aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Nubia Macías deja una FIL robusta e influyente

Yanet Aguilar Sosa| El Universal
Viernes 15 de marzo de 2013

Tras una década al frente de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Nubia Macías dejará el puesto de directora general. Archivo / EL UNIVERSAL

Durante la dirección de Macías, la FIL alcanzó una proyección internacional, al grado de convertirse en el encuentro literario más importante de América Latina. Archivo / EL UNIVERSAL

La Feria contó con la participación de relevantes hombres de letras como Gabriel García Márquez, Carlos Monsiváis y Carlos Fuentes. Archivo / EL UNIVERSAL

Autores internacionales, como los ganadores del Premio Nobel Mario Vargas Llosa y Herta Müller, se dieron cita en el encuentro literario. Archivo / EL UNIVERSAL

Otros momentos de controversia se vivieron durante la gestión de Nubia Macías, como cuando el año pasado le fue otorgado el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances al escritor peruano Alfredo Bryce Echenique, acusado y sancionado por plagio periodístico en Perú. Archivo / EL UNIVERSAL

Escritores, editores y promotores destacaron la paradoja de que durante estos 10 años de gestión la feria se convirtió en la más importante de América Latina en un país de pocos lectores. Archivo / EL UNIVERSAL

La sorpresiva renuncia de la directora de la Feria del Libro de Guadalajara da como balance una gestión de logros que se reflejan en los números de una década

yanet.aguilar@eluniversal.com.mx

Para todos resultó sorpresiva la breve carta en la que Nubia Macías anunció que a partir del 31 de marzo deja de ser la directora general de la Feria Internacional de Libro de Guadalajara. De manera escueta, la periodista agradeció a la Universidad de Guadalajara y al Consejo de Administración de la Feria el apoyo durante sus 10 años de gestión; también agradeció a su equipo, pero ni una mención a Raúl Padilla, presidente de esa fiesta librera que es la más importante de América Latina.

Todos esos sorprendidos que no acaban de entender el por qué de su decisión, olvidan el hecho, razones habrá, dicen, y se centran en el profesionalismo y la capacidad de Nubia Macías Navarro, la socióloga nacida en San José de Gracia, México, en 1966, que se ligó a la FIL de Guadalajara en 1987, pero no como directora, sino como coordinadora de prensa. Todos ligan los avances que la feria ha tenido en estos 10 años a la gestión y al equipo que conformó Macías.

Carlos Ramírez, director general de Grupo Santillana; Tomás Granados, gerente editorial del Fondo de Cultura Económica; Verónica Flores, directora editorial de Tusquets México; Guillermo Quijas Corzo, director de Almadía; Diego Rabasa, editor de Sexto Piso y Peggy Espinosa, de Petra Ediciones, con sede en Guadalajara, coinciden en calificar la gestión de Nubia Macías Navarro como excelente y extraordinaria.

¿Qué fue lo que impulsó Macías como directora general de la FIL desde abril de 2003? ¿Qué líneas determinó junto con todo su equipo de colaboradores para esa feria que es la más importante de América Latina? Lo que hizo fue consolidar a la FIL de Guadalajara y convertirla en lo que es. “Sí, está claro que esta feria se caracteriza de otras por ser innovadora, lo que propone no es mera ocurrencia, le da continuidad, eso es muy loable porque no basta ingenio sino capacidad de resistir”, comenta Tomás Granados, del FCE.

Tras la sorpresa vino la reflexión. Carlos Ramírez, en entrevista telefónica desde Guatemala, destacó dos aspectos de Nubia Macías, la primera su profesionalismo y capacidad, y la segunda su calidad humana. “Está la Nubia Macías profesional y todo lo que hizo para la FIL; fueron avances extraordinarios, logró consolidar como la segunda feria más importante del mundo, después de la feria de Frankfurt, eso le da a México un peso específico muy importante en el mundo cultural”.

Durante la década de gestión de Macías Navarro, que va de abril de 2003 al 31 de marzo de 2013, Carlos Ramírez destaca la consolidación y los lazos de comunicación entre el mundo editorial, los autores, los profesionales del libro pero no sólo de la comunidad de Guadalajara, sino de México. “Un escritor antes de morir sabe que tiene que ir a la Feria de Guadalajara, ese es un tema importante, y eso se logra a través de un trabajo profesional, con un equipo fundamental como Laura Niembro, Tania Guerrero, Myriam Vidriales, mujeres muy valiosas”.

Tomás Granados, recién nombrado gerente editorial del Fondo de Cultura Económica, asegura que la Feria de Guadalajara es la institución de la industria del libro que mejor funciona en nuestro país, por su profesionalismo, por su equilibrio de mirar afuera y mirar adentro, por su creatividad permanente, por su capacidad para adaptar aquí prácticas que también en el resto del mundo han funcionado bien y que no ha sido víctima del crecimiento a toda costa sino del crecimiento razonado.

