aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Más allá del césped | Javier Vargas Pereira

El deseo es la esencia del hombre

...





COLUMNAS ANTERIORES

    Los triunfos internacionales son el corolario de buenas políticas deportivas. El fomento del deporte forma campeones

    Lunes 12 de julio de 2010

    [email protected]

    España es el campeón. El partido de ayer fue un gran duelo de habilidad e inteligencia. Los españoles basaron su estrategia en el control del balón, toques precisos y una sólida defensa.

    Holanda, en un amplio despliegue de energía, en la velocidad, el contragolpe y un cerrado esquema defensivo. Ambos buscaron la perfección, pero la alegría del triunfo fue para los españoles.

    El filósofo holandés Baruch Spinoza dijo: “La alegría es el paso del hombre de una menor perfección a una mayor”.

    Los resultados que se vieron en el Mundial de Sudáfrica 2010, buenos o malos, comenzaron a gestarse hace 15, 20 o 30 años.

    Lo que determina la excelencia deportiva de hoy es consecuencia de políticas bien aplicadas en escuelas, centros de trabajo, vecindarios y clubes hace mucho tiempo, cuando los actuales campeones y subcampeones eran niños o adolescentes.

    Es evidente que el deporte en España ha crecido de manera espectacular en los últimos años. El gran impulso se dio con la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 y en políticas orientadas a la masificación.

    En el futbol, las ligas españolas son las que movilizan mayores recursos económicos del mundo.

    Holanda también ha apostado por la masificación.

    Según la Oficina de Planeación Social y Cultural del gobierno holandés, “casi 60% de la población realiza alguna práctica deportiva al menos una vez al mes. En jóvenes hasta los 19 años de edad, se aproxima a 80%.

    En promedio, la gente emplea 2.6 horas a la semana en deporte y actividad física. El 36% de esta población son miembros de uno de los 27 mil clubes deportivos en los Países Bajos. Entre 60% y 65% de los jóvenes holandeses forman parte de un club deportivo. La mitad de la población sigue atento el deporte cada semana bien sea por radio o por televisión. Más de un millón de voluntarios practican activamente un deporte, dedicando dos millones de horas por semana”.

    El objetivo principal de los planes y programas deportivos debe ser contribuir a la salud y al bienestar de la población. Los triunfos internacionales son el corolario natural de buenas políticas deportivas. El fomento del deporte de base es el mejor medio para formar futuros campeones. Lo que ahora se hace determina los resultados que habrá dentro de 15, 20 o 30 años. Según Orison Swett, “hay dos requisitos para el éxito: primero, pon manos a la obra; segundo, sigue con las manos en la obra”.

    Ganaron quienes, sin lugar a duda, convirtieron su deseo en victoria. Baruch Spinoza dijo: “El deseo es la verdadera esencia del hombre”.



    PUBLICIDAD.