aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“Mi novela La torre y el jardín rechaza la violencia”: Alberto Chimal

Yanet Aguilar Sosa| El Universal
Domingo 20 de enero de 2013
Mi novela La torre y el jardn rechaza la violencia: Alberto Chimal

INAUGURAL. Con este libro la editorial Océano abre la colección Hotel de las Letras, bajo la edición de Martín Solares. (Foto: JUAN BOITES EL UNIVERSAL )

El autor presenta hoy, al mediodía, su nuevo libro en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes

[email protected] 

Novela extraña, novela de aventuras, novela rara. Esos y muchos otros pueden ser los calificativos de La torre y el jardín, la novela más ambiciosa que ha escrito Alberto Chimal y en la que explora con más amplitud y fuerza los temas que conforman su literatura: la perversión, el abuso de poder, la imaginación, la exploración del mundo y la búsqueda de sentido en la propia historia.

Esta novela que le llevó más de ocho años de trabajo y la edificación compleja del mundo de Horacio Kustos, su personaje más completo y querido, representa su trabajo más profundo en el género y el ambicioso en su carrera literaria.

“La torre y el jardín (Océano) es el lugar donde está, de una manera bastante amplia y diversa, todo lo mejor que he podido hacer acerca de los temas que me interesan, acerca de la imaginación, del poder, el tema del que mucho he escrito y también muchos otros temas aledaños, la idea de la exploración del mundo, la búsqueda del sentido en la propia historia. Horacio Kustos es un tipo totalmente normal que no quiere entregarse a lo extraño sino simplemente encontrarle sentido a su vida, encontrar una explicación de una especie de concreta infancia con la cual pueda estar en paz, también eso es importante la construcción de la propia historia, el tema de la perversión, del abuso del poder, del contador de historias, del creador del catálogo escrito en el mundo”, señala Chimal.

El narrador, que ha escrito novela, cuentos y sobre todo relatos de microficción, afirma en entrevista que su novela se sustenta en un edificio que es Morosa, donde están los monstruos internos y más violentos. “Parte de la idea es que este edificio es un poco como una especie de enorme almacén, de enorme zoológico, incluso en la manera en que se va contando se cuenta como una especie de bestiario, como si hubiera esta exhibición de animales, pero en realidad las bestias no son los animales, son los seres humanos que los maltratan y acaba siendo como una especie de muestrario de las bestialidades cometidas por los seres humanos que son capaces de una serie de cosas terribles”, explica.

A Alberto Chimal, autor de Los esclavos, El viajero del tiempo, La ciudad imaginada y otras historias y El último explorador, le interesaba hablar de lo que los seres humanos han hecho con el mundo y le han impuesto cosas ideas, normas, patrones de conducta. “En el libro aparece ese animo apocalíptico que hemos tenido desde los últimos años del siglo pasado sobre el fin del mundo. Siempre pensamos que el fin del mundo es como el fin de la especie y no es así. Cuando empecé el libro venía del desencanto del nuevo siglo, esta insistencia en el advenimiento que traían muchas personas, y en la medida en que fui avanzando me di cuenta que la gente está estancada en peligros reales y en peligros imaginados”.

Esta novela, con la que Océano inauguró su colección Hotel de las Letras, bajo la edición de Martín Solares, es una exploración a Morosa, el bricandero, ese mundo imaginario, que es el lugar más perverso del mundo, el lugar donde pasan las formas de explotación más terribles, pero que como se va rebelando a lo largo del libro no son las únicas que hay.

“Morosa está asentada en una ciudad mexicana cualquiera, se parece un poco a Toluca, a mi tierra, pero transfigurada y de alguna manera funciona como una especie de caja china o muñeca rusa porque al mismo tiempo es el entorno normal y el sitio perverso, y dentro de este mundo es como ir abriendo diferentes capas de la casa, es como ir pelando una cebolla para encontrarse con un centro que es al que todos los personajes van y es en el que se va a resumir la existencia de todos; es el universo donde lo cotidiano y lo extraño se tocan y en ese sentido también es una metáfora de nuestra propia existencia en la cual ocurre lo mismo, aunque no sea por medios mágicos, pero en la cual siempre estamos rodeándonos de historias tranquilizadoras, de explicaciones del mundo para no tener que enfrentarlo”, señala el escritor y profesor.

La torre y el jardín es el gran mundo de Horacio Kustos, protagonista de casi todas sus historias recientes; un personaje insumiso, deseoso de oponerse a esas ideas conformistas que privan en el mundo, y aquí lo es también. “El libro acaba desembocando de muchas formas en la violencia, violencia contra otros seres humanos, contra los animales, violencia de todo tipo; pero Kustos siempre rechaza la violencia, rechaza la idea de que la violencia en la literatura es para admirarla y ponerla como modelo. Este libro la rechaza”.

Alberto Chimal presentará junto con Bernando Fernández BEF, Julio Patán y Martín Solares, su novela La Torre y el jardín, hoy a las 12 horas, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0