aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Empresa | Alberto Barranco

Rey de la aviación

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la pren ...

Más de Alberto Barranco



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
A la callada, un tribunal colegiado acaba de emitir una sentencia que le pone punto final a uno de los litigios más largos, farragosos y escandalosos de la historia, en cuyo marco se desnudaron las relaciones peligrosas entre empresarios y poder

Jueves 08 de octubre de 2009

Quince años después de fincarle acusación de fraude contra la línea aérea, el ex presidente de Aeroméxico, Gerardo de Prevoisin, ha sido condenado a cubrir un quebranto de proporciones colosales.

La reparación del daño lo obliga a pagar, ¡válgame Dios!, 66 millones 880 mil dólares al tipo de cambio de 1994, en paralelo a 15 millones de pesos… además de un piquito de 458 pesos por concepto de multa.

Lo que no especifican las magistrados es a quién beneficiarán los recursos, por más que el litigio lo mantuvo vivo la actual administración de la aerolínea, dado que tras descubrirse las operaciones fraudulentas, es decir, el utilizar recursos en caja para avalar la obtención de préstamos personales, el ordeñar la Tesorería para provecho propio o hacer donativos a espaldas del Consejo de Administración de la firma, ésta fue intervenida por el gobierno.

Más allá, dado que la línea aérea arrastraba una serie de pasivos con los bancos, parte del capital lo tenían éstos y parte la asumió el Instituto para Protección del Ahorro Bancario (IPAB).

Como recordará usted, finalmente a principios del sexenio actual la compañía insignia del país en su ramo pasó a manos de un grupo de accionistas de Banamex, quedando la presidencia en poder de José Luis Barraza, ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

La suspicacia habló de una suerte de premio para éste por el papel estelar jugado por la cúpula de cúpulas en la asunción al poder, haiga sido como haiga sido, del presidente Felipe Calderón. Lo cierto es que meses antes de su caída en desgracia, Gerardo de Prevoisin se había convertido en el rey de la aviación en México, tras adquirir en paralelo a Mexicana de Aviación, por más que se prohibió a las empresas fusionarse.

Con esa etiqueta, el empresario de origen francés con nacionalidad mexicana y doble pasaporte, lanzaría, con la bendición del gobierno encabezado por Carlos Salinas de Gortari, su candidatura a la presidencia de la IATA, es decir, la organización internacional de líneas aéreas, que ganó de calle.

La cachucha lo convirtió en consentido del régimen, al punto de que por órdenes directas de Los Pinos tenía una escolta de 12 agentes judiciales. La caravana, cuando se desplazaba por la ciudad, era de seis carros.

Desatado el escándalo por supuestas operaciones financieras peligrosas con empresas de altísimo riesgo como Inverwood, con cuyo fruto pagó el enganche de Mexicana de Aviación, se revelaría que De Prevoisin había aportado, a nombre de Aeroméxico, 7 millones y medio de dólares para la campaña por la Presidencia de la República del malogrado Luis Donaldo Colosio.

Según ello, el propio gobierno le había doblado el brazo.

El caso es que el PRI mantuvo un espeso silencio sobre el asunto, con la novedad de que, asumida la estafeta por Ernesto Zedillo Ponce de León, tras el asesinato del sonorense, el equipo de éste negó haber recibido el recurso.

Despojado, pues, del apoyo oficial, apestado entre los empresarios, perseguido por los acreedores de Aeroméxico, De Prevoisin huyó del país… para ser apresado, dos años después, en Los Alpes Suizos, a donde había llegado con la protección de su pasaporte francés. Extraditado al país, un año después, el que fuera prominente inversionista en el sector de seguros antes de su seducción por el canto de las sirenas, pasaría tres años en la cárcel, tiempo en que se dirimió un proceso bajo cargos de defraudación a la línea aérea por 53 millones 750 mil dólares, por más que las operaciones prohibidas alcanzaron un monto de 232.4 millones.

Al final del día, empero, el juez de la causa condenaría al empresario Gerardo de Prevoisin al pago de daños por 13 millones de dólares… sentencia que intentó impugnar mediante un amparo, tras salir bajo fianza.

El tiro, empero, le saldría por la culata, dado que elevado el asunto a un tribunal colegiado, éste multiplicaría por cinco el monto de reparación del daño, ordenando, de pasadita, que el ex rey de la aviación regrese a la cárcel dos años más para cumplir su condena.

Tras corneado, pues, apaleado.

Por lo pronto, Aeroméxico se está frotando las manos frente a lo que sería un regalo del cielo… digo, si el empresario puede con la carga.

Relaciones peligrosas.

Balance general

Una pregunta recorre al estado de San Luis Potosí: ¿a cambio de qué la empresa canadiense Minera San Xavier le donó al municipio de Cerro San Pedro 5 millones 378 mil pesos? El monto recibido por la presidenta municipal, Rosaura Loredo, representa 28.78% del presupuesto con que opera normalmente el poblado.

Extrapolado hacia el escenario de la capital de la entidad federativa, el regalo equivaldría a 471 millones de pesos, considerando que el presupuesto de la ciudad de San Luis Potosí es de mil 639 millones 752 mil pesos.

Lo curioso, además, es que en la cuenta pública del municipio, sancionada por el auditor superior de la entidad federativa, Héctor Mayorga, no se anexa convenio alguno en que se especifique el destino de los recursos.

Como usted sabe, la firma del país de la hoja de arce ha sido severamente cuestionada por grupos ecologistas ante los métodos que emplea para explotar las vetas de oro y plata del cerro, es decir, a base de detonaciones de dinamita.

Reacciona el CCE

Aletargado durante semanas frente a la catarata de nuevas cargas impositivas planteadas por el gobierno, el Consejo Coordinador Empresarial reaccionó finalmente ayer con la publicación de un desplegado en que critica el alud… en forma indirecta.

El golpe apunta al exceso de gasto corriente, señalándose que éste ha aumentado 74% en los últimos nueve años, a contrapelo del raquítico crecimiento económico de 19.2%.

Y aunque se reconoce un esfuerzo por cerrar la llave, se señala que éste es insuficiente, dado que para el año próximo, en lugar de disminuir el presupuesto en la materia, es decir, “servicios personales”, aumentará 3.2%.

Más al detalle, el gasto corriente aumentará 5.3%, en tanto el de inversión se reducirá en 10.1%.

Cachetada sutil al gobierno que se define como de empresarios.

Lluvia sobre mojado

Latente la amenaza de la Secretaría de Hacienda de desmantelar los subsidios que otorga el gobierno en materia de consumo de energía eléctrica, la Cámara Minera de México acaba de poner el grito en el cielo, al señalar que el costo de las tarifas actuales representa 30% de su gasto de producción.

El año pasado, con un incremento en el consumo de 11%, las firmas extractivas pagaron recibos por nueve mil 839 millones de pesos, lo que significó 31% más que en 2012.



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.