aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




La familia de Iván viaja por la vía del préstamo

Alejandro Rodríguez Enviado| El Universal
Martes 31 de julio de 2012
La familia de Ivn viaja por la va del prstamo

ORGULLOSOS. Los padres de Germán Sánchez abrazan a su hijo tras su gran logro. En el recuadro, los padres de Iván. (Foto: ALEJANDRO RODRÍGUEZ EL UNIVERSAL )

No se hospedan en Londres, por el alto costo; los padres de Germán, felices por la conquista de su hijo en la justa

[email protected]

LONDRES.— Hasta arriba de las gradas del Centro Acuático, desde donde los clavadistas se veían del tamaño de unas hormigas, se encontraba un ruidoso grupo de mexicanos dispuesto a apoyar a los clavadista Iván García y Germán Sánchez. El señor José Ramón García, acompañado de su esposa Angélica Navarro se desgarraba la garganta en cada grito de: “¡Vamos, Pollo!”. Una consigna de ánimo paternal.

Los padres de Iván García ya se sentían ganadores por ver a su hijo en el escenario olímpico. Un esfuerzo que implicó una inversión económica descomunal para unos señores dedicados a la venta de pollo crudo en Guadalajara. Pero consiguieron tener presente a la abuela, los tíos, los primos y hasta los amigos que son considerados como parte de la familia.

“Hicimos un gran esfuerzo para venir acá, endrogándonos hasta con la camisa, pero tratando de estar en este evento. Esto porque teníamos mucha confianza de que iban a ser medallistas. De hecho, no he juntado el dinero de este viaje, me he endrogado por cinco años, pues pedí cuatro préstamos en la caja popular para poder venir a apoyarlo. Con ver que mi hijo cumplió su sueño, hasta les pago por 10 años”, revela José Ramón, en charla con EL UNIVERSAL.

Dentro del seno de la familia García Navarro, radicada en la colonia Miraflores de la Perla Tapatía, a Iván, nuevo medallista olímpico de plata junto con Germán Sánchez, se le conoce como El Pollo. Esto por la asociación con la venta de ese producto. Los padres recuerdan que Iván se paraba dormido haciendo estribos, lo cuales también hacía hasta para ir al baño.

“Hace medio año y me pidió oportunidad para dejar la escuela, prometiéndome ganar medalla en los Juegos Panamericanos y metiéndose en los Olímpicos. Ahora, como ven, ha cumplido”, reconoce el señor García, quien confiesa que hoy viajan a Francia y volverán para al justa individual de su hijo el 10 de agosto, pues Londres es muy caro para hospedarse tantos días.

“Lo vimos dos día antes de la competencia. Le dije que estuviera tranquilo, que disfrutara la competencia, aún como quedara el resultado, ya era un campeón para nosotros y para todo México por estar entre los ochos mejores del mundo. Que disfrutara de la competencia”, agrega su madre Angélica.

Desde afuera del complejo deportivo, ya aguardaban impacientes Germán Sánchez papá y Leticia Sánchez. Ya querían tener la oportunidad de estrechar a su hijo y felicitarlo por la presea conseguida. Cuando por fin Germán hijo apareció, la familia Sánchez Sánchez se fundió en un solo abrazo.

“Nunca me imaginé que tendría un hijo olímpico. Ahora lo estoy disfrutando y es una emoción para compartirla con todos los mexicanos. Sufrí durante la competencia, pero así se la juegan, o son quintos o son primeros lugares, pues siempre arriesgan”, destaca el progenitor de Germán.

Leticia Sánchez recordó que su hijo veía con curiosidad cuando su esposo se lanzaba al agua de alturas temerarias, como puentes, por simple juego. Pero nunca pensaron que su hijo lo tomara como una disciplina.

“De repente ya le gustaba, ya era grande, pero no fue un impedimento para lograr lo que ha hecho”, destacó la señora Sánchez, deseosa de poder ir a comer juntos para celebrar un poco antes de despedirse de su hijo, pues éste regresaría a la Villa olímpica para ahora pensar en la modalidad individual de la plataforma de 10 metros.



comentarios
0