aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Serpientes y Escaleras | Salvador García Soto

Elba y su pupilo espía

Autor de la columna “Serpientes y Escaleras”, Salvador García Soto es uno de los periodistas críticos con amplia presencia en los medios ...

Más de Salvador García Soto



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas

Sábado 10 de mayo de 2008

Elba y su pupilo espía

Es cuestión de días, dicen en el círculo cercano de la maestra, para que se destituya a Kahwagi, quien en la revuelta fue señalado y exhibido como colaborador del ex presidente Carlos Salinas

La cabeza de Jorge Kahwagi como dirigente nacional del Partido Nueva Alianza pende de un hilo. Después de la revuelta interna que vivió el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, derivada del enfrentamiento entre las dos hijas de la maestra Elba Esther Gordillo, Maricruz Montelongo y Mónica Arriola, que combatieron con todo en una lucha familiar para arrebatarle a su madre el control del sindicato y del Panal, Kahwagi saldrá como una de las bajas de aquella guerra intestina que fue sofocada por Gordillo.

Es cuestión de días, dicen en el círculo cercano de la maestra, para que se destituya a Kahwagi, que en la revuelta fue señalado y exhibido como “espía” del ex presidente Carlos Salinas, al que presuntamente le filtraba información de los movimientos y estrategias del grupo gordillista. A pesar de la cercana relación afectiva que Elba tiene con Jorge, al que ella misma impuso como dirigente, se asegura que la decisión de removerlo del cargo está tomada y que en su lugar llegaría un cuadro del SNTE para restituir el distanciamiento que se produjo en los maestros y el partido por las actitudes de Kahwagi.

Los mentores se quejaron con Elba Esther de que Kahwagi los trataba con desprecio y de que sus desplantes llegaron al grado de dejarlos plantados en reuniones o de llegar con varias horas de retraso a juntas que se habían programado entre la dirigencia del Panal y los dirigentes del sindicato.

La salida del dirigente del Panal se daría como parte de la “operación cicatriz” que Gordillo lleva a cabo después de la revuelta interna más severa que haya enfrentado en su liderazgo de ya casi 20 años al frente del sindicato más numeroso y rico de América Latina.

Porque los maestros no sólo rechazaron la pugna de poder que se desató entre sus dos hijas y que buscó darle golpe al profesor Rafael Ochoa Guzmán, con el fallido nombramiento de Sanjuana Cerda, sino que en rebelión abierta a Gordillo, le echaron abajo a su nueva secretaria general y amenazaron con desconocer su liderazgo si permitía que sus dos hijas, además del subsecretario Fernando González y el tesorero del SNTE, Francisco Arriola, tomaran por asalto el control del SNTE y además se quedaran con el Panal.

Fue tal la amenaza de rebelión que enfrentó la maestra con secciones sindicales que le eran leales, que varios dirigentes seccionales llegaron a tener contacto con enemigos declarados de Elba Esther, como el senador Manlio Fabio Beltrones. Por eso hoy, la cicatrización es urgente para Gordillo, y en ese afán cederá la cabeza de Jorge Kahwagi, como en su momento cedió la del coordinador parlamentario del Panal en San Lázaro, Miguel Ángel Jiménez.

De hecho, al destituir a Kahwagi, Elba estaría no sólo complaciendo a los maestros, sino también castigará a su hija Mónica, quien fue pareja sentimental del actual dirigente del Panal, que era una posición de la dupla Arriola, formada por Mónica y su padre Francisco.

Antes, la lideresa moral ya había castigado a la dupla Maricruz-Fernando, cuando les quitó la posición de la coordinación en San Lázaro que tenía Miguel Ángel Jiménez.

Así que el polémico Kahwagi tendrá que buscar, entre sus múltiples ocupaciones y negocios, una nueva actividad, porque aunque le duela por la enorme cercanía que tiene con él, la maestra, su maestra, lo reprobará pronto y le quitará el pupitre.

Priístas indefinidos

Beatriz Paredes ya no podrá seguir en la indefinición ni en su difusa posición sobre la reforma energética. Los priístas le han pedido a su dirigente que defina con claridad y públicamente cuál es la posición oficial de su partido sobre la iniciativa de reformas a Pemex que presentó el presidente Felipe Calderón, porque en la ambigüedad con la que se ha manejado la dirigencia nacional de su partido, y en medio de las diferencias que existen en el interior del PRI sobre el tema, cualquier cosa cabe.

En el encuentro que el martes de esta semana tuvo la presidenta del PRI con los gobernadores y coordinadores parlamentarios, en un lujoso hotel de Santa Fe, fue Manlio Fabio Beltrones el encargado de pedirle a Beatriz, a nombre de las cúpulas de su partido, que en los foros que inician esta semana en el Senado, dentro del debate para la reforma energética, el CEN priísta defina de una vez la postura del partido.

