aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Mexicanos sacan a la luz templo funerario

Ricardo Cerón| El Universal
Miércoles 30 de abril de 2008

ricardo.ceron@eluniversal.com.mx

Luego de su tercera temporada de trabajo en la Tumba Tebana 39, en el Valle de los Nobles en Egipto, especialistas mexicanos identificaron que este monumento es en realidad un templo funerario, dedicado al segundo sacerdote del faraón Amon.

El equipo mexicano, encabezado por la egiptóloga Gabriela Arrache, confirmó que este descubrimiento resalta la importancia del estudio de campo que realizan desde 2005, porque si bien hay miles de tumbas en egipto, los templos funerarios se pueden contar con los dedos de la mano.

El equipo de la Universidad del Valle de México (UVM) ha logrado remover más de 600 toneladas de escombros de este monumento, con lo que ya pudo definir los límites exactos del templo.

Los investigadores mexicanos encontraron que el templo funerario consta de tres cámaras funerarias, un pasillo y un santuario central, además de dos pozos que van a las tumbas del sacerdote y sus familias.

Los 13 especialistas mexicanos lograron que durante la expedición realizada en marzo pasado, también comenzaran la consolidación y cimentación de las cámaras, las cuales estaban a punto de derrumbarse, dado que gran parte de los muros estaban sin ningún tipo de soporte.

“Igualmente se recolectaron diversos fragmentos de muro que esperamos el año próximo clasificar y colocar en el lugar original”, comentó Arrache.

A pesar de que en la entrada principal hay una maldición para todo aquel que ingrese en la tumba con el fin de saquearla o hacer daño, eso no detuvo a los ladrones. Durante los trabajos de restauración se hallaron dos pozos de saqueo que conducían a las cámaras funerarias, de donde fueron sustraídos lozas y pedazos de muro, que posteriormente eran vendidos en el mercado negro.

Los investigadores mexicanos incluso encontraron fragmentos de huesos humanos que se supone son los restos de los familiares del sacerdote al que le fue dedicado el templo, los cuales fueron recogidos y colocados en un solo sitio.

Uno de los grandes retos que se le presentará a los restauradores y arqueólogos mexicanos será el de limpiar las códices que se encuentran en las paredes, sumamente dañadas por el paso del tiempo.

Arrache expuso que a partir del Proyecto de la Tumba Tebana 39 se ha logrado intercambiar experiencias en cuanto a uso de materiales en el restauración en México con sus homólogos egipcios, además este estudio permitirá que por primera vez el país tenga una representación en el décimo Congreso Internacional de Egiptología, a efectuarse en mayo próximo en Rodas, Grecia.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0