aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Desde el piso de remates | Maricarmen Cortés

Aeroméxico y Mexicana, lejos de fusión

Licenciada en Periodismo por la Carlos Septién García y en Literatura Inglesa por la UNAM con un diplomado sobre Ideas e Instituciones del IT ...

Más de Maricarmen Cortés


Aunque el secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, se manifestó a favor de fusiones de aerolíneas para enfrentar la crisis económica, en el caso de Aeroméxico y Mexicana no sólo no hay ni siquiera negociaciones, sino que se ha recrudecido la competencia

Miércoles 21 de enero de 2009

Y estamos hablando ya no sólo del mercado doméstico, sino de destinos en los que se registraba menor competencia entre ambas aerolíneas.

Por un lado, desde la semana pasada Mexicana, dirigida por Manuel Borja, inició, como ya le informamos, sus vuelos a Londres y a partir del 11 de febrero comenzará a volar a Madrid, un destino que estaba cubierto con éxito por Aeroméxico, pero que se abrió a raíz del acuerdo firmado entre los gobiernos de México y España el año pasado. La apuesta de Mexicana al abrir dos nuevas rutas a Europa en plena crisis y devaluación del peso es, desde luego, muy arriesgada.

En el caso de Aeroméxico, que dirige Andrés Conesa, comenzará también en febrero vuelos a destinos donde Mexicana predomina, como Las Vegas, Denver, Toronto y San Francisco, y a nivel doméstico inicia un servicio muy interesante con vuelos con las rutas Toluca-Guadalajara y Toluca-Monterrey, permitiendo a los pasajeros por el mismo precio del boleto decidir si quieren salir del aeropuerto de Toluca y regresar por el de la ciudad de México o viceversa. La flexibilidad es total y será una gran ventaja competitiva, sobre todo para los hombres de negocio, ya que podrán aterrizar en el aeropuerto que más les convenga.

En cuanto a los vuelos a Shangai, el subsecretario de Transportes, Humberto Treviño, sorprendió ayer al revelar que Aeroméxico había presentado un oficio informando sobre su intención de suspender temporalmente sus vuelos a China, que parten de Tijuana. Sin embargo la empresa aseguró que la decisión aún no está tomada, sino que se encuentra en proceso de evaluación. En efecto, sí se envió el oficio a la SCT, porque la ley obliga a las aerolíneas a avisar con 90 días de anticipación antes de suspender una ruta internacional.

En el caso de Aeroméxico, la ruta Tijuana-Shangai se suspenderá a partir del 28 de abril de acuerdo con lo solicitado por la empresa, pero la decisión final se adoptará en febrero y aún se está evaluando el plan de negocios. Lo interesante en el caso de los vuelos a China es que el principal factor que está efectivamente reduciendo la demanda no es la crisis económica, sino las absurdas medidas migratorias adoptadas, que obligan a todos los pasajeros en tránsito en México a tener una visa, como son los vuelos a Shangai, ya que llegan a Tijuana en tránsito, con lo cual se perdió una ventaja competitiva del vuelo de Aeroméxico.

Mercados, inmunes a la obamanía

Los mercados no concedieron ni medio respiro a Barack Obama, y no sólo no se contagiaron de la euforia que pareció reinar no sólo en Washington sino en todo Estados Unidos, por la llegada del primer afroestadounidense a la Presidencia de Estados Unidos, sino que registraron ayer la peor caída del año.

El índice Dow Jones bajó 4% arrastrando a todos los mercados y, desde luego, a la raquítica Bolsa Mexicana, que perdió 5.79%.

La razón principal de la caída de los mercados es el pesimismo sobre la mala situación de los bancos y del sector financiero y todas las acciones bancarias registraron pérdidas, lideradas por Bank of America y Citigroup, ante los temores de que se requieran mayores medidas de rescate, retrasando aún más el resurgimiento del crédito y la reactivación de la economía.

Si bien no esperaba ayer ningún anuncio concreto en materia económica o financiera, para algunos analistas el discurso de toma de posesión de Obama se caracterizó más por un mensaje político de unidad y sólo delineó algunas de las medidas que ya habían sido anunciadas para enfrentar la recesión como es el mayor gasto en infraestructura, ciencia y nuevas tecnologías .

Son así muchas las interrogantes sobre el programa económico de Obama que dependen primero de la ratificación de todos los miembros de su gabinete por parte del Congreso de Estados Unidos; del programa de apoyo al sistema financiero y, desde luego, de la aprobación de su paquete de rescate, que anunció será superior a los 825 mil millones de dólares.

Otra interrogantes serán las medidas que adopte Obama en materia de regulación financiera, porque ayer ratificó que no se debe culpar de la crisis sólo a la avaricia de algunos grupos, sino también a una deficiente regulación .

Y desde luego en el caso de México la preocupación central radica en la reapertura del TLCAN, que fue una de las promesas de campaña y un tema al que no se refirió ayer.



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.