Pero Paredes Rangel pareció sentirse presionada por la exigencia de definición, porque en el mismo encuentro les respondió a los gobernadores y a los líderes parlamentarios que ella no es “vocera” del partido. Sí, le replicaron a la tlaxcalteca, pero eres la presidenta del Comité Ejecutivo Nacional “y a ti te corresponde fijar la postura”.

El martes 13 —para colmo de supersticiones— le toca a Beatriz Paredes presentarse en la casona de Xicoténcatl para participar en el debate energético, pero tan reacia está a definirse, que la lideresa no se comprometió con los priístas a hacer lo que le demandaron, incluso dejó entrever que podría ser un cuadro distinguido del partido quien acudiera al foro en representación de la dirigencia.

Y es que en el PRI son tantos los intereses cruzados en el ramo energético, que les cuesta trabajo definirse clara y públicamente en este tema. Por ejemplo, la presidenta del partido tiene el ojo puesto en la coordinación parlamentaria en 2009 y quiere llegar como una figura negociadora con el gobierno de Felipe Calderón, así que prefiere mantener el bajo perfil y no desgastarse en este momento.

En eso, dicen algunos priístas, Beatriz termina pareciéndose a Roberto Madrazo, porque cuando Vicente Fox puso el tema energético sobre la mesa en el sexenio pasado, el tabasqueño daba unos discursos donde la posición del PRI era tan amplia y ambigua que lo mismo se podían leer como un “sí” que como un “no” a la reforma energética, según el párrafo que se leyera.

Por su parte, el coordinador de los senadores, Manlio Fabio Beltrones, ha dicho que la propuesta de su partido es la modernización de la industria petrolera y con buena retórica asegura que no habrá privatización, pero se acepta la inversión privada. Cualquier cosa que eso signifique.

Los principios nacionalistas en el tema petrolero le pesan a los del Revolucionario Institucional para hacer lo que quiere un sector del partido: abrir las puertas al capital privado en áreas estratégicas de Petróleos Mexicanos, de manera paulatina pero decisiva.

Los gobernadores del PRI, a su vez, dejaron la impresión de que lo que buscan es asegurar las millonarias partidas presupuestales que les generan los excedentes petroleros, más allá de lo que representa esa industria estratégica para el país o del futuro de Pemex. Lo suyo, lo suyo, es pedir que el dinero fluya a los estados.

Eso sí, en la encerrona del martes, los gobernadores priístas se encargaron de dejarle bien claro a sus representantes, tanto en el Congreso como en el CEN, que esto es una “reforma a Pemex”, no a la industria petrolera.

Y muy de refilón, la cúpula del PRI trató en esa reunión otra cosa que se les atora como partido en el tema energético: el sindicato petrolero y sus polémicos dirigentes, encabezados por el ostentoso Carlos Romero Deschamps. El gobernador Fidel Herrera propuso que se invite a los líderes de ese gremio a ser parte de la definición del partido en la reforma energética. “No les tengamos miedo”, les dijo el veracruzano, que proponía sentar a la mesa de discusiones a priístas como Romero Deschamps o los legisladores petroleros como Ricardo Aldana; pero el resto de los mandatarios prefirió dejar pasar el comentario para no tener que entrar en un tema tan espinoso para ellos.

Porque, igual que la dirigencia priísta, el sindicato petrolero tampoco se ha interesado mucho en aclarar y definir qué piensa de la reforma energética y de los cambios que se proponen para Pemex. Parecen sólo interesados en que le garanticen los privilegios de que gozan y sus millonarias canonjías, más que en el futuro o la reforma de la empresa que los ha hecho inmensamente ricos.

Pronto, quizá esta misma semana, se verá si el PRI por fin toma una definición o siguen bordeando en la ambigüedad y en la simulación que tan bien se les da.

NOTAS INDISCRETAS… Josefina Vázquez Mota prepara para las próximas semanas anuncios fuertes en el tema de la reforma educativa. Mecanismos y cambios legales que propondrá la Secretaría de Educación para la evaluación y contratación de maestros en el sistema educativo federal, a todos los niveles, serán un tema que dará de qué hablar y que, a decir del equipo de la SEP, perfilarán una auténtica reforma que busca modificar la educación en el país, por encima de intereses o grupos de control en ese sector.

¿A quién se referirán?... Parece que de nada sirvieron los “sistemas de seguridad” que tanto presumió el director de Informática del Senado, Omar García Galeana. Hace apenas unas semanas que el funcionario alardeaba de que no había modo de que la página web del Senado fuera afectada por hackers, porque incluso, aseguraba, los partidos habían hecho un pacto para no hacer trampas en el ciberespacio común de todos los senadores. Una de dos: Omar García es mal técnico o pecó de ingenuidad al creer que los partidos cumplirían su palabra… Los dados se cargaron. Serpiente doble para cerrar semana negra.

sgarciasoto@hotmail.com

salvador.garcia@eluniversal.com.mx



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.