aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El amarre es una metáfora de la necesidad amorosa del ser humano

Yanet Aguilar Sosa| El Universal
Martes 20 de septiembre de 2011
El amarre es una metfora de la necesidad amorosa del ser humano

HISTORIA. La autora narra la vida de Miranda, una mujer que recupera su identidad femenina a través del amor y su sensualidad. (Foto: LEO MORALES EL UNIVERSAL )

Margarita Peña mezcla la novela de amor con boleros y narrativa picaresca

[email protected]

En el trasfondo de la historia de amor, erotismo y sexualidad de El amarre, la nueva novela de la escritora, investigadora y profesora emérita de la UNAM, Margarita Peña, está “la metáfora del amor necesario, ineludible, casi como el aire que se respira”.

“El amarre es en realidad una metáfora de la necesidad amorosa; todos de alguna manera quisiéramos hacer una amarre con la persona que amamos, claro que el amarre tiene connotaciones mágicas y sabemos que a nivel de folclor popular se hacen este tipo de amarres, vemos anuncios en los postes que hablan de hacer amarres, es la representación de la necesidad de amar a otro, de ser amado y de tener a alguien y que ese amor no se te vaya. Siendo así parece que todo se vale”, señala.

En esta novela que es publicada por la Dirección de Literatura de la UNAM, Margarita Peña tejió la necesidad de amor de Miranda -una abogada prominente en su pueblo de Veracruz-, quien no ha amado en 14 años, con la letra de los boleros mexicanos y con las artes narrativas de la literatura Novohispana, del Siglo de Oro Español, de la narrativa picaresca y la novela sentimental, que son sus temas de investigación académica, a los que ha dedicado 42 años de arduo trabajo.

“Muchas veces escribo escuchando boleros porque me inspiran, las canciones están diciendo las historias que yo estoy contando, esto ya lo había experimentado en La vampiresa de Dakota, un thriller erótico que publiqué y en el que también construí capítulos con base en letras de bolero. El bolero romántico es un himno al amor y está en la vida y en la historia amorosa de todos nosotros”, señala la escritora.

Al estilo del Siglo de Oro

Hay otros elementos en esta novela erótica y sentimental, la presencia sutil de textos cargados de humor y picardía al estilo de la literatura del Siglo de Oro.

“Eso casi es natural, desde hace 42 años trabajo la literatura de la Nueva España y la literatura española del Siglo de Oro, de alguna manera Cervantes o la novela picaresca como La Lozana Andaluza o Guzmán de Alfarache o la novela sentimental al estilo de María de Zayas y Sotomayor, se me cruzan en el interior”, agrega Peña.

Así, en El amarre se pueden encontrar destellos de las Novelas ejemplares de Miguel de Cervantes, sus entremeses de El coloquio de los perros y hasta un cierto humor que, de acuerdo con Margarita Peña, no intenta seguir las huellas de la literatura que ha estudiado a lo largo de su vida, pero que de alguna manera ahí están, por ejemplo, cierto desparpajo de ella.

“En algún momento ella dice: ‘Mi título de abogada está colgado y ahora a lo que me quiero dedicar es al amor, a amar a alguien y a que me amen’. Pues creo que esa es una decisión muy sana”, cuenta Margarita Peña.

La escritora y estudiosa que es miembro del Sistema Nacional de Creadores marcó su historia de nostalgia y de melancolía “que lo invade como la bruma que invade los árboles, el campo, el camino y la soledad”.

Cuando un ingeniero llega al pueblo de esa abogada madura, ella decide apostar todo por él y con ayuda de su nana, una mulata de Veracruz, le hace “un amarre” y emprenden un viaje que Peña califica como “una especie de viaje mágico de los amantes de Chagall que suben hacia el cielo”.

Aunque ese amarre significa atarse hasta la muerte a ese hombre que descubre en sus defectos, Miranda tiene que reaprender a conocer su cuerpo y entonces va cobrando conciencia de su identidad femenina y de su identidad, descubre el arte, la lectura, así como el gozo estético.

Margarita Peña asegura que Miranda es una mujer que ama simplemente y recupera su identidad femenina a través del amor y de su sensualidad. “Se da cuenta cuál es el color de sus ojos, cuál es el color de su pelo, qué la favorece más, pero no desde un punto de vista banal sino desde un conocimiento profundo. Ella se llena de arte, de arquitectura, de lecturas, entabla comunicación con el mundo y su mundo interior va creciendo mucho”.

El amarre se presenta hoy a las 18 hrs, en el Salón de Actos de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM; participarán Gloria Villegas, Ofelia Escudero, Ernesto Priani, Marcela Palma, Tibor Bak-Geller, Rocío Barrionuevo, Anamari Gomís, Armando González Torres, Alejandro Toledo y la autora.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0