“Quizás el logro más grande de estos 10 años es el Salón de Derechos. La Feria de Guadalajara es muchas ferias pero yo creo que esa es la ruta correcta en el largo plazo, donde hay el intercambio de propiedad intelectual, no la venta de ejemplares, no los actos públicos que son muy importantes y muy llamativos, pero hay muchos más lugares donde eso ocurre; haberse puesto en sintonía con lo que son las ferias internacionales, creo que ese es uno de los grandes logros, que es discreto en comparación con lo que suele robar las primeras planas culturales”, señala el editor.

Otro de los logros que para Granados tuvo la gestión de Nubia Macías es el programa de becarios, editores y agentes que vienen de otros lados. “La feria los trae, los instruye en cuáles son los más importantes autores y editores, y les permite que compren propiedad intelectual, lo hacen desde hace tres años, es discreto, pero tiene mucho futuro”.

Un estilo seductor por desenfadado

Nubias Macías Navarro, quien cursó el máster en periodismo de El País, en 1993, una maestría avalada por la Universidad Autónoma de Madrid, ha sido considerada como una de las mujeres más influyentes de Iberoamérica y también de nuestro país, incluso apareció en la portada de una importante revista.

Esas son cualidades que destacan editores y autores. Verónica Flores, directora editorial de Tusquets, dice que en los últimos 10 años la FIL de Guadalajara ha crecido a la par que muchos de sus autores nacionales e internacionales. “Sin duda, la impecable gestión de Nubia Macías y su extraordinario equipo de trabajo trascenderán por haber impulsado el Salón de Derechos, fomentado la lectura, haber hecho de los libros no sólo una plataforma cultural y social sino de negocio, rentable, acogiendo premios como el nuestro, el de Tusquets Editores de Novela, con la resonancia internacional que ninguna otra feria en lengua española podría darnos”.

Verónica Flores asegura que era a tal grado su influencia que en estos 10 años “la FIL (de Guadalajara) era Nubia Macías. El listón lo ha dejado muy alto y el reto para quien la suceda es inmenso. Es difícil imaginar una FIL sin Nubia Macías”.

Esa es la sensación que tienen todos, desde Guadalajara, como lo señala Peggy Espinosa, hasta la ciudad de México, como lo asegura Diego Rabasa. El editor de Sexto Piso afirma que fue una gestión extraordinaria. “Tuvo constantemente un afán por modernizar la feria, porque ésta no se quedara estancada ni con el tamaño que tenía (recordemos que apenas hace unos años casi duplicó su tamaño con el área de expositores internacionales) ni con el público que tenía (también impulsó la creación de FIL Niños) ni con los programas existentes”.

Rabasa señala que Nubia logró que la feria pasara de un evento estrictamente para el público a ser un foro muy atractivo para profesionales de distintas partes del mundo. Impulsó programas como los Fellowships para invitar a editores de distintas partes del mundo a conocer la industria editorial mexicana.

Siempre tuvo un oído atento para propuestas diferentes y trató con el mismo respeto y atención a los gigantes editoriales y a los sellos pequeños, tal como lo confirma Guillermo Quijas, director de Almadía. “Trabajó de la manera más equitativa que se puede con los distintos rubros de la industria editorial, para editoriales, ilustradores, periodistas; además puso especial interés en la participación de nuevas editorial, como es el caso de nuestra editorial”.

Carlos Ramírez señala: “Si me preguntan qué le faltó hacer, yo diría no sé. Es una mujer sumamente valiosa para México en todo lo que le tocó hacer”. Por eso afirma que será un reto fuerte para la persona que la sustituya, porque lograr esa serie de elementos con una feria de tal envergadura es difícil, pues la feria venía mejorando no sólo en públicos, sino en los autores y programas.

Ninguno le hace críticas, para todos, su gestión fue sumamente positiva y si acaso se puede criticar que sea una feria con muchos espectáculos, quizás es bueno para acercar a la gente a los libros. Tomás Granados dice que hay gente que no le gustan los espectáculos en la explanada o cuestionan que se contabilice la presencia de esas personas como parte de los asistentes de la feria, pero a él le parece un modo de llamar la atención y desolemnizar la relación con los libros. “El estilo personal de Nubia era contrario a esa solemnidad, a ese engolamiento con el que solemos hablar de los libros, tiene un estilo seductor por desenfadado”.

Tampoco es para desilusionarse que México tenga la feria más importante del libro en América Latina y siga teniendo bajos índices de lectura. “Hay que dejar de ser ilusos de que la feria va a transformar los hábitos de la lectura, eso se tiene que transformar en la escuela y en la imagen social de la lectura”, concluye Tomás Granados.

Si Nubia Macías se negó a dar cualquier tipo de declaración después de enviar su carta en la que dice: “Formar parte de la FIL y encabezarla durante este tiempo ha sido una experiencia vital y extraordinaria”; Raúl Padilla optó por el silencio, en su oficina, la gente de relaciones públicas señaló que hoy emprendió un viaje y que será hasta el próximo martes que puedan tener algún tipo de comunicación con él.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0