aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Piérdete en laberintos de lava

Viridiana Ramírez| El Universal
10:00Miércoles 14 de enero de 2015

Explora antiguos montículos negros y porosos de magma petrificado . (Foto: Cortesía Terra 3 Expediciones )

El Pueblo Mágico de Tepoztlán te reta a explorar y sacar tu espíritu aventurero en una milenaria cueva volcánica

[email protected]

Quitar la vista del suelo podría ocasionarnos la caída y los raspones de nuestra vida. La única luz que existe en esta cueva es la de pequeñas lámparas que llevamos sujetas a los cascos. Gustavo, el guía, advierte de lo peligrosas que pueden ser las rocas, son de origen volcánico y tan filosas como una navaja suiza.

Aquí, miles de años atrás, corrían ríos de lava, testigo de ello son los montículos negros y porosos de magma petrificado, donde incluso se han encontrado códices prehispánicos.
El techo de la cueva, enclavada en una de las tantas montañas que rodean al Pueblo Mágico de Tepoztlán, está suntuosamente decorada con piroestalactitas, parecen popotes que apenas alcanzan una longitud de cinco centímetros.

Después de caminar un kilómetro, aproximadamente, llegamos a una especie de laberinto hecho por tubos de lava, unos gigantes y otros donde tenemos que gatear para poder acceder.
A simple vista vemos como el suelo se levanta en capas rugosas. Hay bacterias que han hecho de ellas su alimento favorito, la prueba es una capa blanca y viscosa con olor a humedad.
Las paredes brillan cuando dirigimos la luz a ellas, tienen impregnada una gran cantidad de minerales. El espectáculo es único.

 Foto: Cortesía Terra 3 Expediciones


Mientras tomamos un descanso, Gustavo nos dice que esta cueva pertenece al sistema de tubos volcánicos más grande de Latinoamérica. En México, hay otros estados que cuentan con estas maravillas naturales, tal es el caso de las cuevas de Naolinco, Veracruz, formadas por la erupción de El Volcancillo.

El terreno tan accidentado hace que nuestro recorrido dure cerca de cuatro horas. Al final, en uno de los tubos volcánicos sin salida y donde los cascos chocan constantemente con el techo, debemos emprender el regreso. El camino es el mismo por donde entramos, es aquí cuando uno de nuestros compañeros se arrepiente de haber llevado tenis de suela delgada, éstos ya han sido perforados por la roca, incluso su ropa presenta algunas rasgaduras. Ahora le creemos que nuestro guía que una caída aquí nunca podría olvidarse.

El último reto de la cueva es una pared de 10 metros que debemos escalar para salir a la vida diaria. Después, emprendemos una caminata de casi 20 minutos que nos lleva hasta el pueblo de Tepoztlán, justo por la cara contraria del Tepozteco, otro reto que decidimos emprender al siguiente día, pero ahora por nuestra propia cuenta y sin guías que nos echen porras.

 

 Foto: Cortesía Terra 3 Expediciones


GUÍA DEL VIAJERO

La expedición
Quién te lleva: Terra 3 Expediciones. Los participantes deben llegar por cuenta propia a Tepoztlán. El staff te ayuda a conseguir estacionamiento para tu automóvil.

Cuánto cuesta: 780 pesos por persona.
La actividad no se realiza en temporada de lluvias (agosto y septiembre).
Web: www.t3expediciones.com 

 



comentarios
0