aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Los escritores latinos triunfan en los Estados Unidos

El Universal
Sábado 02 de enero de 2010
Atrás quedan los días en que los hispanos quedaban relegados a las pequeñas y audaces editoriales

Las grandes editoriales comerciales se disputan a los autores de moda y sus libros aparecen destacados en las mayores librerías del país.

Los escritores latinos que escriben en inglés o en español están ganando, además, prestigiosos premios hasta el punto de que sus obras se incluyen en los programas educativos de las escuelas, institutos y universidades del país.

 

Según Rigoberto González, catedrático de la Universidad de Rutgers y autor de 8 libros, la transformación de la literatura latina en EU responde en gran medida a la explosión demográfica de los hispanos en el país.

 

“El censo del 2000 fue una llamada de atención, no sólo hacia el crecimiento rápido de la población latina del país, sino también hacia su aporte económico e importancia como mercado potencial”, dijo Rigoberto González.

 

“Tras esa explosión demográfica, -agregó-, comenzaron a verse latinos que se destacaban profesionalmente en campos que anteriormente habían estado dominados por angloamericanos”.

 

Según González, lo mismo sucedió con la literatura: al proliferar los programas académicos de escritura creativa, más latinos han tenido acceso a ellos.

Cambio en la literatura

“La voz latina, en todas sus variantes, que antes se encontraba tan débilmente representada en los estantes de librería, se ha convertido en un territorio novedoso y diferente para la literatura, aunque los hispanos hayamos residido aquí durante siglos”, explicó.

 

Michael Sedano, crítico y columnista del galardonado portal de noticias literarias La Bloga, dice que la literatura latina de hoy dista significativamente de la literatura chicana durante los años del movimiento, entre la década del 60 y 70.

“En aquella literatura se destacaba la poesía y la narrativa corta, casi siempre publicada por editoriales pequeñas o efímeras, como diarios comunitarios o revistas literarias”, afirma.

Según Sedano, cada día más escritores latinos se destacan como novelistas, lo cual les ha abierto paso entre las grandes editoriales comerciales y universitarias y, consecuentemente, a mayores vías de distribución.

 

Grandes logros

Cuando el dominicano Junot Díaz recibió el año pasado el prestigioso Pulitzer por su novela La breve y maravillosa vida de Oscar Wao, a muy pocos sorprendió que el premio fuese otorgado a un hispano, como si fuera el resultado de una progresión natural.

 

Sin embargo, al recibir la noticia del premio, Díaz no vaciló en señalar que en los casi 100 años de la historia del galardón, era sólo el segundo escritor hispano que lo recibía.

En 1990 el escritor cubanoamericano Oscar Hijuelos recibió el Pulitzer por su novela Los reyes del mambo tocan canciones de amor. Según la novelista cubanoamericana Achy Obejas, los logros de pocos ayudan a muchos. “Pienso que cuando Junot Díaz ganó el Pulitzer, todos los latinos ganamos, pues mientras más ancha sea la puerta, más y más de nosotros entramos”, afirmó Obejas.

Si bien la trayectoria del Pulitzer no refleja la calidad, diversidad y visibilidad creciente de la literatura latina, la atención crítica que ha recibido, tanto por su presencia como disciplina en programas académicos como en vías populares, es cada día mayor.

 

No es raro que hoy en las escuelas de EU, aun en las zonas rurales, se lean textos de Pat Mora, Cristina García, Julia Alvárez y Judith Ortiz Cofer junto a los ya considerados clásicos como Bendíceme última (1972), de Rudolfo Anaya y Por estas calles bravas, de Piri Thomas. Y gracias a traducciones de calidad y a la capacidad distribuidora de las editoriales comerciales, actualmente esta literatura se exporta con éxito a Latinoamérica y España en lo que antes había constituido una vía de sentido único.

Este ha sido el caso del peruano-americano Daniel Alarcón, considerado por la revista Granta en 2007 como uno de los escritores estadounidenses más destacados menores de 35 años.

 

Alarcón, que es profesor universitario del Mills College en California y editor asociado de la revista Etiqueta Negra, personifica ese intercambio cultural en su quehacer literario.

 

Sin embargo, la visibilidad de la literatura latina dentro y fuera del país no significa que los retos para los escritores hispanos hayan desaparecido.

 

Retos por superar

Martín Espada, quizás el poeta latino de mayor prominencia hoy, insiste en que, a pesar de los reconocimientos y galardones, el racismo aún impera en la comunidad literaria estadounidense.

“Ahora vivimos en la época de Obama, la época post-racial, ¿pero qué significa esto para los latinos?”, dijo.

 

“En la comunidad literaria de aquí todavía hay una creencia en la inferioridad de los latinos; que somos ignorantes, analfabetos”´, agregó.

 

 

Espada, como Díaz, no se deja deslumbrar por los galardones literarios, aunque su obra haya ganado muchos

 

En gran parte, asegura, los escritores hispanos siguen siendo casi invisibles.

“De vez en cuando tenemos éxito, especialmente en la ficción o la memoria, pero todavía no existe igualdad de oportunidades para la gran mayoría de los escritores latinos”, dijo. (EFE Reportajes)

 

 



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0