aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Campos Elíseos | Katia D' Artigues

Arrranca el MGR

Katia D´Artigues Beauregard, orgullosa chilanga que ya tiene 20 años de trabajo en los medios. Egresada de la Universidad Anáhuac, fue fu ...

Más de Katia D' Artigues



COLUMNAS ANTERIORES


Ver más columnas
No sé qué religión profese, pero independientemente de eso, supongo que estará de acuerdo con que el 12 de diciembre, más que sólo una fecha de celebración para los católicos, es casi una fiesta nacional de los mexicanos

Miércoles 13 de diciembre de 2006

Arrranca el MGR
Usted, ¿qué pediría?

No sé qué religión profese, pero independientemente de eso, supongo que estará de acuerdo con que el 12 de diciembre, más que sólo una fecha de celebración para los católicos, es casi una fiesta nacional de los mexicanos.

Recuerdo, por ejemplo, lo que decía un amigo al respecto. Él se definía como “judío-guadalupano”. Ai’ nomás.

Aun para los no creyentes: es el inicio del popular Maratón Guadalupe-Reyes (MGR), una fecha importante en el calendario.

Ayer, mientras escuchaba que Leonel Cota mandaba misivas que Manuel Espino no contestaba; que escuché con atención la larga entrevista que Carmen Aristegui le hizo a Andrés Manuel López Obrador en la radio y que, bueno, sentí en carne propia el peso de la polarización tan marcada en este país, entre Oaxaca y Michoacán, he decidido que a lo mejor estamos desgastando nuestras limitadas fuerzas humanas en arreglar este país. Hay que solicitar-implorar ayuda divina en calidad de urgente. Y lo primero que se debe hacer —en cualquier religión— es tener claro lo que uno pide, ¿no?

Es por esto que hoy este espacio estará dedicado a pedir una serie de milagros para la Morena del Tepeyac. A ver si ella…

La columna la dividimos en grandes y pequeños milagros. Los primeros los pedimos pensando en tod@s l@s mexican@s y la segunda parte, los supuestamente pequeños, a nombre de algunos en particular…

Primer gran milagro

Antes que nada, superar esta polarización que vivimos.

Es una cosa, antes que nada, de respeto y de estar abiertos a que no todos piensan como uno.

¿Se imagina una reunión cualquiera en la que al expresar su libre opinión pro AMLO, pro Calderón o pro nadie no le caigan andanadas de desacreditaciones, sino respeto por su punto de vista-convicción?

Eso sí sería un milagro.

Segundo milagro

Suponiendo que ya vivimos en un México en el que escuchamos al otro sin descalificarlo… va otro paso. ¡Podemos hablar al respecto! No quiere decir que el otro quede convencido de que lo que pensaba está mal, pero lo escuchamos. Y comentamos. Igual nos apasionamos, la pasión siempre está bien…

Tercer milagro

Ya que se trata de milagros, por qué no soñar. Un día amanecemos y de pronto nos cae el veinte, tanto a mujeres como hombres, de actitudes machistas en medio de las cuales vivimos y decidimos cambiarlas. Porque es cierto, ¿eh? También hay mujeres machistas. Así no nos tenemos que esperar a que sea un lento proceso de educación que inicia, también, de las madres a sus hijos…

Milagritos

—Muchos militantes perredistas quieren el milagro de que se cumplan las palabras de Andrés Manuel López Obrador. Y no, no es eso de que es ya el presidente legítimo, porque eso ya lo creen. Es sólo una declaración que le escuchamos ayer en la entrevista que le hizo Carmen Aristegui: que en el Partido de la Revolución Democrática sólo hay mujeres y hombres libres.

La pregunta aquí es: ¿y por qué algunos de ellos no sienten eso? ¿Por qué Leonel Cota amenaza con expulsar a los que no piensan, en Oaxaca, que la detención de Flavio Sosa no fue el fin del mundo?

—Hablemos de periodismo y de supuestos “cercos informativos”. Que se acabe el que dice AMLO se tiene en su contra, por supuesto. Pero quizás el primer paso para ello es que acepte entrevistas…

También, aunque no es un “cerco informativo“, estaría bien que el gobierno de Felipe Calderón sí tenga otra política con respecto a los medios de mucha más apertura (ojo, no dijimos censura porque eso no ha pasado y estaremos muy al pendiente de que no se vuelva a dar, ya no hay vuelta atrás) a la misma información. Los espacios que se dejan solos se llenan, siempre…

—Zeferino Torreblanca, gobernador de Guerrero pide para los periodistas:

—(Que sean) objetivos, escriban bien y se les salga el chamuco.

¡¡Amén!! Nunca está de más pedir eso, sobre todo eso de expulsar chamucos.

—Ana Rosa Payán, desde Yucatán, pide que se le haga ser la candidata panista a la gubernatura de ese estado.

