aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“Realizar la cumbre en Cancún, una aberración”

Yanet Aguilar Sosa| El Universal
Viernes 28 de mayo de 2010
El escritor Homero Aridjis denuncia la política ambiental que ha tolerado la “depredación” de la costa caribeña

yanet.aguilar@eluniversal.com.mx

El escritor y ambientalista Homero Aridjis asegura que la problemática ambiental en México es terrible. Si ante el derrame de petróleo en el Golfo de México el gobierno mantiene “una política de avestruz”, como organizador de la Cumbre del Cambio Climático que se realizará en Cancún a finales de 2010, ejerce una “incongruencia conceptual y moral, y una irresponsabilidad”.

Cuatro meses después de haber terminado su gestión como embajador de México ante la UNESCO, el poeta y narrador cuestiona la falta de acción del gobierno mexicano frente al derrame de petróleo el Golfo de México: “Es un desastre tipo Chernobyl en términos ecológicos y el gobierno de México no dice nada, no dice si va a tomar medidas, no informa qué está haciendo en cuestiones preventivas; la mancha se expande y hay alarma general sobre cómo afecta el turismo, las zonas pesqueras y los ecosistemas marinos. En todo el golfo de EU hay una alarma general, mientras que en México hay una política de avestruz”.

Si el intelectual cuestiona la falta de pronunciamiento de México y de la Semarnat sobre la afectación de los ecosistemas marinos por el derrame, es implacable al criticar la política de desarrollos turísticos que se hace en México, en especial en Yucatán y en Quintana Roo, que califica como “depredadores”.

Afirma: “Van a construir un aeropuerto en 3 mil 500 hectáreas verdes para beneficio de las cadenas turísticas hoteleras españolas, que es algo criminal para el país; para donde volteamos estamos llenos de problemas”.

Las incongruencias

Y a pesar de todo ese panorama en materia ambiental, México va a ser sede de la Cumbre de las Partes para el Cambio Climático (COP16), del 29 de noviembre al 10 de diciembre en Cancún, que Aridjis califica de “aberración”, porque la van a realizar en uno de los lugares más depredados de México “donde está la rapacidad de los empresarios de las cadenas hoteleras peores del país. Esa es una incongruencia conceptual, moral y también una irresponsabilidad”.

Sus argumentos son letales: “No hay congruencia, anuncian esa cumbre y anuncian proyectos depredadores como si no hubiera conferencia en México; no los entiendo. Es como alguien que va a hacer un banquete en un espacio del que están tirando las paredes y el techo, levantando el piso. Te preguntas, ¿dónde?, ¿aquí van a hacer esta gran conferencia donde ustedes están destruyendo paredes, techo, suelo? Es de nuevo falta de visión y de responsabilidad”, dice.

Sobre derechos humanos

El medio ambiente no es el único asunto que no mira el gobierno mexicano, también están los derechos humanos y la falta de visión diplomática.

Ha habido pronunciamientos de Amnistia Internationational en Washington que dan cuenta de alarma internacional por la violación de los derechos humanos. Homero Aridjis opina que, cuando se dice que ha habido 23 mil muertos producto de la violencia y el Presidente señala que de ellos sólo 10% son inocentes, también es una irresponsabilidad.

“Estamos hablando de 2 mil 300 inocentes, en Tlatelolco, aunque nunca se sabrá la verdadera cifra, fueron 500 y tantos muertos; aquí hablamos de dos mil 300 y es una cifra que va en aumento y siempre hay crímenes que no se esclarecen, como el de los adolescentes en Ciudad Juárez, los niños que son acribillados y las balas pedidas. Nuestro récord en materia de derechos humanos está muy mal. Hay mucho trabajo, pero es de todos”, comenta el autor de Mirándola dormir y Los poemas solares.

“Visión chiquita”

El narrador dice que, sumado a ello, hay otra incongruencia del gobierno actual: haber cerrado la embajada de México en la UNESCO, lo que le pareció una nueva aberración porque era descabezar también el concepto de México.

“México fue país fundador de la UNESCO en 1946; ha tenido una presencia importante. Entre 1948-1952, el poeta Jaime Torres Bodet fue el segundo director general de la UNESCO; le tocó la promulgación de la creación de los derechos humanos en 1948 con comentarios de Gandhi y de Einstein; tuvo una gran presencia como diplomático y desde entonces ha habido algunos embajadores muy notables”, señala quien fuera presidente del PEN Internacional.

La acción le parece un ahorro mezquino y tonto, según sus palabras. “Ya me iba, era (una decisión) independiente de mí, pero quitar al embajador de la UNESCO es como si en Nueva York quitaran al embajador ante Naciones Unidas para que el Consul general lo represente. Es una visión muy chiquita; lo critiqué y sigo pensando lo mismo, fue una tontería”.

Por esa falta de visión de Estado, está de acuerdo con Carlos Fuentes, quien en uno de sus más recientes artículos asegura que el Partido Acción Nacional (PAN) llegó descalzo a la presidencia.

“Es cierto, les falta representación con sectores nacionales, con los campesinos, los indígenas, los obreros, los intelectuales; es un gobierno que no tiene visión de país, que no tiene una proyecto de país; yo creo que hay que ver todos los sectores, los indígenas, los obreros, la clase media, los intelectuales, los académicos, tener una visión del país que creo que no lo tienen”, comenta.

La más reciente entrega del escritor y ambientalista se titula Los invisibles, una novela enigmática que aborda el tema de la invisibilidad, esa que a veces ha sentido Homero Aridjis en México donde se le llama ninguneo. La historia, que parte de un relato de misterio sobre un grupo de invisibles, le permitió a Aridjis adentrarse en un tema que siempre le ha interesado: el del hombre transparente.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0