aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Por los estadios del mundo | Inés Sainz

La mujer del deporte en México @inessains_ofic ...

Más de Inés Sainz



COLUMNAS ANTERIORES


    Ver más columnas

    Sábado 18 de septiembre de 2010

    Mi 11 de septiembre en NY

    Sé que se han escrito ríos de tinta al respecto y les extiendo mis disculpas por volver a hacer eco del asunto más extraño en el que me he visto envuelta en mi vida, ocurrido el pasado 11 de septiembre en NY.

    Después de salir de ese mundo tan poderoso e impactante que representan los medios de comunicación en Estados Unidos y su repercusión a nivel mundial me he dado este espacio para reflexionar lo vivido:

    1.— Hoy me cuestiono el porqué una Asociación tan respetada como lo es la WSMA (Asociación de Periodistas Deportivas) ejerciendo su legítimo derecho de denunciar cualquier violación en las condiciones laborales de sus agremiadas actuó  impulsiva.

    Mi lógica deduce que si en realidad se consternaron por el hecho y verdaderamente se preocuparon por mi integridad como mujer y periodista, entonces ¿Por qué jamás me llamaron? ¿Por qué denunciaron con tanta certeza los hechos y a mí no me han permitido conocer su versión? ¿Por qué si han visto que las he defendido y he valorado lo que con años de trabajo han conseguido en materia de derechos laborales de la mujer en este rubro, por qué no se han mostrado y por qué no se encuentran a mi lado dando su testimonio de los hechos?

    2.— Mi segunda reflexión me lleva al tema que en lo personal considero que más se desvía del contexto del caso: han salido un grupo de periodistas y comunicadores que en su afán por seguir haciendo grande el escándalo (por si fuera poco) han retrocedido al menos 50 años en el avance logrado en la igualdad de derechos entre los sexos en su país, para cuestionar si de alguna manera yo tuve la culpa de lo que supuestamente ocurrió por el hecho de considerar que mi imagen podía resultar atractiva a los jugadores. Y que conste que digo supuestamente porque hasta ahora la NFL no ha pronunciado su resolución al respecto. Me sorprende la facilidad con la que algunos colegas pasan por alto una de las reglas básicas del periodismo: antes de ejercer una opinión se debe de investigar, indagar y finalmente fundamentar con base en los hechos y las evidencias las bases de la misma. Reconozco la habilidad que tienen para hacer verdaderos tratados del tema habiendo visto una foto y conocido vagamente los hechos.

    3.— Me sorprende la prontitud y el profesionalismo con el que la NFL actúo.  Me siento contenta de haber dejado toda la responsabilidad de juzgar y sentenciar este caso.

    No oculto mi tristeza al decirles que lo ocurrido sacudió literalmente mi vida, siempre he dejado que mi trabajo sea el que hable por mí, más en esta ocasión no tuve más remedio que atender las peticiones que por derecho a la información me solicitaron.

    Versa un dicho que lo que no te mata te fortalece y yo aún respiro.

    deportes@eluniversal.com.mx



    Comenta la Nota
    PUBLICIDAD.