aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Bajo el microscopio | Eduardo Brizio

En la era de piedra

El ex árbitro profesional conoce el comportamiento del futbolista dentro y fuera del campo de juego. Gusta de escribir de forma amena las innu ...





COLUMNAS ANTERIORES

La FIFA ya se estaba tardando en mejorar y evitar las injusticias en la cancha, pero más árbitros, creo, no será solución

Viernes 23 de julio de 2010

Luego del Mundial peor arbitrado de la historia, la FIFA nos sale con que va a aumentar el número de jueces que participan en un partido de futbol ¡Muerto el niño, quieren tapar el pozo!

La innovación pretende colocar, aparte del árbitro central y a los asistentes de línea, un par de colaboradores más, que estarían ubicados detrás de cada una de las porterías y deberán estar “muy almejas” para tomar decisiones en jugadas apretadas dentro del área y sobre todo, emitir su opinión respecto de si un balón traspasó por completo la línea de gol.

Por supuesto que de inmediato, la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) levantó la mano para ser uno de los países en donde se lleve a cabo primero esta quimérica modificación a las reglas del juego del hombre, por lo que en breve tendremos la oportunidad de seguir muy de cerca esta situación.

La Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, desnudó a los hombres de negro y puso de manifiesto dos situaciones.

La primera, que los silbantes han sido superados por el juego y la segunda, que tanto la preparación de los jueces participantes y su capacidad física fue insuficiente; es decir, “se juntaron el hambre con las ganas de comer”. Es entonces cuando surge la pregunta ¿Aumentar el número de árbitros en el terreno de será la solución?

Los defensores de esta implementación afirman que cinco pares de ojos, ven mejor que tres. Puede ser; sin embrago, en un deporte en donde la interpretación y el juicio personal juegan un papel importante y determinante, a ver si no les sale el tiro por la culata.

Del mismo modo, otras disciplinas como el futbol americano, el tenis y el beisbol, cuentan con una gran cantidad de árbitros y a pesar de ello, han recurrido a la alta tecnología para dilucidar las diferencias, reducir los fallos, ganando credibilidad y lo más importante, impartir justicia en el juego.

No es que yo esté cerrado a los cambios y al progreso; al contrario, creo que ya se estaban tardando en buscar otros métodos para mejorar el desempeño de los encargados de aplicar el reglamento, simplemente pienso que la Federación Internacional de Futbol Asosiación pretende optimizar el arbitraje con un sistema que ya probó ser falible en otros deportes. A ese paso, van haber más árbitros que jugadores en la cancha.

Mi opinión va definitivamente en el sentido de que, en el futbol de élite, se debe hacer uso de la tecnología, especialmente de la repetición televisiva instantánea, cuando suceda una jugada que cause polémica.

De cualquier modo, bienvenidos los cambios encaminados a perfeccionar nuestro querido deporte, mejorar el espectáculo y darle a cada quien lo que le corresponde. No podemos seguir viviendo… en la era de piedra.



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.