aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Viaje a un bosque de fábula


Disfruta de las maravillas de Durango. (Foto: Manuel Merás Sarabia )

Martes 03 de septiembre de 2013 Jimena González Bernal | El Universal00:10

[email protected]

En Salto Pueblo Nuevo, a una hora y media de la ciudad de Durango, se esconde el Centro Turístico Puentecillas, un lugar que parece haber inspirado varios cuentos de bosques encantados y hasta el pincel más virtuoso del planeta.

La magia fluye en este hermoso paisaje, un regalo de la Sierra Madre Occidental, en el ejido El Brillante.

Las cabañitas de madera, a la orilla del lago, son otro elemento que se agrega al cuadro. Están equipadas con estufa de gas, comedor, chimenea y sala (mil 150 pesos por noche, para cuatro personas).

El lago es navegable en kayak, en lancha o en un paseo guiado (50 pesos, la hora).
El cielo es de un color azul intenso durante el día; al atardecer se tiñe de rosa, morado, de amarillos y rojizos. Y de las noches, qué decir, están tupidas de estrellas o iluminadas por una de lunas llenas más brillantes que hayas visto en todo tu vida.

Foto: MAnuel Merás Sarabia

Un lado más para explorar

Cada mañana se concentra con intensidad un olor a tierra mojada que se mezcla con el aroma que desprenden los pinos de picea o los pinos de pseudotsuga que llegan hasta los 40 metros de altura.

¡Qué felicidad caminar por estos lares! Es un contacto con la naturaleza que pocas veces se da, porque aquí todo se saborea a paso lento, llenándose con ganas los pulmones de aire puro. Para emprender un trayecto más largo, entonces hay que seguir al guía local para practicar senderismo en caminos señalados, seguros y rodeados de vegetación.

Desde las cabañas se llega al mirador. Con suerte, seguro se ven guacamayas, golondrinas y los majestuosos gavilanes. Hacia abajo hay casitas, rancherías y más pinos como el duranguense.

Son 30 minutos de caminata, la más larga tiene una duración de dos horas, pero ni se sienten cuando salen al encuentro un venado cola blanca, conejos, topos o chichimocos, una especie de ardilla pequeña. (60 pesos, la hora).

Si la aventura ya es parte de tu personalidad, entonces móntate en una cuatrimoto, que también hace la misma travesía (300 pesos, por persona). Aunque para seguir en la misma sintonía armoniosa que esta reserva ecológica regala, sigue el tour en bicicleta. (50 pesos, la hora).

Foto: Archivo EL UNIVERSAL  

Destino para entregarse

Las lunadas permiten vivir de otra forma la esencia de Puentecillas. A la luz de una fogata hay que dejarse llevar por los sonidos de búhos y coyotes que dan el toque de suspenso. Comienzan a fluir las leyendas de duendes, brujas y otras historias tenebrosas que sólo se cuentan en un bosque.

Las actividades de la mañana siguiente pueden concentrarse en el kiosco, en el área de juegos infantiles, en los asadores o en la palapa. Hay quien gusta vivir a flor de piel la naturaleza alojándose en la zona de campamento. (200 pesos por casa de campaña).

Para degustar los sabores, una gordita rellena de guisados, como la de picadillo con chile y a seguirle con una trucha arco iris. Y, si queda un huequito más, sigue con los tacos de barbacoa.

Una gran recomendación: tómate horas sin hacer nada, sólo contempla la idílica postal, mientras disfrutas de una paz que pocas veces se experimenta. Sentirás la armonía y energía que necesitas. Aquí el tiempo pasa muy lento y no queda más que disfrutarlo.

Foto: Archivo EL UNIVERSAL   

DETALLES

CÓMO LLEGAR

En la ciudad de Durango, desde su terminal camionera sale un autobús directo a Salto Pueblo Nuevo.

Boleto: 100 pesos.

CENTRO ECOTURÍSTICO PUENTECILLAS

La oficina está ubicada en la carretera Durango- Mazatlán, km 99.
Tel. (675) 8760 049.

www.centroturisticopuentecillas.com



 

PUBLICIDAD