aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Más allá del césped | Javier Vargas Pereira

Victoria: emanación selvática, embriagadora…

...





COLUMNAS ANTERIORES


    Viernes 18 de junio de 2010

    “La victoria pertenece al más perseverante”, dijo el emperador francés Napoleón Bonaparte. El triunfo de México sobre Francia es resultado de la constancia, la disciplina y la determinación de vencer a un rival que también hizo lo suyo.

    El humanista George Steiner, ha descrito a la victoria como “una emanación selvática, embriagadora, ligeramente metálica, absolutamente indescriptible para quien no sea jugador”. En rigor, el vocablo victoria alude a la ventaja conseguida en la guerra, pero también se aplica al éxito obtenido ante un rival y a un resultado feliz. Según el ex futbolista argentino Jorge Valdano, “nadie triunfa sin sentir la pasión de crear futuro y en esa pasión es donde encontramos nuestros más anhelados deseos y la fuerza necesaria para conseguirlos... Se trata de un viaje de la imaginación al mundo de los deseos, con el fin de movilizar los sentimientos en busca de una imagen de la que seremos protagonistas en un plazo determinado... La visión es la definición de nuestro futuro construida sobre nuestros deseos más elevados”.

    Para la poeta y editora mexicana de Verso Destierro, Adriana Tafoya: “El placer de la victoria es una emoción que hace arder hasta el corazón más pequeño. La reflexión sobre este triunfo de México, por más mínima que parezca, y bien puede pasar por una curiosidad, es que la responsabilidad del éxito haya recaído sobre 11 hombres, y lo sorprendente es que millones de personas les delegamos este poder. Ojalá que este triunfo nos inspire a buscar nuestra victoria, la propia. Tengamos cautela, pues nuestro corazón es tan frágil como un puño, y si no le damos su propia satisfacción, podría convertirse en cenizas”.

    El gran poeta Rabindranath Tagore, en La cosecha, dice: “¡Luz victoriosa! ¡Has atravesado el corazón de la noche! ¡Atraviesa, también, con tu espada refulgente, este mi laberinto de dudas y vanos anhelos! ¡Victoria! Acude, tú, implacable, tú que tienes la más terrible de las blancuras. ¡Oh, luz! ¡Cómo redobla tu tambor marcial sobre el fuego! Tu roja antorcha se agita en lo alto y, en un esplendoroso concierto, da muerte a la muerte”.

    El poeta italiano Dante Alighieri, en La divina comedia, dice: “Tan pocas veces ¡Oh padre! se recoge el lauro del triunfo, ya como César, ya como poeta, que cuando alguien arde en deseos de alcanzarlo, el follaje glorioso debería difundir la alegría en la feliz deidad délfica”.

    El éxito de México fue merecido. El escritor y futbolista francés Albert Camus, dijo: “No es difícil tener éxito; lo difícil es merecerlo”.



    PUBLICIDAD.