—En Quéretaro, el gobernador Francisco Garrido pide que le respeten su (muy merecido, eso piensa él, seguro) aguinaldo, que este año será de tan sólo 347 mil pesos. En contraste, por ejemplo, Amalia García, gobernadora de Zacatecas, recibirá sólo 58 mil pesos…

—Enrique Jackson pide que se le haga el milagro de llegar a ser presidente del PRI. A pesar de que haya presunta mano negra para favorecer a Beatriz Paredes, como lo dio a conocer. Ella, por su lado, pidió que haya unidad en el partido. ¿Se podrá todavía? Eso sí es un milagrazo.

—Raúl Padilla Orozco, quien ya ofreció disculpas por sus célebres declaraciones acerca de la UNAM y sus razones en favor del recorte presupuestal a esa institución. Milagro sería aquí el don de la prudencia y la información para que no lo desmientan.

—Enrique Peña Nieto pidió que no se vuelva a incendiar el mercado de fuegos pirotécnicos de San Pablito, que acaba de reinaugurar el lunes pasado. Ya van dos incendios en ese mercadito. Aunque para este milagrito no estaría mal que también tuvieran mucho más control sobre lo que ahí se vende…

—La maestra Elba Esther Gordillo pide un milagro. O dos, que parecerían ser contradictorios. Por un lado conservar sus (muchos) privilegios. Por otro, que la educación en el país mejore sustancialmente. Es lo bueno de pedir milagros, ¿ve? Por muy irrealizable que esto parezca, suponemos que es factible a pesar de que la realidad diga otra cosa.

—Los rectores de las diversas universidades públicas del país rogaron para que no se lleve a cabo el recorte presupuestal que tiene en la mira el gobierno federal para la educación superior.

—Encarecidamente Ulises Ruiz ruega no sólo a la Guadalupana, sino a todos los santos, ángeles y arcángeles que ya de una vez por todas se solucione el conflicto en su estado (y que él siga encabezándolo, he ahí el dilema).

Por el momento ya regresaron las instalaciones del periódico Noticias. Bueno, lo recuperaron de manos de la CROC, no se vaya a malinterpretar que el gobierno lo tenía en su poder. Ya pidió además que se retachen a prisiones oaxaqueñas a los appos que enviaron a otros penales del interior del país.

—Axel Didriksson, secretario de la virtual secretaría de Educación del Gobierno del Distrito Federal, prendió veladoras para que la Asamblea Legislativa sí apruebe su cargo. La dependencia a la cual fue asignado por Marcelo Ebrard no existe, y se espera que la ALDF apruebe su formación… aunque bueno, este milagro es un poco más fácil porque en esa Cámara tienen mayoría perredista.

—Ney González, gobernador de Nayarit, pide que se le haga el milagro de encontrar al PRI, pues dice que “no hay PRI”… Mmm, interesante. Entonces, ¿qué quieren dirigir Enrique Jackson, Beatriz Paredes y hasta Melquiades Morales?

—Los gobernadores Jesús Alberto Aguilar Padilla, de Sinaloa; Natividad González Parás, de Nuevo León, y de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, piden el milagro de que las autoridades federales volteen a verlos, para que apliquen las mismas operaciones que en Michoacán. Dicen que ellos también cargan la cruz del narco. Y vaya que sí.

—Marcelo Ebrard y equipo de trabajo quieren que se les haga el milagrazo de que Alejandro Rojas-Díaz Durán (ex priísta) llegue a ser presidente del ¡PRD en el Distrito Federal! Ash, sí se puede. ¿Cómo y con quiénes se formó el PRD hace unos añitos?

—Los funcionarios de la Dirección General de Reclusorios del Gobierno del Distrito Federal piden que la tercera sea la vencida para que a Luis Echeverría Álvarez se le realice el famoso ficheo que no se le ha podido llevar a cabo por razones de salud. Sólo se le tomarían unas fotitos y las huellas dactilares.

—Claro que Echeverría pide lo contrario. Que nunca tenga que “tocar el piano”, como se le dice al acto de imprimir sus huellas digitales por la acusación de genocidio en su contra.

—Los abogados de Jean Succar Kuri dan gracias por el milagro de que le hayan otorgado un amparo para que no se le trasladara del penal de Cancún a otro del interior del país. Con esto, podría ir de regreso a su ciudad, luego de permanecer en La Palma, estado de México. Caramba.

—Otros que dan gracias por el favor recibido son Luis Ernesto Derbez y Francisco Javier Salazar, que ya tienen nueva chamba. Como en espejo a sus anteriores (ir) responsabilidades, ahora son los nuevos encargados de la Secretaría de Relaciones Internacionales y la Secretaría de Acción de Gobierno del PAN. Mmm, suponemos que está bien valorar la experiencia. ¿Y si le piden a Fox que sea el presidente… de su partido?

—Funcionarios de la Comisión Nacional del Deporte piden una iluminación ortográfica o bien un curso de regularización urgente. Para no volver a cometer horrores ortográficos como la vista (y fotografiada) durante la toma de posesión de Carlos Hermosillo como titular de la Conade. Así decía junto al Escudo Nacional:

—Estados Unidos Méxicanos (sic).

Cuán barbáros, ¿vérdad? (sic, frase solidaria de esta columna).

katia.katinka@gmail.com



Comenta la Nota
PUBLICIDAD.