aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Enfermedades, principal motivo de discriminación

Liliana Alcántara| El Universal
Sábado 09 de mayo de 2009
Teme ONG que la influenza dispare quejas en Conapred. Enfermos, objeto de señalamientos e insultos, alerta

[email protected]

Las condiciones de salud son el principal motivo de discriminación en México. Así lo dicen las estadísticas oficiales, pero también se hizo evidente tras la aparición del nuevo virus de la influenza que ha generado segregación entre la población, según el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

De enero de 2008 a marzo de 2009, el Conapred recibió 57 quejas y reclamaciones por condiciones de salud. Por discapacidad 51; por apariencia física 27; por edad 23; por preferencia sexual 22; por embarazo 21 y por cuestiones de género, 20.

 

El consejo y los defensores de derechos humanos señalan que la discriminación por condiciones de salud está prohibida en la Constitución y en la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación. Pero es una práctica cotidiana, sobre todo contra enfermos de VIH-Sida, y ahora también contra portadores de influenza.

 

También ocurren actos de exclusión y segregación contra personas que tienen una deformación y cicatrices originadas por una enfermedad como lo ha documentado la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

 

“Ahora los enfermos de influenza van a sentir lo que nosotros sentimos cuando somos señalados por estar infectados”, señala Luis Quiroz, secretario general de la asociación Derechohabientes Viviendo con VIH-Sida del IMSS.

 

“En México se discrimina por todo y de ahora en adelante quien estornude y tenga tos será visto como un foco de contaminación y peor si se sabe que está infectado por el virus de la influenza. En el mejor de los casos será aislado, pero en el peor será objeto de insultos y señalamientos”, considera Irina Layevska, activista contra la discriminación.

 

El Conapred está atento a los presuntos actos de discriminación a causa de la influenza, e hizo un llamado a la gente a denunciar las violaciones de los derechos de las personas, que por la contingencia se puedan generar.

 

La Constitución establece: “Queda prohibida toda discriminación motivada por el origen étnico o nacional, el género, la edad, la discapacidad, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias, el estado civil, o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”.

 

Mientras que la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación dispone que “se entenderá por discriminación toda exclusión o restricción que, basada en e origen étnico o nacional, sexo, edad, discapacidad, condición social o económica, condiciones de salud, embarazo, lengua, religión, opiniones, preferencia sexual, estado civil o cualquier otra tenga por efecto impedir o anular el reconocimiento o el ejercicio de los derechos y la igualdad real de oportunidades de las personas”.

 

Las entidades con más quejas ligadas a casos de discriminación por condiciones de salud son: DF, Estado de México, Jalisco, Veracruz, Guanajuato, Sinaloa y Chihuahua.

 

Pequeños discriminados

 

Hace dos semanas, al comenzar la alerta por la epidemia de influenza, la CNDH envió una recomendación a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes por el caso de dos niños que fueron discriminados por personal de la Dirección General de Aeronáutica Civil, al tratar de impedirles que documentaran su vuelo de Monterrey, al DF, porque podían tener un mal contagioso.

Los niños tienen epidermolisis bullosa distrófica, un mal hereditario que causa cicatrices rojas; así, no pudieron abordar hasta que fueron revisados.

La CNDH aseguró que en este caso se violaron los derechos al trato digno, a la no discriminación y a la legalidad al ser exhibidos y obligados a practicarse un examen, aun cuando la mamá había informado que el mal no era contagioso.

 

“Esta comisión considera de suma importancia la garantía y el respeto a los derechos de las personas que por su condición y circunstancias personales están en situación de vulnerabilidad, especialmente en el caso de los menores, ya que éstos difícilmente pueden protegerse y cuidarse por sí mismos de actos o ataques que atenten contra su desarrollo integral, su dignidad personal y su integridad psíquica y social”.

 

 



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0