aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Campos Elíseos | Katia D' Artigues

¿Qué esperar de Calderón y Ebrard?
Las ambiciones extraterrestres de la maestra

Katia D´Artigues Beauregard, orgullosa chilanga que ya tiene 20 años de trabajo en los medios. Egresada de la Universidad Anáhuac, fue fu ...

Más de Katia D' Artigues



Miércoles 20 de agosto de 2008


Parece que fue ayer...
“Nosotros no reprobamos, eh”, parece reclamarle Elba Esther Gordillo a Josefina Vázquez Mota. ¿Luego de tronar el examen de oposición? No, era mayo de 2007, celebrando el Día del Maestro (Foto: ARCHIVO/ EL UNIVERSAL)

Pobre Ma-Mar-Marcelo Ebrard (por dubitativo). Él, que tanta distancia quería guardar con “los federales”… Fue Genaro García Luna quien actuó —o eso pareció— de su vocero al confirmar o convencerlo de acudir al Consejo Nacional de Seguridad Pública mañana.

Claro, habrá que esperar qué indicaciones le dan desde las oficinas de Andrés Manuel López Obrador.

Cortarse el cordón umbilical que lo une al amloísmo y comenzar a tratar asuntos en beneficio de la población y no de parte de un partido político estaría bien. ¿Lo hará?

Lo que sí es que todos siguen buscando culpables cuando deberían verse —todos— ante el espejo y reconocerse.

Ahí tiene usted a Manlio Fabio Beltroni, quien dice que el presidente Calderón ha actuado “irresponsablemente” ante todo el clima de inseguridad que vivimos. Y —ah, ¿nostalgia?— qué tiempos aquellos en los que los presidentes del PRI se la jugaban.

Lo malo es que huelen un poco a naftalina sus declaraciones. Por el simple hecho de que el presidencialismo, como parece añorar —¿querer reeditar?— Beltroni, ya no existe. El mismo PRI —y qué bueno— ha contribuido a destrozarlo y a hacer un sistema crecientemente democrático. Con fallototas, sí, pero no tan vertical.

Caben también otras dos lecturas. Fue un mensaje para los chicos de Los Pinos: recuérdenme, me necesitan… O también que los periodistas chilangos así lo leemos cuando existen aún muchos estados donde el régimen presidencialista renace a lo “nano”, diría Ricardo Alemán, en los gobernadores, muchos de ellos del PRI, sí. Y también del PAN (Guanajuato) y del PRD (DF), donde hacen falta claros contrapesos.

Porque si lo de mañana va a ser sólo cuestión de imagen, sería lindo (para la anécdota al menos) ver a todos los funcionarios, en el salón Tesorería de Palacio Nacional, ataviados como si el anfitrión fuera Arnold Schwarzenegger: chamarra de piel negra y lentes oscuros. Bien preparados —dicen ellos, uniformados en intenciones— para hacer frente a la delincuencia.

Me encantó la caricatura de Rocha ayer en ‘La Jornada’. “Panzasos sincronizados” la llamó, y en ella, Elba Esther Gordillo y Josefina Vázquez Mota (aquélla, “la que no manda en la SEP”, pisando a la “empleada del Presidente”) sobre un trampolín de clavados.

Así es: malas noticias, de panzaso pasan nuestros niños en la prueba Enlace. Malos son los acercamientos entre las dos mujeres que podrían —ah, si quisieran— hacer una revolución educativa. Ya no se diga que 67% de los maestros que concursaron por una plaza tronaron la prueba.

Claro, pero interesante la “defensa” que hace la misma EEG —ayer en entrevista con Carlos Loret— de sus agremiados. No, dice ella, si la bronca no es de los maestros que no pasan, sino que no los preparan bien. ¿No se aplicaría eso también al bajo nivel educativo? Ahora resulta que la culpa es de los profesores que mal instruyen a los profesores, que es culpa de la SEP… ¿Y si eso lo extrapolamos a los alumnos?

Si ella misma presume que, con las cuotas —cifra que no dará— de los profesores, da cursos y hasta los manda a la ¡convención demócrata en Estados Unidos)! ¿Entonces?

Y, ah, que hay que dar becas para que los maestros que no encuentren trabajo estudien otra cosa, como turismo. Tengo la solución: ¡que Jorge Kahwagi —¿que le dicen adiós?— les haga un becatón!

Lo interesante también, fue el lapsus de Gordillo el día que iniciaron las clases, cuando felicitó al Presidente por su cumpleaños 46, junto a la mujer —Vázquez Mota— de la que se “reserva” su opinión.

Dijo que había 25 mil millones de alumnos en México, es decir: más de los que habitamos todo el planeta Tierra (son 25, sí, pero millones).

No sé usted, pero eso a mí me deja claro el nivel de su ambición. No sólo es nacional, internacional, sino… ¡extraterrestre! (y transgeneracional, lo cual ya es obvio). De conquistar al mundo, al infinito y más allá (con una disculpa a Pinky y Cerebro y a Buzz Ligthyear).

.



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.