aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Vergara, con estilo agresivo

César Huerta / Corresponsal| El Universal
Miércoles 06 de mayo de 2015
El dueño de Chivas irá hasta lo último para castigar a Angélica Fuentes

futbol@eluniversal.com.mx

Guadalajara.— Aquí no hay cuadrilátero. Tampoco llevan guantes. Pero los combatientes se dan con todo. Días después del pleito entre Floyd Mayweather Jr. y Manny Paquiao, que atrapó la atención del mundo entero, el futbol mexicano vive round por round su propia “Pelea del Siglo”, entre los dueños de Chivas, Jorge Vergara y Angélica Fuentes.

Este martes, se ha escenificado el más reciente episodio de esta pelea. Seguro, no será el último. Javier Coello, abogado de Vergara, ha denunciado que Fuentes es investigada por un gigantesco fraude, que incluye acciones como firma de contratos de donación, venta de acciones del Rebaño Sagrado con firma presuntamente falsa de su esposo, préstamos provenientes de Suiza y pagarés a nombre de ella misma.

El posible daño que se persigue alcanza una cifra exorbitante: entre 3 mil y 4 mil millones de pesos. “Estamos investigando cómo llegó el dinero a Suiza y cómo la señora [Angélica Fuentes], de 2009, que tenía 22 millones de pesos de ingresos, ahora en 2014, tenga 2 mil y tantos millones. Eso es una investigación, es una auditoría y estamos trabajando en ello. Vamos a proceder. Las instrucciones que tenemos, yo y el grupo de abogados que estamos trabajando para Jorge Vergara, son de ir hasta las últimas consecuencias”, explicó durante una entrevista con Grupo Fórmula.

Las acciones de la todavía cónyuge de Jorge Vergara, las ha resumido de forma contundente: “La señora se sirvió con la cuchara grande, penetró en las empresas como la humedad y quitó a toda la gente de confianza de Jorge Vergara”. Este es el round más reciente. Lejos está de ser el último.

Más de un mes lleva este combate. La “Pelea del Siglo” en el futbol mexicano comenzó el 3 de abril, cuando Jorge anunció el despido de Angélica al frente del Grupo Omnilife-Angelíssima-Chivas. Hacerlo público fue prácticamente la declaratoria de una guerra, que parece no tener pronto fin.

“Angélica deja de ser la directora desde el día de ayer, porque es la directamente responsable de todo lo que pasaba en el grupo. Entonces, a partir de ayer fue sacada de su puesto y en este momento, solamente esperar que termine la investigación para fincar responsabilidades”, dijo Vergara.

Diez días más tarde, Fuentes contraatacó al publicar una convocatoria para Asamblea General Ordinaria de accionistas, para el 29 de abril, en la que buscaría dos cosas: la anulación de su despido, con el argumento de que Vergara no tenía poder para hacerlo, así como la restitución en su puesto.

Pero ella misma dio marcha atrás, el 28 de abril, cuando nuevamente a través de la prensa, hizo pública la cancelación de la asamblea a la que había citado, por no tener condiciones suficientes de certeza jurídica e inclusive de “seguridad personal” para presentarse frente a los accionistas.

Entonces comenzó la parte más ruda del pleito. Los golpes se conectaron con dureza sobre el imaginario cuadrilátero. Vergara ordenó la publicación de un desplegado, el día 29, en el que acusa a Fuentes de violar la ley y reveló el dictamen de un juez federal que le impedía regresar al puesto de directora general del grupo empresarial que aún comparten.

Pero los abogados de Angélica tenían una idea distinta. Aseguraron que un juez en Zapopan anuló sus acciones previas por encontrarse en conflicto de intereses (abogados de Vergara trabajan también para él). Por eso, se temió que Fuentes se apoderara de las oficinas junto a su gente de confianza, para recuperar las empresas. Vergara, por eso, cerró las puertas de absolutamente todos sus negocios ese mismo 29 de abril.

Para el 1 de mayo, entró a escena Ismar Reyes Retana, abogado de Angélica Fuentes, quien aseguró en una audioconferencia, que su clienta tenía derecho a recuperar su lugar en la empresa, luego de que una nueva resolución había anulado las medidas cautelares que la mantenían alejada de Grupo Omnilife.

El gusto de ese golpe, sin embargo, duró muy poco. Dos días más tarde, los representantes jurídicos de Vergara Madrigal anunciaron otra resolución de un juez federal, aparentemente definitiva, que reitera la prohibición para restituir a Fuentes Téllez, así como su facultad para ostentarse como directora general del grupo empresarial.

Tintes penosos ha alcanzado este pleito entre dos personas que antes fueron pareja y hoy se encuentran inmersos en un combate que parece a muerte. El 4 de mayo, otro impacto contundente de él hacia ella, con la publicación de un desplegado más. “Motivadas por la deshonesta actuación de la señora Fuentes en perjuicio del patrimonio de nuestras empresas, corporativamente también fue removida de su cargo como directora general y le fueron revocados todos sus poderes”, se pudo leer en diversos diarios.

Finalmente, este martes, el más reciente round, con la intervención de Javier Coello, quien ha revelado que el fraude perseguido es de entre 3 mil y 4 mil millones de pesos. Es la otra “Pelea del Siglo” y promete, todavía, muchos más episodios de acción pura, una guerra sin cuartel.



comentarios
0