aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Caso ´cachirules´: negro recuerdo

Redacción| El Universal
Domingo 20 de abril de 2008
Trampa a nivel juvenil y una apelación dejaron fuera al futbol mexicano del Mundial de 1990

[email protected]

El 10 de abril de 1988 el estadio Santiago Bernabéu estallaba en cinco minutos de pañuelos blancos dedicados al gol más bello en la carrera de Hugo Sánchez, conseguido de chilena ante el Logroñes. Gozo y esperanza para el futbol mexicano que 10 días después se irían directo al drenaje, cuando se destapó el caso conocido como los cachirules, que finalmentemarginó a México de competir por un boleto al Mundial de Italia 1990 y con él toda una generación, mundialista en 1986, se diluyó como el agua, junto al mejor momento del pentapichichi madridista.

Un ejercicio de soberbia desencadenó tal determinación de la FIFA hacia el futbol nacional y es que ese mismo año, México había logrado su boleto para el Mundial Juvenil, a realizarse en Arabia Saudita, utilizando a cuatro jugadores con una mayor edad a la permitida.

El periodista Antonio Moreno descubrió el engaño en un anuario de la propia Federación Mexicana de Futbol (edición 1986-87) y dio a conocer que Gerardo Jiménez, José de la Fuente, José Luis Mata y el capitán Aurelio Rivera superaban la edad permitida prevista por FIFA.

El máximo organismo del balompié mundial determinó marginar a México de la justa en territorio árabe, pero Rafael del Castillo, entonces presidente de la FMF creyó que tenía el poder para reclamar por un castigo más que merecido y en respuesta, la FIFA aplicó todo el rigor al determinar que México sería apartado de toda competencia por dos años, includios los Olímpicos de 1988 y el Mundial de 1990 a celebrarse en Italia.

A 20 años de distancia, la verdad respecto a la página más oscura del futbol mexicano aún recibe más humo.

Aurelio Rivera, ex jugador del Puebla acepta que no sólo eran cuatro los jugadores que superaban la edad permitida por la FIFA para participar en un Mundial Juvenil, sino una mayor parte del plantel.

De hecho, según palabras del propio Coreano, sólo el Chima Ruiz y el Tato Noriega daban la edad permitida.

México perdió entonces toda la experiencia ganada cuatro años antes en la Copa del Mundo realizada en propia casa y con ello dejó ir el momento de futbolistas como Manuel Negrete, Luis Flores, Javier Aguirre y Francisco Javier Cruz, que habían logrado emigrar al balompié europeo.

Por si fuera poco, perdió la oportunidad de contar con uno de los mejores artilleros de la historia en su mejor momento en un Mundial y perdió la dignidad por un rato de soberbia.



comentarios
0