aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Nuevo diccionario de la RAE divide a lingüistas

Alida Piñón| El Universal
Viernes 17 de octubre de 2014

Video. A partir de hoy aumentaron el número de americanismos del Diccionario de la Real Academia Española con palabras como amigovio, basurita, limpiavidrios, motoneta, papichulo, platicón y zíper

Nuevo diccionario de la RAE divide a lingistas

EDICIÓN. En la presentación en Madrid, (de izquierda a derecha), el secretario de la Asociación de Academias de la Lengua Española, Humberto López; el director del nuevo diccionario, Pedro Álvarez de Miranda; el director de la RAE, José Manuel Blecua; el secretario, Darío Villanueva, y la directora de la Espasa, Ana Rosa Semprún. (Foto: ALBERTO MARTÍN / EFE )

La 23 edición del documento se presentó ayer. Para algunos especialistas predomina aún el español ibérico, otros celebran la inclusión de americanismos y mexicanismos

[email protected]

La 23 edición del Diccionario de la Lengua Española (DRAE), presentada ayer en Madrid, es resultado de una “profunda revisión” durante los 13 años transcurridos desde su anterior edición. Ahora, frente a las 88 mil 431 de la edición 22, ofrece 93 mil 111 entradas, con un total de 195 mil 439 acepciones; se hicieron cerca de 140 mil enmiendas que afectan a unos 49 mil artículos.

Además, la Real Academia Española (RAE) aseguró que gracias a la colaboración estrecha con las Academias americanas ha “avanzado en la línea de asegurar la vigencia de ese léxico” y se enriqueció con 18 mil 712 acepciones con alguna marca de países americanos, mientras que 435 acepciones tienen marca de España.

Lo que podría parecer un logro de las academias de la lengua americanas es, para Raúl Ávila, investigador de carrera del Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios de El Colegio de México, “una mentira” porque hasta 2009 los hispanoamericanos suman 357 millones, es decir, 89% de los hispanohablantes, mientras que en España hay 46 millones, que representan 11%.

“La edición anterior tenían unos 50 españolismos y unos 2 mil mexicanismos. Eso suena muy bonito, pero es una manipulación porque, como decía un filósofo, todo lo que no es universal es folclore, si hay menos españolismos es porque creen que su español es el correcto. Por ejemplo, el diccionario contempla que ‘salpicadero’ no es un españolismo, cuando la mayoría dice ‘tablero’, ¿quién fuera de España dice esa palabra para refirse a la parte donde está el volante?, ‘mechero’ allá es un encendedor, aquí es un aparatito con petróleo para dar luz en el rancho”, argumenta el miembro del Sistema Nacional de Investigadores y de la Academia Mexicana de Ciencias.

Y agrega: “Había muchos españolismos que no eran válidos como ‘claxon’, que lo usamos la mayoría, o sea que ni siquiera eso hicieron bien. Tendremos que revisar ahora qué es lo que han hecho, pero no puede ser que nuestro español sea para ellos raro. Si el diccionario no define las rarezas de los españoles, entonces no lo podemos considerar como un diccionario internacional, no podemos aceptar algo que es, a todas luces, ideológicamente sesgado”, advierte.

El escritor y traductor Felipe Garrido, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, destaca que ha sido un logro de la Asociación de Academia de la Lengua, integrada por las 22 academias, que se haya aumentado el número de españolismos.

“Es un cambio muy importante, habla de igualdad. Desde hace años se discute que no es posible que un idioma que se habla en tantos países y de tantas maneras, esté gobernado desde un solo sitio, pero ha habido una inercia enorme y se fue imponiendo la realidad, que no hay un sólo español en el mundo”, refiere.

Entre los americanismos que se han destacado en la prensa internacional, se encuentra “amigovio”, usada en Argentina, México, Paraguay y Uruguay, para referirse a la “persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo”, fruto de la fusión de amigo y novio.

También se incluye “lonchera”, “recipiente pequeño de plástico u otro material que sirve para llevar comida ligera”, o “basurita”, “ partícula de suciedad, especialmente la que se introduce en un ojo”.

Ávila insiste: “Se tiene que tomar en cuenta que en España la Real Academia es una cuestión de Estado y que cuentan con muchos patrocinadores”.

Los académicos coincidieron en que muchas palabras o significados que no se usan deben ser retirados. Algo que, según la RAE, se ha avanzado al eliminar más de mil artículos, como “acupear”. Pero Ávila va más allá, “deberían eliminarse palabras cuya significado es universalmente conocido como ‘soñar’. “Si se borraran habría más espacio para otras palabras, pero no han querido por motivos ortográficos”.

El diccionario es, para Ávila, símbolo del monopolio de la RAE sobre el idioma. “Al final, esto es un asunto de dinero, si cada Academia hiciera su propio diccionario lo considerarían un peligro y eso no lo van a permitir”. Con información de EFE



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0