aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Agenda Alternativa | Javier Lozano

El día de Santa Cecilia



COLUMNAS ANTERIORES

Cuando se tomó la decisión de introducir la modalidad "el que llama paga" para la telefonía celular, en la resolución (P/271198/0282) que determinó las condiciones de interconexión no convenidas entre diversos concesionarios autorizados para la pr...

Lunes 06 de diciembre de 2004

El día de Santa Cecilia

Tuvieron que pasar cinco años para que la tarifa de la modalidad "el que llama paga" se revisara. Finalmente la Cofetel se decidió sigilosamente a bajar de 2.50 a 2.03 pesos por minuto el cargo que aplica Telmex por llamar a teléfonos celulares

Cuando se tomó la decisión de introducir la modalidad "el que llama paga" para la telefonía celular, en la resolución (P/271198/0282) que determinó las condiciones de interconexión no convenidas entre diversos concesionarios autorizados para la prestación del servicio de telefonía móvil y Telmex, el 27 de noviembre de 1998, varios aspectos técnicos y económicos estaban en juego. De hecho, ésta fue una resolución que mereció su impugnación por vía del amparo, por parte de Telmex. Afortunadamente y gracias al espléndido trabajo de aquel equipo de litigantes de la Cofetel, encabezado por Luis Canchola, la medida fue considerada de interés general por la autoridad judicial, y entró en vigor el primer día de mayo de 1999.

Desde entonces la tarifa al público por llamar desde un teléfono fijo de Telmex a un teléfono celular ha sido de 2.50 pesos por minuto. Esta tarifa se componía, a su vez, de 1.90 pesos que Telmex trasladaba a las compañías de telefonía móvil por concepto de interconexión, ya que son éstas las que terminan las llamadas originadas en la red fija, mientras que los 60 centavos restantes se quedaban en Telmex por concepto de facturación y cobranza.

La resolución de la Cofetel preveía que la tarifa de interconexión tendría que ser revisada a los seis meses de su entrada en vigor, de acuerdo con la evolución de los mercados del servicio de telefonía fija y móvil; el resultado de la evaluación de los costos incurridos para la terminación de las llamadas en la telefonía móvil; y, las referencias internacionales.

Asimismo, el resolutivo tercero de dicho documento oficial, establece que las tarifas que Telmex pretenda cobrar al público en la modalidad "el que llama paga", tienen que ser "previamente aprobadas por la Comisión". Y más aún, ese mismo resolutivo expresamente indica que "cuando no se cumpla con los objetivos que el interés público impone, la Comisión fijará las tarifas, estableciendo la temporalidad de las mismas". Y es que se temía que un cargo excesivo afectara severamente al consumidor y que, incluso, llegase a hacer nugatoria la medida al inhibir el uso telefónico para este tipo de llamadas.

Los argumentos de Telmex para fijar en 60 centavos por minuto el cargo por facturación y cobranza descansaban en la necesaria habilitación de un gran número de personas en sus call center para orientar al consumidor sobre la nueva medida, además de que se temía que la cartera vencida de la telefónica creciera exponencialmente. Es obvio que esto último no ocurrió.

Todo lo anterior dio pie a que se estableciera ese plazo de seis meses para revisar unos costos y otros, es decir, los de interconexión de las redes móviles y los de facturación y cobranza de Telmex. Sin embargo, pasaron cinco años sin que las tarifas hubieran sido revisadas y reducidas. Cierto es que, al quedar en términos nominales a 2.50 pesos por minuto (y manteniendo la división de 1.90 para las redes móviles y los 60 centavos restantes para Telmex), el impacto inflacionario implicó una reducción, aunque insuficiente, en términos reales.

Pues resulta que finalmente la Cofetel se decidió con fundamento en la resolución de noviembre de 1998 y en la vigésimanovena de las Reglas del Servicio Local a revisar los costos de facturación y cobranza de Telmex, y concluyó que, a partir del 22 de noviembre pasado, la tarifa por hacer llamadas desde un teléfono fijo de Telmex a un teléfono celular bajo la modalidad "el que llama paga", se reduce de 2.50 pesos a 2.03 pesos por minuto, es decir, una disminución de 47 centavos por minuto. Así, Telmex sólo se quedará con 13 centavos y ya no con 60 centavos por minuto que había venido cobrando, y tendrá que continuar trasladando 1.90 pesos por minuto a las redes móviles.

Esta es una muy buena noticia aunque tardía para el consumidor. No así para Telmex, quien podría resentir una reducción en sus ingresos, conservadoramente, de alrededor de 3 mil millones de pesos al año por este concepto (según se desprende de sus propios informes financieros).

Con todo, lo que resulta inexplicable es la política de comunicación social de la Cofetel. Esta información aparece después de realizar nueve accesos dentro de la página electrónica de la comisión, pues hay que irse primero al índice tarifario; de ahí al servicio de telefonía local; luego directamente al vínculo de Telmex; después se entra a las tarifas para el servicio telefónico básico; acto seguido, hay que ir al libro tarifario de Telmex; de ahí, al apartado IV del Servicio Medido Local; a continuación, hay que pasar al rubro de llamadas a teléfonos celulares bajo la modalidad "el que llama paga" y, al llegar a la tarifa, remitirse al Folio 4456 mismo que, una vez abierto nos dice, con todas sus letras que, a partir del 22 de noviembre del 2004 (día de Santa Cecilia, patrona de los músicos), aplicará Telmex una tarifa por llamadas locales realizadas a teléfonos móviles contratados bajo la modalidad "el que llama paga" de 2.03 (dos pesos con 03/100 M.N) por minuto.

Si la noticia es buena para la gente; si se trata de una decisión debidamente tomada, y si obliga a Telmex desde el 22 de noviembre ¿por qué la Cofetel no la ha divulgado como debe ser? En cambio, reina ahora la confusión pues no se conocen los términos de la resolución con base en la cual se determinó la nueva tarifa, ni Telmex se ha dado por aludido, al menos públicamente, de dicha novedad. ¿O será que el silencio es porque se piensa dar marcha atrás? Es pregunta.

[email protected]



PUBLICIDAD.