aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Afrontan ‘embudo’ vial con resignación

Johana Robles| El Universal
Miércoles 01 de octubre de 2008
Muestra el video

Video: Capitalinos se acostumbran a embudos.

A diferencia de otros inicios de obra, los conductores que quedaron atrapados en avenida Revolución cruzaron el cierre parcial con calma y sin insultos

erika.perez@eluniversal.com.mx

Y el embudo se formó. El congestionamiento vial que se genera a lo largo de avenida Revolución en sus cruces con los ejes 5, 6 y 7 Sur, ayer simplemente se agravó, por lo que algunos automovilistas hasta mostraron signos de resignación.

Así fue el caso de Juan, quien es taxista, y comentó que sí sabía del inicio de las obras. “Está pesado, pero uno se tiene que acostumbrar”, atinó a decir mientras se le “metía” a un vehículo particular.

Los automovilistas que circulan a diario por avenida Revolución ayer incrementaron el tiempo de su recorrido por la reducción de carriles centrales entre 15 y 20 minutos. En ese lapso, pero en otro lugar de la ciudad, otros desayunan, se bañan o van al gimnasio.

Desde el eje 5 Sur hasta la calle Molinos, la circulación en Revolución iba a vuelta de rueda pese a que la Secretaría de Obras sólo cerró tres carriles de los ocho que tiene la avenida y sólo abarcó dos calles.

Pero con eso fue suficiente para desquiciar la vialidad.

Los encerrones y claxonazos son habituales en Revolución, sobre todo con el paso de los microbuses que están asentados afuera de la estación Mixcoac ddel Metro —donde en un año iniciarán las obras de la línea 12.

“Va a pasar mi cuate”, decía el chalán al aire para abrir paso a un camión que se incorporó a Revolución.

El embudo sólo llegó a Molinos, donde después había fluidez ya que algunos se van hacia Periférico, Insurgentes o siguen de largo.

A diferencia de otras obras, en esta ocasión no se escucharon tantos insultos como ocurrió con el arranque de los trabajos de la línea 12 del Metro en Ermita-Iztapalapa en su cruce con calzada de la Viga.

Pero esto no aminoró los problemas que tienen los capitalinos para circular en la ciudad. Una mujer, sin bajar la ventanilla de su camioneta, movió la mano en señal de desaprobación por las obras.

Se prevé que este panorama de caos vial empeore cuando en las próximas semanas se amplíe el cierre vehicular, ya que llegará hasta el eje 7 Sur en Extremadura, en la zona de Mixcoac.

Y esa reducción de carriles durará al menos 10 meses, en lo que se termina de construir el puente vehicular de mil 120 metros de longitud. Este es uno de los cinco pasos elevados que el gobierno del Distrito Federal construye a lo largo del sector sur del Circuito Interior.

Entonces, el paso lento se repite en al menos seis puntos a lo largo del también llamado Circuito del Bicentenario. Y en el resto de la ciudad ocurre en 94 vialidades.

 

 



comentarios
0