aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




¡Enorme!

Adriana Díaz ReyesEnviada| El Universal
Lunes 14 de noviembre de 2011
Enorme!

RÉCORD. Vianney Trejo se adjudicó el primer sitio en los 400 m estilo libre. (Foto: RAMON ROMERO EL UNIVERSAL )

Vianney Trejo y Mariana Díaz le dan a México sus dos primeras medallas de oro en los Juegos Parapanamericanos

adriana.reyes@eluniversal.com.mx

GUADALAJARA.— Los retos en la vida de Vianney Trejo y Mariana Díaz comenzaron muy temprano. Apenas unos minutos después de nacer, la discapacidad intelectual en una y la baja estatura en otra, parecían condenarlas a una existencia de discriminación y limitaciones. No fue así.

Las nadadoras mexicanas cambiaron el libreto y, con todo en su contra, consiguieron esquivar todos los obstáculos y convertirse así en heroínas de la piscina. Modelos a seguir para la juventud, y que ayer lograron para México las dos primeras medallas áureas en los Juegos Parapanamericanos Guadalajara 2011.

“Es una sensación muy padre. Se me eriza la piel al recordar todo el apoyo y respeto que nos manifestó el público. Para vivir esta experiencia trabajé, era mi sueño de toda la vida. Les demostré a todos que se puede, que el único límite somos nosotros”, dijo Vianney, de 17 años, quien se llevó de principio a fin la prueba de los 400 metros libres categoría S6 y llegó a la meta con tiempo de 6:03.28 minutos, un nuevo récord continental en la especialidad.

Fue una tarde redonda para Trejo, quien comenzó a practicar natación como una terapia física para sentirse mejor. Además de conseguir su boleto a los Paralímpicos de Londres 2012, compartió el podio con sus compatriotas Doramitzi González (6:25.95) y Karina Domingo (6:32.11), plata y bronce, respectivamente.

Vianney y Mariana protagonizan historias de superación cotidianas. La primera de ellas no se amedrentó ante las miradas de burla y sus limitaciones físicas, mientras que su compatriota dejó atrás el miedo al agua, adquirido tras casi ahogarse en una alberca.

“Cuando era chiquita me hundí y quedé con un trauma. De los siete a los 13 años dejé de nadar por fobia al agua y es por eso que ahora, cuando mi mamá me ve en la piscina, llora al darse cuenta de que me he superado”, dijo Díaz, nueva campeona parapanamericana en la prueba de los 100 metros estilo pecho SB14.

Mariana se siente afortunada, pese a sus limitaciones intelectuales y auditivas. Disfruta de los campamentos y convivencia con sus compañeros de equipo. Asegura, además, que su próxima meta es alcanzar una medalla en la máxima justa: Londres 2012.

“Nací con el cordón umbilical muy largo y enredado dos vueltas en el cuello. Esa situación me afectó la entrada de oxígeno y una parte del cerebro que fue la auditiva e intelectual. No me siento enojada con la vida, viví una niñez especial y me considero una persona fuera de serie”, dice firme.

En la piscina parapanamericana de Guadalajara cayeron también otras tres medallas de plata. La del relevo tricolor en el 4x50; Enrique Pérez en los 400 metros libres y Arturo Larraga, en los 100 metros mariposa.

“Es un segundo lugar que me sabe a oro. Los nadadores hemos tenido un inicio prometedor y seguro que vendrán nuevas satisfacciones en los siguientes días. Le dedico esta medalla a mis papás y a todos los que me han apoyado”, dijo Enrique Pérez.

Con las siete medallas conquistadas ayer, la delegación mexicana se ubica provisionalmente en el tercer peldaño del medallero parapanamericano 2011, sólo detrás de Estados Unidos y de Brasil. Un inicio prometedor de un evento que terminará el próximo domingo.

 



comentarios
0