aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El esperado volumen de memorias de Cabrera Infante al fin se publica

Ana Anabitarte Corresponsal| El Universal
Viernes 12 de marzo de 2010
“Cuerpos divinos” ofrece detalles de la persecución que sufrió el autor por el régimen de Fidel Castro

[email protected]

MADRID.— En 1962, Guillermo Cabrera Infante comenzó Cuerpos divinos, un libro en el que trabajó toda su vida. El escritor residía con sus dos hijas y su segunda mujer, la actriz Miriam Gómez en Bruselas (Bélgica), donde había sido nombrado agregado cultural de la embajada de Cuba.

En 1965, debido a la repentina muerte de su madre, el escritor volvió a la isla donde fue retenido por el Servicio de Contra-Inteligencia durante cuatro meses. Ello y sus discrepancias con el régimen de Castro le llevaron a tomar la decisión de exiliarse. Cabrera Infante y su familia viajaron entonces a Madrid, pero las dificultades económicas así como la negativa del régimen de Francisco Franco a regularizar su situación, le obligaron a mudarse a Londres, donde vivió hasta su muerte en 2005.

Durante todo ese tiempo, el autor de Tres tristes tigres escribió Cuerpos divinos (Galaxia Guntenberg & Círculo de Lectores), la que definió como su “biografía velada”. Un libro que no pudo acabar pero que antes de morir y cuando ya estaba muy enfermo, pidió a su mujer que publicara y que ayer finalmente se presentó en Madrid.

“Hace algunos años él me lo enseñó y me preguntó, como hacía siempre, si éste era publicable”, relata su viuda en entrevista con KIOSCO.

“Cuando lo leí le dije que no sólo era publicable, sino que era necesario publicarlo. Que sus lectores tenían que saber qué le pasó, cuál fue su gran dolor, su decepción con la Revolución Cubana; y también que era necesario para los cubanos porque les han robado la historia y les han hecho otra historia”, dice.

Por eso, comenta, este es un libro doble: para la obra de Guillermo y para que quede para el pueblo cubano.

 

 

Sobre el texto

El libro es una crónica de la Cuba prerrevolucionaria de los últimos años del dictador Fulgencio Batista y la llegada de Fidel Castro al poder. Se trata de los años previos y posteriores a la Revolución Cubana narrados por un joven Cabrera Infante que describe una ciudad de La Habana al compás del descubrimiento del gran amor de su vida, su mujer: Miriam Gómez.

 

En sus páginas, el personaje de Elena es en realidad Gómez, la mujer con la que se casó el 9 de diciembre de 1961 tras divorciarse de su primera esposa, y con la que vivió el resto de su vida.

“Este libro cuenta tantas cosas íntimas de mí que me aterra, que me da una vergüenza espantosa que ahora se vayan a conocer públicamente. Pero si él las escribió es porque quería que se leyeran, así que aquí están. Ahora este libro es sólo de los lectores. Ya no me pertenece más a mí”, comenta la viuda de Cabrera Infante, Miriam Gómez.

 

 

Las opiniones

Durante la presentación del libro, el escritor Fernando Savater aseguró que Cuerpos divinos contiene “las claves de todas sus obras y se puede considerar además como un reverso de todos sus libros. Con el paso literario el autor va describiendo el rostro de La Habana y esos años de juventud, de iniciación y de madurez decisivos, en los que cuenta lo que le pasó en el terreno personal, amoroso y político”.

El escritor Juan Goytisolo lo definió como un libro mítico “porque he oído hablar de él durante 20 años”.

Mientras, el también escritor y amigo de Cabrera Infante, Juan Cruz, destacó el estilo inconfundible del autor que ha logrado que la narración “avance al ritmo musical tan característico de la prosa del cubano, lo que provoca que mientras se lee se escuche un foxtrot o se sienten incluso los baches de una carretera en la ciudad de La Habana”.

“Este libro es dinamita. Y me encantaría que cada cubano tuviera un ejemplar para que supiera lo que pasó”, asegura la viuda, una mujer muy crítica con el régimen de Fidel Castro y que no sueña con volver a su país.

“El 12 de abril cumplo 70 años y aunque me exilié cuando tenía 22 y no he vuelto, no sueño con volver”, reconoce.

Si vida, dice, es su apartamento, su casa en Londres. “Soy cubana de alma, de corazón, de todo, y quiero todo lo mejor para el pueblo cubano y me da mucha pena verlo así. Pero yo estoy muy mayor para hacer algo por el pueblo cubano, eso es para la gente joven”, asegura.

 

 



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0