aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ya viene el tercer Congreso Mundial de Autismo

Cristina Pérez-Stadelmann.| El Universal
Sábado 23 de octubre de 2010
Ya viene el tercer Congreso Mundial de Autismo

SITUACIÓN. Rogelio Garza, de la Federación Latinoamericana de Autismo, dice que este año se diagnosticarán más niños con este trastorno, que con diabetes o cáncer . (Foto: ALMA RODRIGUEZ EL UNIVERSAL )


[email protected]

Con el fin de continuar con el proyecto que se ha venido gestando cada cuatro años, la ciudad de Monterrey, Nuevo León, será la sede del congreso sobre los Trastornos del Espectro Autista, (TEA) los próximos 3, 4 y 5 de noviembre, coordinado por la Organización Mundial de Autismo (OMA), la Federación Latinoamericana de Autismo (FELAC), con el apoyo del Consejo para las Personas con Discapacidad de Nuevo León y de Austismo, A.B.P.

En entrevista con KIOSKO, Jorge Raúl Ojeda Santana, vicepresidente del Comité Organizador del Tercer Congreso de Autismo en Monterrey, comenta que el objetivo es informar sobre los últimos avances en el autismo en México y el mundo, dar información para hacer conciencia sobre la importancia de la detección temprana de este síndrome, y promover el respeto a los derechos de las personas con autismo y su integración a todos los ámbitos.

Participarán conferencistas de América, Europa, Asia, Oceanía y África, y está programado un Seminario titulado “Yo soy igual a ti, pero diferente”, dirigido a niños y niñas de educación primaria; así como un ciclo de cine y cortos y un concurso de artes plásticas, todo relacionado con el autismo.

Rogelio Garza Arispe, secretario de la Federación Latinomaricana de Autismo, comenta que este año se diagnosticarán más casos de niños y niñas con autismo que con otras enfermedades como sida, diabetes, y cáncer pediátricos, de acuerdo con la información arrojada de los estudios del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, en Atlanta, EU.

El actual estado de la enfermedad

A decir de Ojeda Santana, es casi nula la investigación sobre autismo en México, pues no se destinan recursos para estudiar este síndrome, además de que prevalece la desinformación, lo que afecta la detección temprana.

“Son pocos los centros de terapia para este síndrome, la mayor parte de ellos son privados (cobran más de 4 mil pesos al mes), sin tomar en cuenta que es una de las discapacidades en mayor crecimiento que se presenta cuatro veces más en barones que en mujeres”, comenta Ojeda Santana.

Según estudios del psicólogo Mario Alberto Vázquez Ramírez, coordinador del Subsistema estatal del área de sicología y responsable del área de autismo del departamento de Educación Especial de Aguascalientes, en Latinoamérica la información disponible para padres, médicos, psicólogos y educadores suele ser escasa, incorrecta e imprecisa. “Situación que no deja de ser grave si consideramos que el autismo puede identificarse antes de los tres años de edad y que si se realiza una adecuada intervención sicopedagógica en el periodo de los dos a los seis años, su pronóstico educativo, familiar y social será muy favorable”, dice.

Mitos frecuentes sobre el trastorno

Las causas del autismo no son emocionales, como suponía el sicoanálisis en el siglo pasado. Es totalmente falsa la hipótesis según la cual un rechazo inconsciente de los padres al bebé es lo que provoca el autismo.

Tampoco es cierto que la incompetencia de la madre para vincularse emocionalmente con el bebé en sus primeros años de vida pueda causarlo. “Si bien en nuestros países aún existen profesionales que afirman contundentemente estas explicaciones, es indispensable erradicar estas posiciones que tanto daño hicieron a las familias de niños con autismo al culparlos de la condición que presentan sus hijos. Todos los padres deben saber que ellos no son los culpables del trastorno que presentan sus pequeños”, afirma.

“Es falso que todas las personas con autismo presenten una capacidad intelectual superior, sólo una pequeña cantidad de ellos presenta aptitudes sobresalientes específicas, como una memoria visual o auditiva prodigiosa. El autismo no es esquizofrenia infantil y no es una sicosis. De igual modo, los animales no curan el autismo y aunque hay algunas evidencias de mejoría en la comunicación y socialización de ciertas personas, la evidencia es todavía muy pobre”, comenta el especialista.

Para el investigador, las dietas sin gluten y caseína (componentes del trigo y leche respectivamente) son de uso común para mejorar el espectro autista, pero no existen investigaciones científicas rigurosas que comprueben su efectividad generalizada.

Sin embargo, existen algunos testimonios aislados de personas que comentan haber registrado mejoría en el autismo de sus hijos con estos procedimientos. Así, el propio Jorge Raúl Ojeda probó este método con sus hijos y obtuvo resultados positivos, aunque recomienda que cada padre procure los métodos adecuados para el síndrome, y se involucre, sin falla, como jefe de familia en el tema.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0