aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ricardo Pascoe Pierce

Labios cosidos

Miembro fundador del PRD y, durante mucho tiempo, uno de los hombres más cercanos a Cuauhtémoc Cárdenas: colaboró en la campaña presidenci ...





ARTÍCULOS ANTERIORES


    03 de agosto de 2005

    CARLOS Ahumada cumplió su amenaza: se cosió los labios en protesta por las condiciones carcelarias impuestas por órdenes de Andrés Manuel López Obrador. Ante la reciente excarcelación de René Bejarano y su inmediata incorporación a la "operación" para convertir a Marcelo Ebrard en candidato a jefe de Gobierno del GDF por el PRD y la nunca realizada consignación de Carlos Ímaz, producto del acuerdo político de sumisión de la pareja Sheinbaum-Ímaz con AMLO, una sola cosa queda al descubierto: el Gobierno del Distrito Federal tiene un preso político.

    Ha tenido que coserse los labios Ahumada para resaltar su situación ante la opinión pública. Mientras "la izquierda" en el GDF defiende su conducta como apropiada ante la agresión de sus oponentes, ha resuelto utilizar la justicia facciosamente. En descargo a su causa, escucho voces antes respetables para mí, como las de Alejandro Encinas y Jesús Zambrano, lamentar la situación, pero no por las razones correctas. Lo que lamentan es no poder haber evitado que se cosiera los labios o de que hubiera cierta repercusión en los medios. No lamentan, en cambio, el uso del Ministerio Público para mantener encarcelada a una persona, ciertamente no amiga del GDF, pero un ciudadano con sus derechos constitucionales a salvo al final de cuentas.

    No conozco personalmente a Ahumada y no dudo que tenga alguna cuenta pendiente con la justicia. En cambio sí conozco a Bejarano, Ímaz y Ponce y estoy seguro de que, en honor a la verdad, tienen cuentas pendientes con la justicia. Entonces, ¿por qué unos están libres y otros no? Debido al uso partidista y faccioso de la justicia.

    Debiera darle vergüenza a Bernardo Bátiz. Con estos actos, traiciona a todo lo que supuestamente ha defendido a lo largo de su vida. Es el operador de una venganza política sin miramientos.

    Pero el problema es de mucho más largo aliento. Tiene que ver con la posibilidad de que el PRD acceda a la Presidencia de la República en 2006, e impulse ese "método de gobierno" a nivel nacional. ¿Será que se pretenda utilizar al vasto aparato represivo del Estado mexicano para asegurar no sólo la consolidación de un proyecto político, sino también para lograr su perpetuación en el tiempo, más allá de un sexenio? ¿Dos o tres sexenios? La justificación de la represión está a flor de piel en las cabezas de personas cuya trayectoria política, por ejemplo, justificaba a Stalin o Hitler. El asesinato de Trotsky en México por agentes de Stalin tenía según una justificación histórica: era indispensable ese crimen para defender el proyecto revolucionario de la URSS. Trotsky estaba en nuestro país, pues encontró en el México cardenista un espacio donde se valía hablar. Vlady (QEPD) acompañó a su padre, Victor Serge, en la búsqueda de una sociedad que les garantizara la libertad de pensamiento y palabra. Lo encontraron en ese México.

    Sería una cruel ironía para México y la historia que el partido que supuestamente fusionó al cardenismo y el socialismo ahora se convirtiera en el verdugo de las libertades democráticas y, bajo los argumentos históricos más exagerados, justificara la represión y el encarcelamiento de sus oponentes.

    ¿Suena descabellado? No lo creo. La paranoia y la desconfianza han sido los signos característicos del gobierno local desde 2000. La seguridad paranoica del evento de despedida de AMLO en el Auditorio Nacional es reflejo de ello, como lo es el entrenamiento de las gacelas en Israel para cuidar a AMLO en campaña. ¿Qué riesgos correrá que no corrió, y más, Cuauhtémoc Cárdenas en el 88 y después, con Salinas y Camacho persiguiéndolo?

    Ahora el proyecto político del PRD es curiosamente su propio autoaniquilamiento. La exigencia de AMLO, que parte de sus terrores más hondos, es la necesidad de destruir todo lo que le dio vida para así dormir tranquilamente. Pero nunca dormirá tranquilo, pues una vez perseguido por fantasmas, siempre percibirá ese fenómeno. Hoy se vive perseguido por el "fantasma" Cárdenas (padre, hijo y nieto) y hará todo lo necesario para liquidarlo, elegantemente si es posible y si no sin elegancia.

    También tiene sus fobias. La más notoria y evidente es el odio a la izquierda socialista dentro del PRD. Verá cómo se liquida esa corriente. Así, de un solo plumazo, desaparecerá al cardenismo y la izquierda de su operación política.

    Ahumada pide hablar con la prensa, como lo hizo Bejarano. Requiere mejores condiciones carcelarias, aunque no se parezcan a la suite Bejarano. Es un preso, como cualquier otro preso, y sus demandas parecerían válidas y atendibles. Pero el GDF dice que no, que no merece más que un trato despótico y de reo peligroso.

    Los labios cosidos de Ahumada pueden ser un aviso ominoso de lo que viene para la nación. Advierte la posibilidad de tener a un gobernante que, sumido en la paranoia, prefiere atacar y encarcelar a sus oponentes, utilizando para ello a sus empleados sumisos, doblegados y carentes de pensamiento propio. Cualquier coincidencia con las novelas de Aldous Huxley y George Orwell deberá entenderse como una proyección personal del lector.

    Analista político.

    ricardopascoe@hotmail.com



    ARTÍCULO ANTERIOR
    Editorial EL UNIVERSAL Un Hoy No Circula más justo


    PUBLICIDAD.