientos, pero me queda el consuelo de que nunca habrá quien te quiera como yo... y yo no te quise mucho, ¿eh?

    -Un amor como el nuestro no puede morir así, así que démosle la oportunidad de que se convierta en odio.

    -Lucharé hasta el final por recuperar tu corazón y darte la felicidad que anhelas... Si no te gusta esta frase podemos terminar ahora mismo.

    -Tengo derecho a rehacer mi vida y tú quieres que le eche ganas al trabajo.

    -Soy un hombre y como hombre responderé. Dios es testigo de esta infamia, pero se hace el disimulado.

    -Vete porque la piedad duele tanto como la soledad.

    -Daría la vida por volver a tu lado. Por eso me arrepiento del homicidio.

    -Todo ha terminado entre nosotros. Es mejor así, tu franqueza hizo pedazos mis ilusiones, y ya las mentiras no pudieron recomponer la situación.

    -Llegó el momento de decir adiós, pero en cinco idiomas para darle a la ruptura un tono cosmopolita.

    II

    No todo es llanto o carcajadas. La vida anima también lo trascendente. Al irse diluyendo el melodrama tradicional entraron en acción el cinismo, el sarcasmo, el envío irónico, y poco a poco las familias, las parejas y las personas hallaron un nuevo repertorio de frases.

    Monumentos visitables (1995)

    -Sí, me voy, pero no te quedes así paradote. Llama un taxi, págalo y luego le telefoneas a mi amante para que me espere.

    -Si sales no vuelves, y si vuelves no salgas, y luego me dices dónde la pasa uno mejor.

    -Te dejo, Aurora, pero te doy la oportunidad de que adivines por quién lo hago. No es otra mujer, no es un miembro de tu familia, no es una empresa internacional, no es la directiva del SNTE, no es el departamento de mercadotecnia del IFE... ¡Caramba! Si sabías desde el principio que era Antonio, ¿porque me dejaste buscar alternativas ingeniosas?

    -Si tú estás solicitando trabajo te recomiendo que a la entrevista de trabajo no lleves: a) una camiseta del Peje Central; b) una máscara de Vicente Fox; c) tacones altos (si eres hombre) y zapatos tenis (si eres mujer); d) un traje típico que te trajeron de Tanzania; e) un smoking, porque, alegas, es toda la ropa que tienes; f) un letrero que diga: "Este trabajo es la última oportunidad que tengo de venderle mi alma a la pinche burguesía"; g) una televisión pequeña para seguir viendo el juego de futbol; h) respuestas descaradas a la pregunta: "¿Cuál ha sido su experiencia laboral?", respuestas de la índole de "¿Como de qué tipo, y gratis o pagada?"

    III

    Los tiempos persisten en su obsesión del cambio, y ni el melodrama a flor de llanto ni el cinismo que moderniza a sus usuarios sirven ya como instrumentos de prestigio social y ascenso burocrático. Lo nuevo son las frases contundentes que hablan de destreza tecnológica, eficiencia mercadotécnica y especialización en campañas de odio. El repertorio de frases hoy es un vasallo de la tecnología, un desprendimiento de las encuestas y el anticipo del sitio dictatorial del rating.

    Monumentos visitables (2003)

    -En las mañanas sólo el 12.3% de mi persona quiere levantarse, y eso ha dificultado en 65.7% un triunfo en la vida.

    -Para ti, que tiendes al masoquismo, un consejo: Si votas por Fulano, el candidato de la derecha, te arrepentirás toda tu vida y eso te hará enormemente feliz.

    -Ha leído más libros en internet que en la vida real (cita apócrifa).

    -Hoy anduve por todas partes y me consta que tu página web es más popular que tú.

    -Tu idea de cumplimiento de los deberes cívicos es revisar el e-mail.

    -A la mayoría de mis amigos íntimos no los conozco ni de vista.

    -Si es cierto lo que dices de ti mismo en el chateo, tu atractivo sexual ya se cotiza en la Bolsa.

    -Ligar por e-mail es una hazaña de la decepción; querer ligar fuera del e-mail es la renuncia a toda esperanza.

    -El barco se está hundiendo y tú debes tomar una decisión: o tu esposa o tu computadora... Está bien, me convenciste, tu decisión es la correcta: la computadora no sabe nadar.

    IV

    Las frases célebres se mueren por falta de rating, ya nadie cree en los sentimientos ni en la elocuencia, ni en la buena fe, ni en nada, y eso provoca una nueva etapa en las frases climáticas.

    Monumentos visitables (2007)

    -Una de las siguientes proposiciones es engañosa: a) trae mala suerte ser supersticioso ( ); b) todas las personalidades únicas son igualitas ( ); c) nunca juzgues a un ser humano por su intención de voto ( ).

    -El programa Big Brother es el mayor apoyo que ha tenido la experiencia de Robinson Crusoe ( ).

    -Para que la telenovela colombiana Las tetas van al paraíso se exhiba en México, un obispo sugirió un cambio de título: El frontispicio lleva al precipicio.

    Escritor



    ARTÍCULO ANTERIOR
    Editorial EL UNIVERSAL Un Hoy No Circula más justo


    PUBLICIDAD.