aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




¿Has estado en la tierra del hula?

7 de mil experiencias impactantes que puedes vivir en uno de los archipiélagos de la Polinesia

Encuentro cara a cara con volcanes activos. (Foto: Cortesía Hawaii visitors and convention bureau )

Martes 10 de septiembre de 2013 Viridiana Ramírez | El Universal10:45
Comenta la Nota

[email protected]

Dicen que Hawai, la capital del hula lo tiene todo, desde playas con arenas de colores, olas gigantescas para surfear, un mar transparente, vegetación abundante y nieve. ¡Sí! Nieve que, aunque no es frecuente, pinta de blanco el cráter del Mauna Kea, la montaña con el pico más alto del mundo si se mide desde su base, a 6 mil metros bajo el mar.

El resto se eleva a 4 mil 25 metros desde la superficie, dando un total de 10 mil 25 metros.
Además de ésta, te damos otras 6 razones para descubrir las experiencias que te quitarán el aliento.

Parque Nacional de los Volcanes

Setenta millones de años de actividad volcánica. Hoy, el horizonte se tapiza con grandes nubes de vapor a cualquier hora del día. Los visitantes pueden acercarse a los colosos, a pie, en auto o en lanchas que permiten ver cascadas de lava ardiente cayendo hacia el Pacífico. Hay varios recorridos y todos terminan en la cima del Kilauea.

De éste dependen los caminos que hay que seguir, pues sus ríos incandescentes bloquean la carretera. Se ofrecen paquetes con campamento para cuatro personas, desde 350 dólares.

Cortesía: Cortesía Hawaii Visitors and Convention Bureau

Verde que te quiero verde

De todo el archipiélago, Kauai es la isla más antigua, con sus acantilados imponentes en la costa Napali y los abismos del Cañón Waimea. En kayak se recorren las venas acuíferas del río Wailua, en Nepai, y, sentado sobre unas llantas inflables (tubing), el excursionista se desliza a hasta los túneles enclavados en las montañas.

También la isla permite convivir con los nativos de Koloa, que enseñan el arte de mover las caderas, a hacer collares con flores y a tocar el ukulele, la guitarra local.

Tortugas y masaje

Oahu es la más poblada y donde las tortugas verdes se ven desde la superficie. Hay recorridos para esnorquelear entre corales, peces de colores y delfines. Su costo va desde los 100 dólares por persona y aumenta cuando es temporada de ballenas. También se conoce por sus escuelas de surf, en Waikiki. Las lecciones de una hora cuestan 50 dólares.

Los bares de Honololú, la metrópoli, muestran los sabores del ron en cocteles como el Mai-Tai.}

Cortesía: Cortesía Hawaii Visitors and Convention Bureau

La cuna del hula

Dicen que en Molokai nació la danza hula. Cada enero se realiza el festival Makahiki, que reúne a todas las etnias durante una lunada para bailar y agradecer por las cosechas.

Las plantaciones de café se pueden recorrer a caballo o en circuitos para bici de montaña.
En la isla se elaboran objetos tejidos en palma o labrados en corteza de coco, como los tambores.

Aventura 4x4

A los que no pueden soltar el volante, Lanai los espera con sus 400 kilómetros de carretera y sus montañas rojas.

La playa de Kaiolohia es conocida por los buques hundidos convertidos en arrecifes. En el trayecto se pueden apreciar petroglifos en el Jardín de los Dioses, formaciones rocosas de magentas brillantes. También puedes bucear en Las Catedrales, hoyos de hasta 18 metros de profundidad donde viven pulpos, tortugas y peces mariposa.

Puestas de sol

Las pendientes del Parque Nacional Haleakala, en Maui, se ven desde cualquier punto. El pico más alto alcanza una altura de 3 mil 55 metros. Subir para ver la puesta de sol es obligatorio.

Los ascensos pueden ser a pie o en caballo, pero siempre entre nubes. Los campamentos están permitidos y es mejor si se complementa con una expedición de leyendas, donde se narra que el dios Maui enlazó el sol con la montaña para frenar su descenso y así hacer durar más el día.

Pero Maui tiene otro secreto y son las olas de Lahaina, especializadas en mujeres surfistas. En esta playa las escuelas se enfocan en el marcado femenino y las clases se complementan con programas de yoga y natación.

 Cortesía: Cortesía Hawaii Visitors and Convention Bureau



Comenta la Nota.

 

PUBLICIDAD