aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




La causa de la rivalidad

Héctor Alfonso Morales| El Universal
Domingo 22 de julio de 2012
La causa de la rivalidad

TENSIÓN. Ambos estrategas se volverán a encontrar en Cancún, tras 10 años de su último enfrentamiento. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )


hector.morales@eluniversal.com.mx

Hugo Sánchez simplemente no se dejó tratar como “chamaco baboso” por Ricardo La Volpe cuando coincidieron en el Atlante en 1994, recuerda Octavio Rivas.

“Cuando La Volpe lo tuvo como jugador, Hugo sintió que era una persona que se sentía más que él porque era extranjero, que había estado con su selección, y podría tratarlo como chamaco baboso; entonces le dio con todo cada vez que podía”, asegura el sicólogo deportivo.

La rivalidad entre ambos estrategas que hoy vivirá un duelo más desde los banquillos comenzó cuando ambos eran jugadores. Hugol era el delantero emergente de los Pumas y Ricardo Antonio el guardameta de los Potros.

Corría la temporada 1979-80 y nació el encono.

“Cuando jugamos contra el Atlante, Hugo le metió un golazo de chilena o de tijera y como buen argentino bocón —no todos son iguales— dijo que ‘ese pendejo chamaco no me vuelve a hacer un gol así’; el siguiente partido se lo volvió a hacer y desde entonces [La Volpe] no se lo perdona”, expone el especialista y personaje cercano a Sánchez Márquez en su carrera como jugador y director técnico.

Aún con los antecedentes, Rivas explica que los medios de comunicación han maximizado la polémica y el morbo generado ante la latente y añeja rivalidad.

“Se exagera. Hugo Sánchez no es un tipo rencoroso ni mucho menos. Si puede, en el momento se desquita y después adiós, no hay resentimiento y busca una buena relación”, resalta el ex sicólogo de los Pumas de la UNAM.

La fama de El Pentapichichi indica que es un tipo que suele ser altanero, quizá soberbio, pero el doctor manifiesta que sólo es una especie de pantalla, porque en realidad “él nunca te va a atacar bajo ninguna circunstancia”.

“Él no te va a atacar jamás, si estás con el ánimo de minimizarlo, de devaluarlo y sobre todo de lo que consideran es su mayor defecto, calificarlo de soberbio, también de prepotente, entonces él como para justificar que sí lo es, les da con todo”, describe.

Aunque, para Rivas, la mentalidad ganadora de Hugo lo hace generar envidias.

“Sobre todo en los mediocres”, sentencia.

Y de la rivalidad con La Volpe, “habrá que ver si sigue”.



comentarios
0