aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Telecom y Medios | Gabriel Sosa

Burillo Azcárraga: ¿ahora sí?

Profesor e Investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Xochimilco. Licenciado y maestro en Ciencias de la Comunicación ...

Más de Gabriel Sosa



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
El empresario Alejandro Burillo Azcárraga fue el beneficiario de una de las concesiones otorgadas por la Cofetel “para uso experimental” de un servicio de banda ancha WiMax en diferentes estados del país

Viernes 10 de diciembre de 2010

Hasta ahora no se ha informado en qué banda de frecuencias se harán esas pruebas ni los planes de negocios que al respecto desarrollará el presidente de Grupo Pegaso a través de su empresa Apollo Comunicaciones, beneficiario de la concesión, pero llama la atención el renovado interés de este empresario por ofrecer servicios de telecomunicaciones, supongo, a clientes finales.

¿Ahora sí se concretará el proyecto? La pregunta es porque el primo de Emilio Azcárraga, presidente de Grupo Televisa, hace más de tres años anunció que en 2008 lanzaría un servicio de televisión directa al hogar o DTH, en el que se invertirían inicialmente 150 millones de dólares. Anticiparon que incluso arrebatarían a Sky, de Televisa, 12% de sus clientes, durante los primeros cuatro años de operación del nuevo servicio.

La idea de Burillo Azcárraga era ofrecer DTH, junto con telefonía fija e internet a nivel nacional y convertirse en operador de “triple play”. Sin embargo, algo pasó en el camino y el proyecto se frustró o se detuvo. Para beneficio de los consumidores, el monopolio de DTH fue roto con la incursión de MVS Comunicaciones con su servicio Dish, que está por llegar al millón y medio de clientes, pese a las campañas negras de sus competidores.

Burrillo Azcárraga es un empresario exitoso y reconocido como un gran filántropo, pero que en materia de medios de comunicación y telecomunicaciones ha tenido desaciertos, como ocurrió con su proyecto radiofónico Red W Interactiva, de unas 50 emisoras en diferentes ciudades del país, el cual fracasó al poco tiempo de ser creado. También muchos recuerdan su servicio de telefonía móvil, bajo la marca Pegaso, pero que por deudas y otros problemas derivó en la venta de acciones a Telefónica Movistar, en 2002.

Actualmente, el empresario tiene participación en PanAmSat de México, Pegaso Banda Ancha (que ofrece servicios de conducción de señales e internet a empresas y gobierno), Wau Móvil (especializada en aplicaciones móviles), el canal de tv hispano CV Network, el periódico Impacto Diario, una estación de radio en Zihuatanejo y la productora Crossnoise. También es dueño de empresas de bienes raíces, de deportes y del Centro Cultural Casa Lamm.

La entrega de esta concesión a Apollo Comunicaciones se hace en un momento en el que continúa a la deriva la renovación de las concesiones a MVS Comunicaciones, de Joaquín Vargas, quien cuenta con un ambicioso proyecto de expansión a nivel nacional de WiMax en las bandas de frecuencias de 2.5 a 2.7 GHz. También se hace justo cuando el gobierno ha dicho que como parte de su proyecto de despliegue de banda ancha (Vasconcelos 2.0) utilizará redes fijas y móviles, estas últimas con tecnología WiMax en la banda de 3.3 GHz. Debe recordarse que Grupo Pegaso, a través de Pegaso Banda Ancha, fue proveedor de conectividad del fracasado y costoso proyecto gubernamental de Enciclomedia, creado en la administración de Vicente Fox.

REFRENDOS: REGALO NAVIDEÑO

El arrebato de la “bandera política” del senador Manlio Fabio Beltrones por fin se concretó con el anuncio de la Cofetel de que en las próximas dos semanas comenzará a entregar los refrendos de las más de 100 concesiones vencidas de radio. Es un regalazo navideño, porque de esta manera los empresarios beneficiados se evitarán el procedimiento de licitación de sus frecuencias a su vencimiento, tal como sugirió la Corte que debía hacerse.

Los refrendos se harán bajo prácticamente las mismas propuestas incluidas en la iniciativa de reforma a la Ley Federal de Radio y Televisión (la reforma “parcial”), impulsada por el senador Beltrones y el presidente de la Comisión de RTC, Carlos Sotelo: nuevas condiciones en los títulos de concesión y pago de una contraprestación económica, cuyo monto y metodología de cálculo —precisó la Cofetel en su comunicado del 8 de diciembre— ya ha sido aprobada por la autoridad competente: la Secretaría de Hacienda. (SCHP).

A diferencia de la licitación 21, la creación del Organismo Promotor de Medios Audiovisuales (OPMA), el decreto del apagón analógico de tv o el nombramiento de Mony de Swaan como comisionado de la Cofetel, el tema de los refrendos de concesiones de radio ha sido prácticamente ignorado por los legisladores. Pareciera que, a pesar de una probable inconstitucionalidad del método, la mayoría están de acuerdo en que así se haga para dar “certeza jurídica” a los concesionarios y evitarse más problemas ante los tiempos electorales que se avecinan.

ALDEA DIGITAL Y FACEBOOK

Desde ayer y hasta el próximo domingo, Telmex-Telcel llevan a cabo su evento Aldea Digital, que reunirá a más de 5 mil aficionados al internet y la informática, quienes navegarán a 20 Gbps, una velocidad de conexión de banda ancha nunca antes vista en México, según las empresas. En el encuentro habrá talleres, conferencias, conciertos y otras actividades para promover la “cultura digital”.

Y ya que hablamos de “cultura digital”, agradezco a Telefónica Movistar el envío del libro El proyecto Facebook y la posuniversidad (Ed. Ariel, Col. Fundación Telefónica, 2010), coordinado por Alejandro Piscetelli, Iván Adame e Inés Binder. De lectura obligada, la obra recupera análisis y experiencias de un proyecto educativo mediante el uso de redes sociales. Entre los autores se encuentran tres colegas de universidades mexicanas: Octavio Islas, Amaia Arribas y Cristóbal Cobo.



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.