aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Anime y manga ilustran novela 100% mexicana

Yanet Aguilar Sosa| El Universal
Lunes 12 de octubre de 2009
Anime y manga ilustran novela 100% mexicana

LOGRO. Con la ayuda de la mayor de sus hijas, la autora llevó a la ficción una parte de su realidad . (Foto: YADIN XOLALPA EL UNIVERSAL )

Eve Gil recurrió al género nipón para contar la historia de una niña con síndrome asperger

[email protected]

El experimento literario que la escritora Eve Gil emprendió al idear su obra Sho-Shan y la Dama Oscura se convirtió en la primera novela manga en español. Y aunque aspira a atrapar a los jóvenes amantes del anime japonés con una historia de aventuras, su apuesta va más allá, en la novela habla del padecimiento neurológico conocido como Síndrome de Asperger.

Sho-Shan, la protagonista de la historia, que es hija de la Dama Oscura, padece esa enfermedad que se considera uno de los espectros del autismo. A los cuatro años la vida le cambia; por accidente, mata a un niño de su misma edad, es acusada de asesina y condenada a permanecer bajo arraigo domiciliario. Ese es el punto de arranque de esta novela manga ilustrada por Murasaki Fujita y publicada por Suma de Letras.

Eve Gil quería escribir un libro sobre el asperger, pero ella no es especialista -aunque ha leído mucho del tema- y mucho menos terapeuta. Pensó entonces en escribir una novela, pero corría el riesgo de convertir la historia en un “dramón”, pues ella es madre de dos niñas, la más pequeña, de ocho años, padece síndrome asperger.

Nace la primera novela manga

“Tenía muy claro que yo no quería hacer melodrama con la historia de mi hija, el tiempo me dio la historia; un día llegué a la escuela y ella estaba muy asustada. La directora me dijo que no quería que la niña volviera al kinder porque varios padres habían firmado una carta donde decían que la niña era muy peligrosa y agresiva y ya había lastimado a varios niños. La maestra me dijo algo que comenzó a detonar la historia: ‘imagínese si un día Luisa mata a un niño’, entonces me reveló el tema”, señaló la escritora y periodista.

Eve Gil pensó entonces en escribir una novela ayudada por su hija mayor -de 15 años- quien es ultraespecialista en manga y anime, ella le dijo que la de su hermana era una clásica historia del anime japonés, donde la protagonista era una niña con superpoderes. Llevarían a la ficción un poco de la realidad de su hermana que toda niña asperger, tiene más fuerza que otros niños, mayor tolerancia al dolor y sus juegos son muy pesados.

Juntas comenzaron a escribir e ilustrar, respectivamente, la novela para jóvenes, que aborda el tema de manera muy seria pero con mucha acción y aventura. La pregunta de arranque fue ¿Qué pasaría si una niña pequeña, sin ser consciente, mata a otro niño por accidente.

Se dio a la tarea de ver cientos de series japonesas, leer literatura nipona y estudiar el manga y el anime con la asesoría de su hija, la ilustradora Murasaki Fujita. “Empecé a ensayar no una novela de aventuras para niños, era una narración distinta”.

Con la novela satisfizo dos cosas: contar una experiencia real y escribir un libro para sus hijas; y al final propone dos lecturas: divertir a los jóvenes lectores y decirles a los padres con niños asperger que no todo es tan dramático como parece.

Crítica de la sociedad

En el primer anime literario hay incluso una crítica a la sociedad contemporánea que es verdaderamente cruel con los niños que tienen una enfermedad que no es tan evidente como el síndrome down o la parálisis cerebral. “Ante la sociedad pasan como niños sicópatas que van por la vida robando cosas y con conductas criminales, pero en realidad los niños asperger padecen una deficiencia de neuronas espejo que les provoca una falta de empatía con los demás”.

La autora de Virtus y Jardínes repentinos en el desierto asegura que los asperger son autistas funcionales que no están tan ensimismados, siempre están perdidos en su mundo; a cambio son sumamente talentosos, carismáticos y muy inteligentes. “Tienen una parte muy buena: son como ellos quieren ser”.

Todo eso lo quería plasmar en las dos niñas que protagonizan la novela, las hijas de Dama, la mujer que representa a todas las madres de niños asperger.

Escribir la novela ayudó a Eve Gil a entender mejor a sus dos hijas: a conocer el ultra fanatismo por los animes y los mangas de su hija mayor, y a comprender mejor a la pequeña, con quien no puede establecer comunicación: “En mi fantasía siempre he creído que ella se comunica con alguien que no sé quién es, en la novela le inventé a ese alguien. Es mi deseo, que ella pueda tener comunicación con alguien que la comprenda, que no somos ni su hermana, ni su abuela, ni su padre, ni yo”.

La novela protagonizada por Sho-Shan, Murasaki y la Dama Oscura, se presentará el 20 de octubre en la Universidad del Claustro de Sor Juana, en el marco del Festival del Manga y el Cómic, en una reunión cosplay, en la que los presentadores se disfrazarán de algún personaje real o inspirado en el manga, anime, un libro o una película.

 



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0