aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Empresa | Alberto Barranco

Fue el Congreso

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la pren ...

Más de Alberto Barranco



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
Colocada en los hombros del gobierno una cubeta de lodo para salpicar a quien se pueda, ahora resulta que el responsable del cuadro apocalíptico en materia de empleo que dibujó el magnate Carlos Slim, es el Congreso



Viernes 13 de febrero de 2009

La tozudez de la oposición en no dar luz verde a una reforma estructural en materia laboral es la causa de que se haya inoculado el veneno. El éxodo de trabajadores migrantes al incierto de allende el Bravo. La salida sistemática del país de las firmas maquiladoras. La caída dramática de México en el índice global de competitividad…

La paradoja del caso es que hasta hoy por parte del actual gobierno no ha llegado al Congreso una iniciativa formal que abra el debate, concretándose la Secretaría del Trabajo a entregar un resumen de las que se han colocado históricamente en la mesa, que incluyen desde las avaladas por la Unión Nacional de Trabajadores, hasta la llamada Ley Abascal, que consensó el ex secretario del ramo, Carlos Abascal.

Ahora que, de acuerdo con un análisis de la firma Consultores Internacionales (“Del inmovilismo al dinamismo laboral”), el problema no se centra sólo en la obsolescencia de la Ley Federal del Trabajo, sino en la carencia de una política de mercados laborales que detenga el deterioro del empleo.

La generación y el mejoramiento del empleo, señala a la letra el texto de la firma encabezada por Julio A. Millán, no es súbita, se requiere de una política integral que focalice las acciones del gobierno, de las empresas y de los trabajadores en programas que neutralicen los efectos negativos de la crisis y potencien el empleo en tiempos de crecimiento.

Se diría que el gobierno dejó pasar la coyuntura.

Más aún, el gobierno no ha logrado eslabonar el esfuerzo de todos los agentes económicos hacia un objetivo común de equilibrio que genere productividad, vía la armonía en las políticas económicas, fiscal, monetaria, laboral y educativa.

El problema es que la oleada de desempleo que toca a la puerta alcanza al país con sólo 58% de la población económicamente activa con empleo formal.

El resto navega en las aguas turbias del subempleo y la informalidad.

De hecho, se habla de 15 millones de mexicanos en tal condición.

Ahora que 3.83% de los 43 millones 636 mil mexicanos ocupados no recibe ingreso alguno; el 16.75% gana sólo hasta tres salarios mínimos; el 8.70% hasta dos, y 5.12% percibe sólo uno.

Más allá, 7.40% recibe hasta cinco salarios mínimos, y 5.4% más de cinco.

El resto constituye la zona dorada.

Ahora que en la inercia de las circunstancias se ha ido adoptando el escenario hacia niveles más flexibles. Ahí está, para no ir lejos, la posibilidad de los llamados paros técnicos que se pactan en lo individual por empresas automotrices y sus sindicatos, sin recurrir al arbitraje laboral.

Ahí está, más allá, el desmantelamiento de los contratos colectivos de las líneas aéreas aceptados por algunos sindicatos, en afán de sobrevivencia.

Y si le seguimos, ahí están las jornadas discontinuas aceptadas por sindicatos de trabajadores textileros, o el nuevo escenario para el contrato-ley de la industria azucarera pactado por patrones y trabajadores.

Con reforma, pues, o sin ella, el escenario se ha modificado en el fondo.

Ahora que el abanico en la mesa soslaya la parte sustancial del escenario actual, es decir los privilegios que mantienen los líderes sindicales, en un escenario de cero fiscalización.

Como en los viejos tiempos, los dirigentes exigen su mochada antes de sentarse a la mesa para negociar una revisión contractual. Como en los viejos tiempos, la reelección se vuelve interminable. Los contratos de protección. El control de un escalafón ciego. La cláusula de exclusión. El voto a mano alzada.

Trabajadores pobres y líderes multimillonarios.

Del otro lado de la mesa, tampoco hay un planteamiento para cerrar el paso a la explotación voraz de los trabajadores que realizan las llamadas empresas outsourcing, que lo mismo evaden al fisco que al Seguro Social, al Infonavit y al Sistema de Ahorro para el Retiro. La simulación en todo lo alto.

Lo demás son simples ganas de lanzar culpas cuando el agua llegó al cuello.

Balance General

Finalmente el Banco Nacional de Comercio Exterior perdió un largo y farragoso pleito en reclamo de un viejo adeudo de las empresas Dirección de Operaciones Manufactureras y Quantum, en cuyo escenario se había enviado a la cárcel a tres dirigentes sindicales.

La manzana de la discordia era un préstamo de 46 millones de dólares.

Hete aquí que el banco de desarrollo había intentado cobrarse con los activos de las firmas textileras que se habían declarado en quiebra, a lo que se opuso un juez, señalando que la prioridad la tenían los trabajadores.

El caso es que en el inaudito, el Bancomext demandó a los trabajadores… a contrapelo de lo dispuesto en la Ley Federal del Trabajo.

Naturalmente, el round lo tenía perdido.

Cuestión de estilo

El sustento de la andanada oficial contra el magnate Carlos Slim se ubica en la supuesta ausencia de soportes para sustentar sus afirmaciones de que habrá un desempleo en el país mayor que en la época de la gran depresión.

Vamos, que no llegó con gráficas, estadísticas, cuadros…

Lo cierto es que la forma responde al estilo personal del empresario, quien acude a sus presentaciones con una escueta tarjetita en la bolsa del saco, en la que escribe de su puño y letra los puntos a tratar.

Los amarres están en su cabeza, bajo el marco de la información privilegiada que posee.

Estilo pragmático, pues.

Otra vez los cañeros

En polvo aún de aquellos lodos, es decir en reclamo del sobreprecio fijado por el gobierno a la caña empleada durante la zafra 2007-2008, la Unión Estatal de Cañeros está amagando con tomar dos ingenios: San Gabriel y Coalopolapan, ambos del grupo Santos de Alberto Santos de Hoyos.

El adeudo de la discordia es de 900 millones de pesos.

Como usted sabe, la empresa se amparó contra la medida, aduciendo que era inaceptable, vamos que no se fijó en consonancia con el costo del azúcar en el mercado.

El incremento fue de 6% sobre el precio fijado originalmente.

Holcim firme

Calculado un crecimiento cero en sus ventas del año pasado, hete aquí que Holcim Apasco resintió una caída de uno por ciento en el primer semestre, y de tres en el segundo, con perspectiva idéntica para este año.

Sin embargo, la firma suiza no se raja.

Sus inversiones en plantas a instalarse en el norte del país se mantienen intactas. Más aún, la promesa habla de permanecer inalterables sus programas sociales y de desarrollo sustentable.

La firma recibirá por noveno año consecutivo la distinción de “socialmente responsable” por parte del Centro Mexicano de Filantropía, lo que la coloca a la vanguardia del sector en la materia.



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.