aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




En Venecia, Melanie Smith cuestiona la modernidad

Sonia Sierra| El Universal
Martes 31 de mayo de 2011
En Venecia, Melanie Smith cuestiona la modernidad

VIDEO. “Estadio Azteca, proeza maleable”, obra que cuestiona asuntos como la disciplina, la historia lineal, la idea del progreso. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL Y MELANIE SMITH )

La obra que representa a México en la Bienal articula ideas como la utopía y el caos en las sociedades emergentes

[email protected]

“Una gran parte de mi proyecto cuestiona la idea de la nación, la nación moderna. Siendo inglesa y mexicana, al mismo tiempo, regreso ahora a Europa y hay una confrontación fuerte. Mi trabajo siempre ha dialogado con la condición latina, en específico con México y, en este caso, es cómo se sitúa frente a Europa”.

Desde Italia habla en entrevista la artista Melanie Smith, quien representa a México en la Bienal de Venecia 2011, que este martes abre sus pabellones y que el 4 de junio abre al público.

Con Cuadro rojo. Imposible rosa, Smith lleva en el Palazzo Rota Ivancich piezas en video, instalación, pinturas y una acción que articulan algunas de las ideas que atraviesan la obra de la artista que llegó a México en 1989: modernidad, utopía, lugar, caos de las sociedades emergentes.

El viernes 2 de junio, a las 18 horas, se inaugura la obra de Smith con una acción plástica. Con la curaduría de José Luis Barrios, la participación mexicana en la bienal de arte más importante del mundo, alcanzó una inversión de 10 millones de pesos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Bellas Artes.

Aunque la selección de Melanie Smith fue retrasada, a diferencia de los tiempos con que se hace para otros artistas participantes en la Bienal, la creadora presenta en la muestra obras que dialogan con el espacio del Palazzo Rota Ivancich a partir de tres ideas: delirio, melancolía y compulsión.

“Trabajo la idea del desbordamiento del rectángulo, del marco. Este Palazzo sólo se renta para eventos artísticos y está, no en un descuido total, pero ya sabes que Venecia es un lugar si no en ruinas, por su carácter histórico se conecta con la historia europea. Uno de los videos trabaja con la idea de la ruina y la entropía en una instancia arquitectónica en México. Estamos tratando de encontrar paralelos en la situación histórica europea y una situación latina”.

El video Estadio Azteca, proeza maleable abunda en el tema del delirio. “Lo que vincula todo esto es la idea de la pintura, que siempre ha sido la base de mi trabajo. Mi noción de la pintura se desborda, se permea en el video; hay siempre está relación entre el marco plástico y el marco político”, explica la artista.

La cita del nombre del proyecto viene de El cuadrado rojo , del artista Kasimir Malévich, una obra clave para entender el cambio de la figuración hacia la abstracción.

“El título salió un poco de manera intuitiva: referencias a la abstracción, el color, el rectángulo y la idea de la impuridad del color, esta comparación del rojo que es un color puro, y del rosa que es impuro. Sí hay obviamente este elemento abstracto, pero estamos retando la utopía moderna, dando un giro, una reinterpretación a lo que podría decir una situación utópica en el momento y comparándolo con la situación de hoy en día”, comenta.

Más allá de la utopía

La artista afirma que más que cuestionar cierta condición utópica, trabaja desde la imposibilidad de la situación utópica. Parte de la obra que presenta Smith la había producido antes.

Las acciones y piezas nuevas se han ido produciendo in situ. Se exponen sus últimos trabajos que recuperan las líneas de su trayectoria.

“Obviamente hay constantes que vuelven a aparecer. El marco es un tema que inconscientemente, y cada vez más conscientemente, lo abordo. Muchas piezas que trabajo ahora in situ tienen que ver con las que hice hace 10, 15 años, son como revoluciones pequeñas que aparecen y se esconden en la obra. Como artista uno no tiene tantas cosas que decir, siempre estos pequeños giros o avances en el trabajo son de alguna manera un reencontrar una manera distinta de decir las mismas cosas”.

Hace 22 años que Melanie Smith vive en México. Formada más en la abstracción y el minimalismo, México representó un giro de 180° en su arte.

Llegó al salir de la escuela de arte con un grupo de jóvenes artistas ingleses; venían por seis meses, algunos se quedaron dos años, Smith eligió vivir y trajar en este país.

“Creo que el lugar de producción vuelve a tomar importancia. No soy tanto de la idea del nomadismo, cuestiono las ideas de producción del que es viajero todo el tiempo. Creo que la condición del lugar sí es importante. Mi visión del país (de México) se refleja en la pieza del “Estadio”, justo la visión moderna de la disciplina, la historia lineal, la idea del progreso, todo se pone en duda ahí. Todo se vuelve una especie de caos de lo imposible”.

También desde Venecia, José Luis Barrios explica que para las obras resulta fundamental el trabajo en el espacio del Palazzo.

“En el Palazzo Rota Ivancich -comenta el curador- se trata de trabajar sus condiciones espaciales, acústicas, históricas, a partir de lo que significa la noción de patrimonio cultural que representa Venecia, porque el asunto del patrimonio es muy complicado, hay casi un culto fetichista a todo el asunto del patrimonio. Luego está la noción del caos, caos en un espacio en ruina y caos de una sociedad tan difícil como lo es la mexicana”.

La materia prima del trabajo, asegura José Luis Barrios, es la obra de Melanie Smith, quien a lo largo de toda su trayectoria ha desarrollado obras que abordan temas diversos, como la ciudad, los afectos urbanos y el caos en las sociedades emergentes modernas, como son las latinoamericanos para terminar en lo que llama “un diálogo de modernidades”.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0